Diversos problemas de salud pueden provocar dolor de pecho. En muchos casos, la causa de fondo no tiene nada que ver con el corazón, aunque no es fácil determinar esto sin consultar con un médico.

Dolor de pecho relacionado con el corazón

Aunque, por lo general, se atribuye el dolor de pecho a la enfermedad cardíaca, muchas personas que padecen de enfermedad cardíaca dicen que sienten una leve molestia para la cual la palabra «dolor» no pareciera ser una descripción adecuada. Por lo general, la molestia en el pecho relacionada con un ataque cardíaco o con otro problema cardíaco se puede describir o relacionar con una o más de las siguientes:

  • Presión, inflamación u opresión en el pecho
  • Dolor intenso o agudo que se extiende hasta la espalda, el cuello, la mandíbula, los hombros y los brazos, especialmente el brazo izquierdo
  • Dolor que dura más de unos pocos minutos, empeora con la actividad, desaparece y vuelve a parecer o varía en intensidad
  • Dificultad para respirar
  • Sudor frío
  • Mareos o debilidad
  • Náuseas o vómitos

Otros tipos de dolor de pecho

Puede ser difícil diferenciar el dolor de pecho relacionado con un problema cardíaco de otros tipos de dolor de pecho. Sin embargo, el dolor de pecho que es menos probable que esté relacionado con un problema cardíaco generalmente se asocia con lo siguiente:

  • Un sabor agrio o sensación de que los alimentos vuelven a la boca
  • Problemas para tragar
  • Dolor que mejora o empeora cuando cambias la posición del cuerpo
  • Dolor que se intensifica cuando respiras profundo o cuando toses
  • Sensibilidad cuándo te oprimes el pecho

Los síntomas clásicos del ardor de estómago (una sensación de ardor dolorosa detrás del esternón) se pueden producir debido a problemas en el corazón o en el estómago.

Cuándo consultar con el médico

Si sientes un dolor en el pecho nuevo o sin causa aparente, o si sospechas que estás teniendo un ataque cardíaco, busca ayuda médica de urgencia de inmediato.

Nov. 26, 2014