Panorama general

Los trastornos craneofaciales son anomalías del rostro o la cabeza, provocados por defectos de nacimiento, enfermedad o traumatismo. La Clínica Craneofacial y para Labio Leporino o Paladar Hendido de Mayo Clinic del campus de Rochester, Minnesota, está dirigida por cirujanos plásticos y utiliza un enfoque de equipo multidisciplinario en el tratamiento de todos los tipos de trastornos craneofaciales, incluidos el labio y paladar hendidos.

Durante dos días, la Clínica Craneofacial y para Labio Leporino o Paladar Hendido lleva a cabo una evaluación completa de la afección de tu hijo. Los miembros del equipo se reúnen para analizar los resultados y recomendar un plan de tratamiento adaptado a las necesidades de tu hijo. Por ejemplo, el tratamiento puede incluir la cirugía o la remisión a un especialista local, como un dentista pediátrico.

Un trabajo en equipo centrado en tus necesidades

El equipo integral de Mayo incluye expertos de diversas especialidades, dependiendo de las necesidades de tu hijo. Otros miembros del equipo, que trabajan bajo la dirección de los cirujanos plásticos, pueden incluir especialistas en mandíbula y rostro (maxilofaciales) y cirugía bucal, ortodoncia, prótesis (por ejemplo, reparación artificial de orejas, ojos y narices), visión, audición, habla, neurocirugía, psicología, genética y servicios sociales.

Al tener todos estos conocimientos especializados en un solo lugar, centrados en tu hijo y en ti, no obtienes simplemente una opinión. Tu atención médica se analiza entre todo el equipo, los resultados de los exámenes están disponibles rápidamente y las citas médicas se programan de manera coordinada. Los especialistas trabajan en conjunto para ti.

Liderada por cirujanos plásticos, la Clínica Craneofacial y para Labio Leporino o Paladar Hendido proporciona una administración de casos integrada a fin de garantizar la calidad, la continuidad de la atención médica y el seguimiento a largo plazo. Un coordinador administrativo se desempeña como contacto principal con los pacientes y las familias, y programa citas y reuniones. Los coordinadores clínicos proporcionan educación, atención médica directa al paciente y brindan asistencia al paciente y su familia en la comprensión y la ejecución del plan de tratamiento.

Según las necesidades de tu hijo, puede que se incorporen a tu equipo especialistas de las siguientes áreas.

  • Genómica clínica: promueve una comprensión más clara de los trastornos congénitos y su repercusión en la familia.
  • Medicare: evalúa los antecedentes psicológicos y sociales, brinda asesoramiento, consejería y apoyo para ayudarte a ti y a tu hijo a lidiar con la situación y organiza los recursos comunitarios según sea necesario.
  • Neurocirugía: te informa y explica a ti y a tu hijo acerca del trastorno craneofacial específico y ofrece la planificación y programación adecuadas para la intervención quirúrgica.
  • Cirugía bucal y maxilofacial: analiza el crecimiento y desarrollo del rostro y la boca de tu hijo, y se encarga de la intervención quirúrgica en el momento oportuno.
  • Ortodoncia: proporciona tratamiento para problemas en los dientes y el rostro; para ello, toma en cuenta tanto la función como la apariencia.
  • Oftalmología: evalúa la visión y el funcionamiento de los ojos de tu hijo y recomienda tratamiento o dispositivos de asistencia, según corresponda.
  • Otorrinolaringología (oído, nariz y garganta u ORL): evalúa cómo recuperar y preservar la audición y recomienda dispositivos de audición adecuados.
  • Cirugía plástica y reconstructiva: te explica a ti y a tu hijo acerca del trastorno craneofacial específico, ofrece una planificación adecuada y la programación para la intervención quirúrgica, y restaura la función y las facciones, según sea necesario.
  • Prostodoncia: fabrica orejas, ojos y narices artificiales (protésicos), junto con prótesis para reemplazar dientes perdidos o tejido defectuoso en la boca de tu hijo.
  • Psicología: evalúa problemas de aprendizaje y conducta, y ofrece sugerencias de intervención o tratamiento a padres y docentes.
  • Patología del habla y del lenguaje: identifica retrasos o trastornos del habla o del lenguaje, lleva a cabo exámenes para identificar problemas en la producción de sonidos, recomienda intervenciones quirúrgicas relacionadas con el paladar blando y la garganta, y, además, brinda recomendaciones para el control en el hogar.

Otros tipos de atención médica coordinada

La Clínica Craneofacial y para Labio Leporino o Paladar Hendido coordina la atención médica, según sea necesario, en las siguientes áreas:

  • Expertos en el manejo del dolor. Si es necesario, Mayo Clinic ofrece, con una atención cuidadosa y compasiva, un enfoque de equipo multidisciplinario para prevenir y aliviar el dolor de tu hijo.
  • Atención médica centrada en el niño y enriquecedora. El Hospital Pediátrico Eugenio Litta de Mayo es un entorno acogedor para familias donde se ofrece espacio de apoyo para las familias, salas de juegos, una biblioteca para niños, clases particulares, eventos especiales y otros servicios.

Experiencia especializada y avanzada

Con amplia experiencia y pericia en trastornos craneofaciales y de labio leporino o paladar hendido, incluso en los casos más complicados, los especialistas de Mayo Clinic pueden brindar un plan de tratamiento personalizado para tu hijo.

Nuestros cirujanos de reconstrucción facial poseen la capacitación y las competencias necesarias para reparar y reconstruir los rasgos del rostro que están ausentes o deformes debido a lo siguiente:

  • Defectos de nacimiento
  • deformidades craneofaciales
  • Resección de cáncer de cabeza y cuello
  • Cirugía maxilofacial
  • Reconstrucciones microvasculares que fracasaron anteriormente
  • Terapia de radiación de cabeza y cuello
  • Traumatismos

En promedio, los cirujanos craneofaciales de Mayo Clinic realizan más de 1800 procedimientos cada año. Se enfatiza el uso de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, cuando sean adecuadas, como cirugías laparoscópicas avanzadas, cirugías toracoscópicas asistidas por video y cirugías robóticas.