La fibrilación ventricular es un problema del ritmo cardíaco que ocurre cuando el corazón late con impulsos eléctricos rápidos y erráticos. Esto hace que las cavidades de bombeo del corazón (los ventrículos) se agiten con pulsaciones ineficaces, en lugar de bombear sangre. A veces desencadenada por un ataque cardíaco, la fibrilación ventricular hace que la presión arterial caiga rápidamente, lo que interrumpe el suministro de sangre a los órganos vitales.

La fibrilación ventricular, una emergencia que requiere atención médica inmediata, hace que la persona se desplome en segundos. Es la causa más frecuente de muerte súbita por ataque cardíaco. El tratamiento de emergencia comprende la resucitación cardiopulmonar y choques al corazón con un dispositivo llamado «desfibrilador».

Para quienes corren riesgo de sufrir fibrilación ventricular, los tratamientos comprenden medicamentos y dispositivos implantables que pueden restaurar el ritmo cardíaco normal.

Nov. 01, 2014