Descripción general

El anillo vaginal es un dispositivo hormonal de control de la natalidad (anticonceptivo) para mujeres. Es un anillo de plástico flexible, sin látex, que se inserta en la vagina. Contiene las hormonas estrógeno y progesterona, que se liberan durante un período de tres semanas. Utilizas el anillo vaginal durante tres semanas y luego lo retiras, para permitir que se produzca la menstruación, y luego insertas un nuevo anillo después de una semana.

De manera similar a las píldoras anticonceptivas combinadas, el anillo vaginal evita el embarazo al liberar hormonas en el cuerpo. Las hormonas suprimen la ovulación para evitar que los ovarios liberen un óvulo.

Las hormonas de un anillo vaginal también podrían:

  • Espesar la mucosa cervical para evitar que el esperma llegue al óvulo
  • Adelgazar el revestimiento del útero (endometrio) para evitar la implantación de un óvulo fecundado

Hay dos anticonceptivos hormonales de anillo vaginal aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos y disponibles en los Estados Unidos: NuvaRing y Annovera. Para usar estos productos, necesitarás una receta de tu proveedor de atención médica.

Por qué se realiza

Los anillos vaginales ayudan a prevenir el embarazo. Estos son algunos de sus beneficios:

  • Son cómodos y fáciles de usar
  • No es necesario recordar tomar una píldora diariamente
  • No requieren un ajuste personalizado
  • Eliminan la necesidad de interrumpir la actividad sexual para la anticoncepción
  • Se pueden extraer en cualquier momento, tras lo cual se recuperará la fertilidad rápidamente
  • Son seguros para las mujeres con alergias al látex
  • No parecen causar aumento de peso
  • Tienen menos probabilidades de causar sangrados irregulares que las píldoras anticonceptivas hormonales combinadas orales
  • Proporciona al cuerpo un valor de hormonas más pequeño que otros tipos de anticonceptivos, y esto puede reducir el riesgo de efectos secundarios

Los anillos vaginales no son apropiados para todas. Tu proveedor de atención médica puede desaconsejar el uso de anillos vaginales en los siguientes casos:

  • Tienes más de 35 años y fumas
  • Eres sensible a cualquier componente del anillo vaginal
  • Estás tomando ciertos medicamentos para la hepatitis C
  • Estás por someterte a una cirugía importante por la que quedarás inmovilizada durante un período prolongado

Los anillos vaginales tampoco son recomendables si tienes determinadas afecciones de salud, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Diabetes con complicaciones relacionadas con los vasos sanguíneos
  • Antecedentes de coágulos sanguíneos
  • Antecedentes de cáncer de mama, útero u otra enfermedad hepática
  • Antecedentes de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular
  • Migrañas con aura o, si tienes más de 35 años, cualquier migraña
  • Presión arterial alta no controlada
  • Sangrado vaginal sin causa aparente

Además, informa a tu proveedor de atención médica si fumas o tienes lo siguiente:

  • Antecedentes de síndrome del choque tóxico
  • Cualquier afección que te predisponga a la irritación vaginal
  • Depresión
  • Enfermedad de la vesícula biliar o del corazón
  • Colesterol o triglicéridos altos
  • Presión arterial alta

Riesgos

En un año de uso habitual de un anillo vaginal, aproximadamente 1 de cada 100 mujeres quedan embarazadas. El anillo vaginal no sirve como protección contra infecciones de transmisión sexual.

Por lo general, los anillos vaginales se toleran muy bien, pero algunos de los posibles efectos secundarios son los siguientes:

  • Sangrado leve o manchado intermenstrual
  • Irritación o infección vaginal
  • Aumento del flujo vaginal
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Depresión
  • Disminución del deseo sexual
  • Sensibilidad en los senos
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Aumento del riesgo de problemas de coagulación, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, cáncer de hígado, enfermedad de la vesícula biliar y síndrome del choque tóxico

Llama a tu proveedor de atención médica de inmediato si tienes:

  • Dolor de piernas que no se va
  • Dificultad repentina para respirar
  • Dolor intenso o presión en el pecho
  • Dolor de cabeza intenso y repentino, a diferencia de los dolores de cabeza habituales
  • Debilidad o entumecimiento de un brazo o una pierna, o problemas para hablar
  • Picazón u olor vaginal fétido
  • Ausencia de dos períodos menstruales u otros posibles signos de embarazo

Cómo prepararse

Tu proveedor de atención médica revisará tus antecedentes médicos y te medirá la presión arterial. Habla con tu proveedor de atención médica sobre cualquier medicamento que estés tomando, incluso los medicamentos sin receta y los productos herbales.

Tu proveedor de atención médica determinará el momento adecuado para comenzar a usar un anillo vaginal según tu ciclo menstrual y tu método anticonceptivo anterior. Es posible que tengas que realizarte una prueba de embarazo y usar un método anticonceptivo no hormonal complementario durante una semana cuando comiences a usar un anillo vaginal.

Un método anticonceptivo complementario puede no ser necesario si anteriormente utilizaste píldoras anticonceptivas combinadas o el parche cutáneo (Xulane), y colocas un anillo vaginal en cualquier día hasta el día en que hubieras comenzado el nuevo paquete de píldoras o te hubieras aplicado un nuevo parche cutáneo.

Lo que puedes esperar

Para colocar un anillo vaginal:

  • Busca una posición cómoda, ya sea de pie con una pierna levantada, en cuclillas o acostada. Separa los labios vulvares con una mano. Con la otra mano, aprieta los lados opuestos del anillo vaginal con el pulgar y el dedo índice.
  • Empuja suavemente el anillo vaginal hacia adentro de la vagina. Un aplicador, similar a un tampón, puede ayudarte a colocarlo. La posición exacta del anillo no modifica su efectividad.
  • Si sientes molestias, intenta empujar el anillo vaginal más profundamente dentro de la vagina.
  • Deja el anillo colocado durante tres semanas.
  • No es necesario quitar el anillo vaginal durante las relaciones sexuales. Pero si lo prefieres, puedes quitar el anillo por hasta tres horas y luego reinsertarlo.

Para quitar un anillo vaginal:

  • Coloca el dedo índice en forma de gancho debajo del borde del anillo o sujeta el anillo con el dedo índice y el dedo mayor, y extráelo suavemente.
  • Desecha el anillo vaginal utilizado. No lo arrojes por el inodoro.
  • Espera una semana para colocar un nuevo anillo. El sangrado por deprivación generalmente comienza dos o tres días después de quitar el anillo. Es posible que el sangrado continúe cuando insertes el anillo nuevo.

Si el anillo vaginal se cae accidentalmente, límpialo con agua fría o tibia, no caliente, y vuelve a colocarlo antes de las dos horas en el caso de Annovera o tres horas en el caso de NuvaRing.

Si el anillo vaginal permanece fuera de la vagina por más de dos horas (en el caso de Annovera) o tres horas (en el caso de NuvaRing):

  • Vuelve a colocar el anillo vaginal tan pronto como sea posible y usa un método anticonceptivo complementario durante una semana, si la expulsión ocurre durante la primera o segunda semana de uso del anillo vaginal.
  • Desecha el anillo si la expulsión ocurre durante la tercera semana de uso del anillo vaginal. Puedes empezar a usar un nuevo anillo de inmediato, lo que podría causar manchas o hemorragias prolongadas. Usa un método anticonceptivo complementario hasta que hayas usado el anillo nuevo durante siete días consecutivos.

O bien, si usaste el anillo vaginal continuamente durante al menos siete días antes de la expulsión, puedes:

  • Desechar el anillo y esperar hasta siete días desde el momento en que el anillo fue extraído o expulsado para insertar un anillo nuevo. Presentarás sangrado por deprivación.
  • Usa un método anticonceptivo complementario hasta que uses el anillo nuevo durante siete días consecutivos.

El médico probablemente te recomendará que lo revises regularmente para asegurarte de que el anillo vaginal esté en su lugar; por ejemplo, antes y después de las relaciones sexuales. Si el anillo se rompe, deséchalo y usa uno nuevo.

Puedes usar un tampón mientras utilizas un anillo vaginal. Pero no uses un diafragma como método anticonceptivo complementario mientras usas un anillo vaginal porque el anillo puede interferir en la colocación del diafragma.

El proveedor de atención médica podría recomendarte que te realices un control anual de la presión arterial mientras usas el anillo vaginal.

May 05, 2020
  1. Hatcher RA, et al., eds. Contraceptive patch and vaginal contraceptive ring. In: Contraceptive Technology. 21st ed. Ayer Company Publishers; 2018.
  2. Kerns J, et al. Hormonal contraceptive vaginal rings. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 13, 2019.
  3. Melmed S, et al. Hormonal contraception. In: Williams Textbook of Endocrinology. 13th ed. Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 13, 2019.
  4. NuvaRing (prescribing information). Whitehouse Station, N.J.: Merck & Co. Inc.; 2019. https://www.nuvaring.com/prescribing-information/. Accessed Oct. 13, 2019.
  5. Annovera (prescribing information). Boca Raton, FL: TherapeuticsMD; 2019. https://www.annoverahcp.com/?_ga=2.187971873.881390990.1572116215-746732437.1571006681. Accessed Oct. 13, 2019.

Anillo vaginal