Si has sufrido una lesión de médula espinal, puedes beneficiarte con una terapia que te ayudará a mejorar la función física en las extremidades superiores (hombros, brazos, antebrazos, muñecas y manos).

Los terapeutas utilizan varias técnicas para restaurar el movimiento necesario en tu vida diaria, tales como la reeducación de los nervios, el fortalecimiento de los músculos, el entrenamiento de tareas y entre otras. Los terapeutas trabajan contigo para reducir las complicaciones a largo plazo y te ayudan a recobrar la capacidad de llevar a cabo el cuidado personal y las actividades diarias.

March 11, 2015