Prueba de esfuerzo

Prueba de esfuerzo

En una prueba de esfuerzo, se te colocan electrodos en el pecho para detectar el ritmo cardíaco. Un enfermero o un técnico observará tus latidos en un monitor mientras haces ejercicio. Si el médico indica una prueba de esfuerzo nuclear, también recibirás una inyección con una sustancia de contraste radioactiva que permite visualizar el flujo sanguíneo en el músculo cardíaco.