Inducir el trabajo de parto: cuándo esperar, cuándo inducir

¿Estás considerando inducir el trabajo de parto? Infórmate sobre quién es una buena candidata para inducir el trabajo de parto y por qué la intervención no es adecuada para todas las mujeres.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La naturaleza controla la mayoría de los aspectos del trabajo de parto, pero a veces necesita un empujoncito. Si el profesional de salud decide que tú y tu bebé se beneficiarán con un parto temprano, podría recomendar inducir el trabajo de parto.

¿Por qué podría necesitar una inducción?

La inducción del trabajo de parto — también conocida como inducir el parto — es la estimulación de las contracciones uterinas durante el embarazo, antes de que comience el trabajo de parto por sí mismo para lograr el parto vaginal. Tu profesional de salud podría recomendar una inducción del parto por varios motivos, principalmente cuando hay una preocupación por tu salud o la del bebé. Por ejemplo:

  • Ya pasaron casi dos semanas de la fecha prevista para el parto, y el trabajo de parto no ha comenzado en forma natural (embarazo post-término)
  • Rompiste aguas, pero el trabajo de parto no ha comenzado (ruptura prematura de las membranas)
  • Tienes una infección en el útero (corioamnionitis)
  • El bebé dejó de crecer al ritmo esperado (restricción del desarollo fetal)
  • No hay suficiente líquido amniótico alrededor del bebé (oligohidramnios)
  • Tienes diabetes
  • Tienes un trastorno relacionado con presión arterial alta
  • La placenta se despega de la pared interna del útero antes del parto, en forma parcial o completa (desprendimiento de placenta)
  • Padeces de un trastorno como enfermedad renal u obesidad

¿Puedo esperar que el trabajo de parto comience de forma natural?

Por lo general, la naturaleza prepara el cuello del útero para el parto en la forma más eficiente y estable. Sin embargo, inducir el trabajo de parto podría ser la mejor opción si el profesional de salud está preocupado por tu salud o la del bebé, o si el embarazo se pasa dos semanas de la fecha de parto.

¿Por qué es preocupante que se pase dos semanas? Si un embarazo dura más de 42 semanas, el líquido amniótico puede comenzar a disminuir y aumenta el riesgo de tener un bebé mucho más grande de lo normal (macrosomia fetal). También hay mayor riesgo de tener que hacer una cesárea, de que el bebé inhale materia fecal (meconio) y de que nazca muerto.

June 20, 2017 See more In-depth