Descripción general

La fractura de costilla es una lesión frecuente que ocurre cuando uno de los huesos de la caja torácica se quiebra o se fisura. La causa más frecuente es el traumatismo de pecho, como una caída, un accidente automovilístico o impacto durante la práctica de deportes de contacto.

En muchos casos, las costillas fracturadas en realidad están solamente fisuradas. Si bien son dolorosas, las fisuras de costilla no son potencialmente tan peligrosas como las costillas que se han fracturado en partes pequeñas. Los bordes irregulares de un hueso fracturado pueden dañar los vasos sanguíneos u órganos internos principales, como los pulmones.

En la mayoría de los casos, las costillas fracturadas se curan por sí solas en uno o dos meses. Un adecuado control del dolor es importante para que puedas continuar respirando profundamente y evitar complicaciones pulmonares, como la neumonía.

Síntomas

El dolor asociado con una fractura de costilla generalmente se produce o empeora cuando:

  • Respiras profundamente
  • Presionas sobre la zona lesionada
  • Inclinas o giras el cuerpo

Cuándo consultar con el médico

Consulta con el médico si aparece un punto muy sensible en la zona de las costillas después de un traumatismo, o si tienes dificultad para respirar o dolor al respirar de manera profunda.

Busca atención médica de inmediato si sientes presión, inflamación o dolor opresivo en el centro del pecho que dura más de unos pocos minutos o dolor que se extiende más allá del pecho y llega al hombro o al brazo. Estos síntomas pueden indicar un ataque cardíaco.

Causas

La causa más frecuente de las fracturas de costillas son los impactos directos, como aquellos de los accidentes automovilísticos, las caídas, el maltrato infantil o los deportes de contacto. Las costillas también pueden fracturarse por traumatismos reiterados de deportes como el golf y el remo o debido a la tos intensa y prolongada.

Factores de riesgo

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de fractura en una costilla:

  • Osteoporosis. Tener esta enfermedad en la que los huesos pierden su densidad te hace más propenso a tener alguna fractura ósea.
  • Práctica de deportes. Practicar deportes de contacto, tales como hockey o fútbol, aumenta el riesgo de sufrir un traumatismo en el pecho.
  • Lesión cancerosa en una costilla. Una lesión cancerosa puede debilitar el hueso y hacer que sea más propenso a las fracturas.

Complicaciones

Una costilla fracturada puede dañar los vasos sanguíneos y los órganos internos. El riesgo aumenta con la cantidad de costillas fracturadas. Las complicaciones varían según qué costillas te fractures. Algunas de las posibles complicaciones son las siguientes:

  • Rotura o perforación de la aorta. El borde filoso de una fractura en una de las tres primeras costillas en la parte superior de la caja torácica podría romper la aorta u otro vaso sanguíneo importante.
  • Perforación del pulmón. El borde irregular de una costilla media fracturada puede perforar un pulmón y hacer que colapse.
  • Desgarro del bazo, del hígado o de los riñones. Las dos costillas inferiores en raras ocasiones se fracturan, porque tienen más flexibilidad que las costillas superiores y medias, que se encuentras fijadas al esternón. Pero si te fracturas una costilla inferior, los bordes rotos pueden provocar daños graves en el bazo, en el hígado o en un riñón.

Prevención

Las siguientes medidas pueden ayudarte a evitar una fractura de costilla:

  • Protégete de las lesiones atléticas. Usa equipo protector cuando hagas deportes de contacto.
  • Reduce el riesgo de caídas en el hogar. Ordena el desorden de los pisos de tu hogar y limpia de inmediato todo lo que caiga en el suelo, usa tapete de goma en la ducha, mantén una buena iluminación en el hogar y coloca refuerzos antideslizantes en las alfombras y tapetes.
  • Fortalece los huesos. Obtener suficiente calcio y vitamina D en tu dieta es importante para mantener los huesos fuertes. El objetivo es consumir 1200 miligramos de calcio y 600 unidades internacionales de vitamina D a diario de alimentos y suplementos.