Parto en casa: conoce las ventajas y las desventajas

¿Te preguntas si el parto en casa planificado es adecuado para ti? Infórmate acerca de lo que implica un parto en casa, cuáles son los posibles riesgos y cómo puedes prepararte para el gran día.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si estás considerando tener un parto en casa planificado, es probable que tengas algunas preguntas. ¿Es seguro? ¿Necesitarás una comadrona o doula? ¿Cómo puedes elaborar un plan de contingencia? Averigua qué implica un parto en casa planificado y cómo decidir si este método de dar a luz es el indicado para ti.

¿Qué ocurre durante el parto en casa planificado?

Durante un parto en casa planificado darás a luz en tu casa, en vez de en un hospital o un centro de natalidad. Una comadrona preparada o, en algunos casos, un médico tendrán que brindarte asistencia durante el trabajo de parto y el parto para ayudar a asegurar tu salud y la de tu bebé.

Durante la atención médica prenatal, el profesional de salud revisará una lista de enfermedades durante el embarazo y el trabajo de parto que requerirían tratamiento por un médico y pondrían en peligro la seguridad de un parto en casa planificado. Tu profesional de salud también revisará los desafíos que pueden ocurrir durante el parto y cómo los manejará (en comparación con un hospital), así como los posibles riesgos de salud para ti y para tu bebé.

Durante el trabajo de parto, el profesional de salud controlará periódicamente, en lugar de hacerlo de manera continua, la temperatura, el pulso, la presión arterial y la frecuencia cardíaca de tu bebé. Después del parto, estarás cerca de tu bebé. El profesional de salud examinará al recién nacido y determinará si tiene que ser trasladado a un hospital. Además, el profesional de salud te dará información sobre cómo cuidar al recién nacido. La atención médica de seguimiento podría comprender visitas domiciliarias y apoyo para la lactancia.

¿Por qué las mujeres escogen el parto en casa planificado?

Puedes escoger un parto en casa planificado por diversos motivos:

  • El deseo de dar a luz en un entorno tranquilo y familiar, rodeada de la gente que deseas
  • El deseo de usar tu propia ropa, darte una ducha o un baño, comer, beber y moverte con libertad durante el trabajo de parto
  • El deseo de controlar tu postura en el trabajo de parto y otros aspectos del proceso de parto
  • El deseo de dar a luz sin intervención médica; por ejemplo, sin recibir analgésicos
  • Mandatos o asuntos culturales o religiosos
  • Antecedentes de trabajo de parto rápido
  • Menor costo

¿Hay situaciones en las que no se recomienda un parto en casa planificado?

Un parto en casa planificado no es adecuado para todas las personas. El profesional de salud podría advertirte contra un parto en casa planificado en los siguientes casos:

  • Si tienes diabetes, hipertensión crónica, un trastorno convulsivo o cualquier enfermedad crónica
  • Si te realizaron una cesárea anteriormente
  • Si tienes una complicación del embarazo, como preeclampsia
  • Si tienes un embarazo múltiple o tu bebé no se coloca en una posición de cabeza para el parto
  • Si tienes menos de 37 semanas o más de 41 semanas de embarazo
June 20, 2014 See more In-depth