Descripción general

La terapia hormonal para el cáncer de próstata es un tratamiento para evitar que la hormona masculina, la testosterona, llegue a las células del cáncer de próstata en el cuerpo. La terapia hormonal para el cáncer de próstata también se conoce como «terapia de privación de andrógenos».

La mayoría de las células del cáncer de próstata depende de la testosterona para su crecimiento. La terapia hormonal interrumpe el suministro de testosterona o evita que la testosterona llegue a las células cancerosas, lo cual provoca la muerte o el crecimiento más lento de las células cancerosas.

En la terapia hormonal para el cáncer de próstata, se pueden indicar medicamentos o posibles cirugías para extraer los testículos.

Por qué se realiza

Se utiliza la terapia hormonal para el cáncer de próstata para que tu cuerpo deje de producir la hormona masculina testosterona, que estimula el crecimiento de las células cancerosas de próstata.

Tu médico puede sugerirte la terapia hormonal para el cáncer de próstata como una opción en diferentes momentos durante el tratamiento oncológico y por diferentes razones.

La terapia hormonal se puede utilizar:

  • En el cáncer de próstata avanzado (metastásico), para encoger el cáncer y desacelerar el crecimiento de tumores, ya que esto podría aliviar signos y síntomas
  • En el cáncer de próstata que reaparece después del tratamiento
  • En el cáncer de próstata localmente avanzado, para hacer más eficaz la radioterapia de haz externa
  • En aquellos casos con alto riesgo de reaparición después del tratamiento inicial, para reducir el riesgo

Riesgos

Los efectos secundarios de la terapia hormonal para el cáncer de próstata pueden comprender los siguientes:

  • Pérdida de masa muscular
  • Aumento de grasa corporal
  • Pérdida del deseo sexual
  • Disfunción eréctil
  • Adelgazamiento de huesos, que puede provocar fracturas de los huesos
  • Sofocos
  • Disminución del vello corporal, genitales más pequeños y crecimiento del tejido mamario
  • Fatiga
  • Cambios de comportamiento
  • Problemas con el metabolismo

Dosificación intermitente

Para minimizar los efectos secundarios de los medicamentos para la terapia hormonal, tu médico puede recomendarte tomarlos únicamente hasta que el cáncer de próstata responda al tratamiento. Es probable que necesites reanudar la toma de estos medicamentos si la enfermedad reaparece o avanza.

Las primeras investigaciones demuestran que la dosificación intermitente de medicamentos para la terapia hormonal puede reducir los riesgos de padecer efectos secundarios. Sin embargo, se necesitan estudios adicionales para determinar los beneficios de supervivencia a largo plazo de la terapia intermitente.

Tu médico puede sugerir la dosificación intermitente en los siguientes casos:

  • Tienes un nivel elevado de antígeno prostático específico en la sangre, pero no hay evidencias de cáncer diseminado
  • Hay evidencias de cáncer diseminado, pero la supervivencia es un factor secundario para ti en comparación con la calidad de vida

Cómo te preparas

Si piensas en la terapia hormonal para el cáncer de próstata, analiza las opciones con tu médico. Los enfoques sobre la terapia hormonal para el cáncer de próstata incluyen:

  • Medicamentos que le impiden al cuerpo producir testosterona. Algunos medicamentos, conocidos como agonistas y antagonistas de hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH) u hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) le impiden a las células del cuerpo recibir las órdenes de generar testosterona. En consecuencia, los testículos dejan de producir testosterona.
  • Medicamentos que impiden que la testosterona llegue a las células cancerosas. Estos medicamentos, conocidos como antiandrógenos, por lo general se administran junto con agonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante. Esto es así porque los agonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante pueden causar un incremento temporario en la testosterona antes de que disminuyan los niveles de testosterona.
  • Cirugía para extirpar los testículos (orquiectomía). Extirpar los testículos reduce los niveles de testosterona en el cuerpo de una manera rápida y significativa. Pero a diferencia de las opciones de medicamentos, la cirugía para extirpar los testículos es permanente e irreversible.

Lo que puedes esperar

Agonistas y antagonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante

Los medicamentos agonistas y antagonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante le impiden a tu cuerpo producir testosterona.

Estos medicamentos se inyectan debajo de la piel o en el músculo todos los meses, cada tres meses o cada seis meses. O se pueden colocar como un implante debajo de la piel que de a poco libera el medicamento durante largos períodos de tiempo.

Estos medicamentos incluyen:

  • Leuprolide (Lupron, Eligard)
  • Goserelina (Zoladex)
  • Triptorelina (Trelstar)
  • Degarelix (Firmagon)

Los niveles de testosterona pueden aumentar fugazmente (brote) durante algunas semanas luego de recibir un agonista de la hormona liberadora de hormona luteinizante. El Degarelix es una excepción ya que no provoca un brote de testosterona.

Es muy importante disminuir el riesgo de un brote si estás sintiendo dolor u otro síntoma debido al cáncer porque un aumento en la testosterona puede empeorar esos síntomas. Para disminuir el riesgo de un brote, tu médico podría recomendarte que tomes algún antiandrógeno antes de o junto con el agonista de la hormona liberadora de hormona luteinizante.

Antiandrógenos

Los antiandrógenos impiden que la testosterona llegue a las células cancerosas. Estos medicamentos orales generalmente se recetan junto con un agonista de la hormona liberadora de hormona luteinizante o antes de tomar estos.

Los antiandrógenos incluyen:

  • Bicalutamida (Casodex)
  • Nilutamida (Nilandron)
  • Flutamida

Orquiectomía

Te aplicarán anestesia para insensibilizar el área de la ingle. El cirujano te realiza una incisión en la ingle y extrae todo el testículo a través de esa abertura; luego repite el procedimiento con el otro testículo. Pueden insertarse testículos prostéticos si así lo decides.

Todos los procedimientos quirúrgicos conllevan un riesgo de dolor, sangrado e infección. La orquiectomía se realiza típicamente como procedimiento ambulatorio y no requiere hospitalización. Por lo general, no se requiere terapia hormonal adicional después de una orquiectomía.

Otros medicamentos

Cuando el cáncer de próstata persiste o se repite a pesar de la terapia hormonal, se pueden utilizar otros medicamentos para bloquear la testosterona en tu cuerpo. Cada medicamento ataca a la testosterona en el cuerpo de diferentes maneras.

Estos otros medicamentos incluyen:

  • Abiraterona (Zytiga)
  • Corticoesteroides, como la prednisona
  • Enzalutamida (Xtandi)
  • Ketoconazol

Por lo general, estos otros medicamentos están reservados para los hombres con cáncer de próstata avanzado que ya no responden a otros tratamientos hormonales.

Resultados

La terapia hormonal para el cáncer de próstata no cura la enfermedad.

Casi todos los tipos de cáncer de próstata que requieren terapia hormonal con el tiempo se repiten o avanzan a pesar de la terapia hormonal. Pero la terapia hormonal puede controlar el cáncer de próstata retrasando su crecimiento durante meses o años.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. Innovative Imaging Charts Course to Successful Cancer Treatment

    When Bruce McVety's prostate cancer returned after a seven-year remission, his doctor suggested he go to Mayo Clinic to receive a test that wasn't available locally. Bruce listened. Today, after comprehensive treatment, the cancer is undetectable, and Bruce is grateful for his renewed health. As a pastor and retired police officer, Bruce McVety is no [...]

Aug. 15, 2017
References
  1. Wein AJ, et al., eds. Diagnosis and staging of prostate cancer. In: Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 25, 2016.
  2. Dawson NA. Overview of the treatment of disseminated prostate cancer. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 25, 2016.
  3. Niederhuber JE, et al., eds. Prostate cancer. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 26, 2016.
  4. Lee RJ, et al. Initial systemic therapy for castration sensitive prostate cancer. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 25, 2016.
  5. Roach M. Current trends for the use of androgen deprivation therapy in conjunction with radiotherapy for patients with unfavorable intermediate-risk, high-risk, localized, and locally advanced prostate cancer. Cancer. 2014;120:1620.
  6. Smith MR, et al. Side effects of androgen deprivation therapy. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 25, 2016.
  7. Dawson NA. Secondary endocrine therapies for castration resistant prostate cancer. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 25, 2016.
  8. Steele GS, et al. Radical inguinal orchiectomy for testicular germ cell cancers. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 25, 2016.

Terapia hormonal para el cáncer de próstata