Descripción general

La terapia sexual es un tipo de psicoterapia, un término general para el tratamiento de los problemas de salud mental mediante el diálogo con un profesional de salud mental. A través de la terapia sexual, puedes abordar tus inquietudes sobre la función sexual, los sentimientos sexuales y la intimidad, ya sea en una terapia individual o en una terapia conjunta con tu pareja. La terapia sexual puede ser eficaz para personas de cualquier edad, sexo u orientación sexual.

Quienes brindan la terapia sexual suelen ser psicológicos, asistentes sociales, médicos o terapeutas con licencia que tienen una formación especial en cuestiones relacionadas con el sexo y las relaciones. Los terapeutas sexuales certificados completaron una licenciatura y pueden demostrar sus competencias en terapia sexual mediante la acreditación de la American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists (Asociación Estadounidense de Educadores, Asesores y Terapeutas Sexuales, AASECT).

Los terapeutas sexuales certificados no establecen ningún contacto sexual con los clientes, tanto en el consultorio como en cualquier otro lugar. La orientación sexual que implica el contacto físico no forma parte de la terapia sexual convencional.

La terapia sexual suele ser a corto plazo, con una cantidad limitada de sesiones. El plan de tratamiento depende de las inquietudes que deban abordarse.

Por qué se realiza

La terapia sexual puede ayudarte a resolver distintos problemas sexuales, desde inquietudes acerca de la función sexual o cómo te sientes hasta la forma en que te relacionas con tu pareja. Mediante la terapia sexual, puedes enfocarte en este tipo de problemas:

  • Cuestiones relacionadas con el deseo o la excitación sexual
  • Cuestiones relacionadas con los intereses sexuales o la orientación sexual
  • Conducta sexual impulsiva
  • Disfunción eréctil
  • Eyaculación precoz (eyacular antes de tiempo)
  • Dificultad con la excitación sexual
  • Problemas para llegar al orgasmo (anorgasmia)
  • Relaciones sexuales dolorosas (dispareunia)
  • Problemas en la intimidad relacionados con una discapacidad o enfermedad crónica
  • Problemas relacionados con experiencias sexuales previas no deseadas

Cómo te preparas

Puedes pedirle al profesional de salud primaria una derivación a un terapeuta sexual o averiguar con un hospital local o centro médico si tienen una clínica de medicina sexual. Tu seguro de salud o programa de asistencia del empleado también podrían ofrecer recomendaciones.

Como otra opción podrías verificar con una organización profesional como AASECT (American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists, Asociación Estadounidense de Educadores, Asesores y Terapeutas Sexuales). También puedes buscar en los sitios web de organizaciones profesionales de psicólogos, asistentes sociales clínicos con licencia y psiquiatras para ubicar a un proveedor con licencia y capacitado en terapia sexual.

Antes de programar las sesiones con un terapeuta, considera si el terapeuta va a ser adecuado para ti. Podrás realizar preguntas como las que se detallan a continuación.

  • Educación y experiencia. ¿Cuáles son tus antecedentes académicos y de capacitación? ¿Tienes autorización estatal? ¿Tienes credenciales de la AASECT? ¿Qué experiencia tienes con mi problema sexual en particular?
  • Logística. ¿Dónde está tu consultorio? ¿Cuál es el horario de atención en tu consultorio?
  • Plan de tratamiento. ¿Cuánto dura cada sesión? ¿Con qué frecuencia se programan las sesiones? ¿Cuánto tiempo podría esperar que continúe el tratamiento? ¿Cuál es la política en cuanto a cancelación de sesiones?
  • Honorarios y seguro médico. ¿Cuánto cuesta cada sesión? ¿Tus servicios están cubiertos por mi plan de seguro médico? ¿Debo pagar la tarifa completa por adelantado?

Antes de la consulta

Prepárate para tu consulta haciendo una lista de lo siguiente:

  • Detalles de tu problema, como por ejemplo cuándo comenzó, si está siempre presente o aparece y desaparece, los profesionales que has visto y los tratamientos que has probado junto con sus resultados
  • Información personal clave, como por ejemplo tus enfermedades médicas y cualquier estrés importante o cambio reciente en la vida
  • Todos los medicamentos que tomas, lo que incluye medicamentos de venta libre, vitaminas, otros suplementos o preparaciones a base de hierbas, y sus dosis
  • Preguntas para hacer a tu terapeuta sobre tus inquietudes sexuales

Lo que puedes esperar

Es posible que comiences la terapia sexual describiendo tus preocupaciones sexuales específicas. Los problemas sexuales pueden ser complicados, y el terapeuta debe contar con una idea clara de todos los factores involucrados. Una vez que el terapeuta comprenda la situación, analizará maneras de resolver tus preocupaciones y mejorar tu comunicación e intimidad.

Hablar sobre sexo e intimidades puede ser incómodo al principio. Pero los terapeutas sexuales certificados están capacitados para que te sientas a gusto y para identificar y analizar las preocupaciones sexuales.

Si tienes una relación, generalmente es muy útil incluir a tu pareja en las reuniones con el terapeuta sexual. Tal vez les asignen a ti y a tu pareja una serie de ejercicios para hacer en casa, como por ejemplo:

  • Ejercicios de comunicación con tu pareja
  • Tomarse las cosas con calma y concentrarse en lo que sienten durante los encuentros íntimos (técnicas de consciencia plena)
  • Leer artículos o ver videos educativos sobre salud sexual
  • Cambiar la manera de interactuar con tu pareja, tanto desde el punto de vista sexual como del no sexual

La terapia sexual suele ser a corto plazo. Algunas inquietudes pueden abordarse rápidamente, en unas pocas consultas. No obstante, comúnmente se necesitan varias sesiones de terapia psicológica.

A medida que avanza la terapia sexual, puedes usar las experiencias en tu hogar para identificar más inquietudes y mejorarlas con la terapia. Recuerda que la orientación sexual que implica el contacto físico no forma parte de la terapia sexual convencional y se opone a la ética de los profesionales de salud mental con licencia.

Otras cuestiones

Ten presente que las preocupaciones sobre las relaciones sexuales y la intimidad están vinculadas con cuestiones ocultas, como el estrés, la ansiedad o la depresión. En otros casos, la función sexual se ve afectada por enfermedades crónicas, los efectos secundarios de los medicamentos, la cirugía o el envejecimiento.

Según cuáles sean tus inquietudes y tu salud física, consultar exclusivamente con un terapeuta sexual puede ser suficiente, o tu terapeuta sexual puede integrar un equipo de profesionales del cuidado de la salud. Los medicamentos pueden ayudar con determinados problemas sexuales. Realizar una evaluación médica completa puede ayudar a determinar la naturaleza del problema y las opciones de tratamiento que podrían ser adecuadas.

Resultados

Mediante la terapia sexual, puedes aprender a expresar tus inquietudes de manera clara, a comprender mejor tus propias necesidades sexuales y a entender mejor las necesidades sexuales de tu pareja.

Recuerda que una terapia sexual eficaz requiere confianza y buena comunicación con tu terapeuta. Si no sientes el entendimiento suficiente con tu terapeuta para llegar a resolver eficazmente tus inquietudes, considera buscar otro terapeuta.

Aug. 15, 2017
References
  1. Holloway V, et al. Sex drive and sexual desire. Current Opinion in Psychiatry. 2015;28:424.
  2. Membership FAQs. American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists. https://www.aasect.org/top-faqs. Accessed Dec. 14, 2015.
  3. What does a sex therapist do? NHS Choices. http://www.nhs.uk/chq/Pages/1683.aspx?CategoryID=68. Accessed Dec. 14, 2015.
  4. Sexual health fundamentals: Sex therapy for non-sex therapists. Association of Reproductive Health Professionals. https://www.arhp.org/publications-and-resources/clinical-fact-sheets/shf-therapy. Accessed Dec. 14, 2015.
  5. Sex therapy and counseling. The North American Menopause Society. http://www.menopause.org/for-women/sexual-health-menopause-online/effective-treatments-for-sexual-problems/sex-therapy-and-counseling. Accessed Dec. 14, 2015.
  6. Althof SE. Sex therapy and combined (sex and medical) therapy. Journal of Sexual Medicine. 2011;8:1827.
  7. Fruhauf S, et al. Efficacy of psychological interventions for sexual dysfunction: A systematic review and meta-analysis. Archives of Sexual Behavior. 2013;42:915.
  8. Rullo J (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Dec. 17, 2015.
  9. Faubion SS (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Dec. 17, 2015.

Terapia sexual