Prueba de esfuerzo

Ilustración de un hombre sometiéndose a una prueba de esfuerzo

En una prueba de esfuerzo, se colocan electrodos en el pecho para detectar el ritmo cardíaco. Un enfermero o un técnico observará tu latido en un monitor mientras ejercitas. Si tu médico solicita una prueba de esfuerzo nuclear, también recibirás una dosis de colorante radiactivo que muestra el flujo sanguíneo en tu músculo cardíaco.