Descripción general

Los implantes anticonceptivos son una opción anticonceptiva a largo plazo para las mujeres. Un implante anticonceptivo es una varilla plástica flexible del tamaño de una cerilla que se coloca debajo de la piel en la parte superior del brazo.

Libera una dosis baja y regular de una hormona progestacional para engrosar la mucosa del cuello del útero y afinar el revestimiento del útero (endometrio). Los implantes anticonceptivos también suelen inhibir la ovulación.

Implanon, una versión de un implante anticonceptivo fue discontinuado por el fabricante en 2014 y se reemplazó por versión más nueva llamada Nexplanon. Nexplanon es radiopaco, que significa que se puede visualizar en una radiografía, lo cual es útil para verificar la ubicación del implante.

Por qué se realiza

Los implantes anticonceptivos brindan un control de natalidad eficaz y de largo plazo. Entre otros, los beneficios de los implantes anticonceptivos incluyen lo siguiente:

  • Se pueden quitar en cualquier momento y la fertilidad regresa rápidamente
  • No hay necesidad de interrumpir las relaciones sexuales para evitar concebir ni es necesaria la cooperación de la pareja
  • No contienen estrógeno

Sin embargo, los implantes anticonceptivos no son adecuados para todas. Es posible que el profesional de salud no recomiende el uso de un implante anticonceptivo en los siguientes casos:

  • Cuando existe alergia a alguno de los componentes del implante
  • Si tuviste coágulos de sangre graves, un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular
  • Si tienes tumores en el hígado o alguna enfermedad hepática
  • Si tienes cáncer de mama o se sospecha que lo tienes, o si hay antecedentes familiares de cáncer de mama
  • Si presentas hemorragias genitales anormales sin diagnóstico

A pesar de que el prospecto de etonogestrel (Nexplanon) indica que no lo deben usar las mujeres con antecedentes de coágulos de sangre, no está claro si el implante anticonceptivo tiene efectos sobre el riesgo de desarrollar coágulos de sangre. La advertencia se origina a partir de estudios de pastillas anticonceptivas combinadas que contienen la misma progestina que se utiliza en el implante anticonceptivo.

Habla con el profesional de atención médica si tienes factores de riesgo de coágulos de sangre, incluidos los antecedentes de coágulos de sangre en las piernas o un diagnóstico anterior de coágulo de sangre en los pulmones (embolia pulmonar).

Además, dile al profesional de salud si tienes los siguientes antecedentes:

  • Reacción alérgica a anestésicos o antisépticos
  • Depresión
  • Diabetes
  • Enfermedad de la vesícula biliar
  • Presión arterial alta
  • Colesterol o triglicéridos altos
  • Convulsiones o epilepsia

El implante anticonceptivo no está contraindicado en mujeres con sobrepeso. Sin embargo, es posible que el dispositivo no sea tan eficaz en aquellas mujeres con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30.

Algunos medicamentos y productos a base de hierbas pueden disminuir los niveles de progestina en la sangre, y esto puede disminuir la eficacia del implante anticonceptivo. Los medicamentos que se conoce que interactúan con el implante anticonceptivo incluyen algunos medicamentos contra las convulsiones, algunos sedantes y medicamentos para el tratamiento del VIH, y la Hierba de San Juan. Habla con el médico sobre otras opciones de control de la natalidad si consumes alguno de estos medicamentos.

Riesgos

El implante anticonceptivo no protege contra infecciones de transmisión sexual.

En un año, menos de 1 de cada 100 mujeres que usan el implante anticonceptivo quedan embarazadas. Si quedas embarazada mientras usas el implante anticonceptivo existe una posibilidad mayor de que el embarazo sea ectópico (el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero, por lo general en una trompa de Falopio). Sin embargo, ya que el implante anticonceptivo evita la mayoría de los embarazos, las mujeres que lo usan tienen un menor riesgo de presentar un embarazo ectópico que otras mujeres sexualmente activas que no usan anticonceptivos.

Los efectos secundarios asociados con los implantes anticonceptivos incluyen los siguientes:

  • Dolor abdominal o de espalda
  • Aumento del riesgo de presentar quistes ováricos no cancerosos
  • Cambios en el patrón de sangrado vaginal, que incluyen la ausencia del período menstrual (amenorrea)
  • Disminución del deseo sexual
  • Mareos
  • Dolores de cabeza
  • Leve resistencia a la insulina
  • Cambios de humor y depresión
  • Náuseas o malestar estomacal
  • Posibles interacciones con otros medicamentos
  • Dolor en las mamas
  • Inflamación o sequedad vaginal
  • Aumento de peso

Cómo prepararse

El profesional de salud evaluará tu estado general de salud antes de insertar el implante anticonceptivo. Además determinará el momento adecuado para colocar el implante según el ciclo menstrual y el método anticonceptivo que usabas anteriormente. Es posible que debas hacerte una prueba de embarazo y usar un método anticonceptivo no hormonal de respaldo durante una semana.

Puede no ser necesario un método anticonceptivo de respaldo si antes:

  • No usaste un anticonceptivo y te colocaste el implante anticonceptivo durante los primeros cinco días del ciclo menstrual, aún si todavía tienes sangrado
  • Usaste pastillas anticonceptivas combinadas, un anillo vaginal o un parche anticonceptivo y te colocas el implante anticonceptivo en el plazo de los siete días desde el comienzo del período libre de hormonas
  • Consumías la minipastilla y te colocas el implante anticonceptivo mientras consumes las pastillas activas
  • Usabas una inyección anticonceptiva y te colocas el implante anticonceptivo el día que te corresponde hacerte la inyección
  • Usabas otro implante anticonceptivo o dispositivo intrauterino (DIU) y te colocas el implante de etonogestrel (Nexplanon) el día que te quitas el dispositivo previo

Lo que puedes esperar

Es posible que te coloquen un implante anticonceptivo durante la consulta con el profesional de salud. El procedimiento toma un minuto aproximadamente, aunque la preparación puede llevar más tiempo.

Durante el procedimiento

Estarás recostada boca arriba con el brazo donde se colocará el implante flexionado en el codo y ubicado cerca de la cabeza. El profesional de salud ubicará un surco entre los músculos bíceps y tríceps de la parte interna del brazo. Allí inyectará un anestésico y usará un aplicador para insertar el dispositivo por debajo de la piel. Si se inserta a mucha profundidad es difícil de retirar.

Después del procedimiento

El profesional de salud te palpará el brazo para confirmar la presencia del implante y te pedirá que hagas lo mismo. De ser necesario, también puede hacer una ecografía o radiografía para confirmar que se insertó el dispositivo.

El profesional de salud cubrirá el sitio de inserción con un pequeño vendaje. También es posible que aplique un vendaje de presión para minimizar los hematomas. Se puede quitar el vendaje de presión luego de 24 horas pero debes mantener el vendaje pequeño limpio y en su lugar durante un período de tres a cinco días.

Es común presentar algún grado de hematomas, dolor, cicatrización o sangrado en el lugar de la inserción.

Comunícate con el profesional de salud si desarrollas lo siguiente:

  • Bultos mamarios
  • Sangrado vaginal abundante y prolongado
  • Signos o síntomas de coágulos de sangre en las piernas, como dolor persistente e inflamación en las pantorrillas
  • Signos o síntomas de ictericia, como la presencia de color amarillento en la piel o en la parte blanca de los ojos
  • Signos o síntomas de infección en el lugar de inserción, como sensibilidad, enrojecimiento, inflamación o secreciones
  • Signos o síntomas de embarazo en cualquier momento desde la inserción del implante anticonceptivo

Eliminación

El implante anticonceptivo puede evitar el embarazo hasta por tres años. Se debe retirar y reemplazar a los tres años para seguir contando con la protección contra embarazos no deseados.

Es posible que el profesional de salud recomiende quitar el implante anticonceptivo antes si desarrollas lo siguiente:

  • Migraña con aura
  • Enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular
  • Presión arterial alta no controlada
  • Ictericia
  • Depresión importante

Para retirar el dispositivo, el profesional de salud inyectará un anestésico local en el brazo por debajo del implante. Luego hará una pequeña incisión en la piel y empujará el implante hacia este corte hasta que la punta sea visible y se pueda retirar con la ayuda de fórceps.

Luego el profesional de salud retirará el implante, cerrará la incisión y aplicará un vendaje de presión. Quitar el implante anticonceptivo suele tomar menos de cinco minutos.

Si lo deseas, se puede implantar un nuevo dispositivo tan pronto como se retira el dispositivo original. Si no se coloca un nuevo dispositivo, usa otro tipo de anticonceptivo de inmediato.

Sept. 21, 2018
References
  1. Hatcher RA, et al. Contraceptive implants. In: Contraceptive Technology. 20th ed. New York, N.Y.: Ardent Media; 2011:193.
  2. Nexplanon (prescribing information). Whitehouse Station, N.J.: Merck & Co. Inc.; 2017. http://www.merck.com/product/usa/pi_circulars/n/nexplanon/nexplanon_pi.pdf. Accessed Dec. 22, 2017.
  3. Darney PD. Etonogestrel contraceptive implant. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 22, 2017.
  4. Hatcher RA ,et al. Managing Contraception 2017-2018. 14th ed. Tiger Ga.: Bridging the Gap Foundation;2017.
  5. Nexplanon (patient labeling). Whitehouse Station, N.J.: Merck & Co. Inc.; 2017. https://www.merck.com/product/usa/pi_circulars/n/nexplanon/nexplanon_ppi. Accessed Oct. 12, 2017.
  6. Etonogestrel Implant. Facts & Comparisons eAnswers. http://www.wolterskluwercdi.com/facts-comparisons-online/. Accessed Oct. 10, 2017.

Implante anticonceptivo