Visión reducida Panorama general

El objetivo del grupo de especialidades para visión reducida de Mayo Clinic es ayudarte a sacar el máximo provecho de tu visión.

Visión reducida significa tener una visión deficiente que no puede corregirse con anteojos, cirugía o medicamentos. La causa más común de la visión reducida es la degeneración macular, una enfermedad del envejecimiento que afecta la porción central del campo visual. Otras causas comunes son el glaucoma, las cataratas y la diabetes.

La visión reducida afecta a cada persona de manera diferente y requiere mirar más allá de los enfoques convencionales de mejora de la visión para enfocarse en el problema particular del paciente.

Evaluación

Una visita con un experto del grupo de especialidades para visión reducida de Mayo Clinic incluirá lo siguiente:

  • Examen y evaluación integrales para visión reducida. Es posible que un oftalmólogo ya te haya realizado un examen de la vista, pero durante una visita en el grupo de especialidades para visión reducida de Mayo Clinic, un médico te realizará un examen de la vista extenso y perfeccionado. Este examen ayuda a determinar con precisión qué lentes o dispositivos para la visión reducida te ayudarán a obtener la imagen más clara posible.
  • Seguimiento y remisión. Tal vez se te remita a un terapeuta ocupacional para que recibas capacitación en el uso de ayudas para la visión reducida, o un trabajador social médico puede remitirte a agencias u organizaciones en tu área que ayuden a personas con deficiencias visuales.

Visión reducida por sida

El equipo para visión reducida de Mayo Clinic puede ofrecerte una variedad de dispositivos, consejos prácticos e ideas innovadoras para ayudarte.

  • Lupas. Los dispositivos de aumento pueden ser de mano, independientes o montarse en una diadema o en los anteojos. También puedes usar lupas alrededor del cuello. Muchos modelos tienen luz o incorporan varios niveles de aumento.
  • Telescopios. Puedes probar cualquiera de una variedad de telescopios y binoculares en miniatura, algunos se usan como anteojos. Podrían ayudarte para ver en la distancia.
  • Anteojos especiales. Es posible que los lentes bifocales o trifocales con más aumento de lo normal te ayuden a ver mejor. O pueden resultarte mejores los anteojos de lectura prismáticos de alta potencia de "medio ojo". Ayudan a que los puntos buenos en un ojo cancelen los puntos malos en el otro.
  • Tecnología electrónica. Están disponibles muchas prótesis visuales de alta tecnología. Entre ellas, hay sistemas de lectura de video que amplían la letra 60 veces, telescopios de anteojos con enfoque automático y sistemas informáticos parlantes.
Oct. 26, 2021