La endarterectomía carotídea es un procedimiento para tratar la enfermedad de las arterias carótidas. Esta enfermedad ocurre cuando se acumulan depósitos de grasa o cera en una de las arterias carótidas. Las arterias carótidas son vasos sanguíneos que se encuentran a los costados del cuello (arterias carótidas).

Esta acumulación de placas (ateroesclerosis) puede reducir el flujo sanguíneo al cerebro. Al extraer las placas que causan el estrechamiento de la arteria se puede mejorar el flujo sanguíneo de la arteria carótida y reducir el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares.

En la endarterectomía carotídea, recibirás anestesia local o general. El cirujano realiza una incisión a lo largo de la parte delantera del cuello, abre la arteria carótida y extrae las placas que bloquean la arteria. Luego, repara la arteria con puntos o con un parche realizado a partir de una vena o un material artificial (parche de injerto).

A veces, los cirujanos pueden utilizar otra técnica denominada endarterectomía carotídea por eversión, en la cual la arteria carótida se corta y se voltea hacia afuera para extraer la placa. Luego, el cirujano vuelve a conectar la arteria.

Los médicos pueden recomendarte una endarterectomía carotídea si tienes más de un 60 por ciento de obstrucción en las arterias. Puedes experimentar síntomas o no. Tu médico evaluará tu enfermedad y determinará si eres candidato para una endarterectomía carotídea o no.

Los médicos podrían determinar que eres candidato para un procedimiento denominado angioplastia carotídea y colocación de stents en lugar de una endarterectomía carotídea. En este procedimiento, los médicos insertan un tubo delgado (catéter) con un pequeño balón en un vaso sanguíneo del cuello y lo hacen llegar a la arteria estrechada. Luego, el balón se infla para expandir la arteria y, en general, se inserta un pequeño tubo de malla metálica en espiral (stent) para evitar que la arteria se vuelva a estrechar.

Dec. 18, 2014