Descripción general

La circuncisión es la extirpación quirúrgica de la piel que cubre la punta del pene. El procedimiento es bastante frecuente entre los recién nacidos varones de determinadas partes del mundo, incluso en los Estados Unidos. Es posible realizar la circuncisión después del período neonatal, aunque es un procedimiento más complejo.

Para algunas familias, la circuncisión es un ritual religioso. El procedimiento también puede ser un tema de tradición familiar, higiene personal o cuidado preventivo de la salud. Sin embargo, otros consideran que la circuncisión es innecesaria o que es una desfiguración.

Por qué se realiza

La circuncisión es un ritual religioso o cultural para muchas familias judías e islámicas, así como para ciertas tribus aborígenes de África y Australia. La circuncisión también puede ser un asunto de tradición familiar, higiene personal o cuidado preventivo de la salud.

A veces, existe una necesidad médica de realizar la circuncisión; por ejemplo, cuando el prepucio está demasiado apretado como para moverlo hacia atrás (retraerlo) sobre el glande. En otros casos, especialmente en algunas partes de África, se les recomienda la circuncisión a los niños mayores o a los hombres a fin de reducir el riesgo de contraer determinadas infecciones de transmisión sexual.

La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría, AAP) afirma que los beneficios de la circuncisión superan los riesgos. Sin embargo, la AAP no recomienda la circuncisión de rutina para todos los niños recién nacidos. La AAP les deja la decisión de la circuncisión a los padres y apoya la administración de anestésicos para los bebés que se sometan al procedimiento.

La circuncisión podría tener diversos beneficios para la salud, como los siguientes:

  • Higiene más sencilla. La circuncisión hace que sea más simple lavar el pene. Sin embargo, a los niños con pene no circuncidado se les puede enseñar a lavarse con regularidad la zona debajo del prepucio.
  • Menor riesgo de padecer infecciones urinarias. El riesgo de contraer infecciones urinarias en hombres es bajo; sin embargo, estas infecciones son más frecuentes en los hombres que no se sometieron a una circuncisión. Las infecciones graves que se presentan en las primeras etapas de la vida pueden causar problemas renales en el futuro.
  • Menor riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual. Los hombres circuncidados podrían tener un menor riesgo de contraer determinadas infecciones de transmisión sexual, como VIH. Igualmente, las prácticas sexuales seguras siguen siendo esenciales.
  • Prevención de problemas penianos. En ocasiones, puede ser difícil o imposible retraer el prepucio de un pene no circuncidado (fimosis). Esto puede provocar inflamación en el prepucio o en el glande.
  • Menor riesgo de padecer cáncer de pene. Si bien el cáncer de pene es poco frecuente, es menos común en los hombres circuncidados. Asimismo, el cáncer cervical es menos frecuente en las parejas sexuales femeninas de los hombres circuncidados.

Sin embargo, los riesgos de no someterse a una circuncisión no solo son poco frecuentes, sino que se pueden evitar con un cuidado adecuado del pene.

La circuncisión podría no ser una opción si existen determinados trastornos en la coagulación de la sangre. Además, la circuncisión podría no ser adecuada para bebés prematuros que aún requieren atención médica en la sala de recién nacidos del hospital ni para bebés que nacen con anomalías en el pene.

La circuncisión no afecta la fertilidad y, en general, no se cree que aumente ni disminuya el placer sexual en los hombres o en sus parejas.

Riesgos

Las complicaciones más frecuentes asociadas con la circuncisión son sangrado e infección. También es posible que se presenten efectos secundarios relacionados con la anestesia.

En raras ocasiones, la circuncisión puede causar problemas en el prepucio. Por ejemplo:

  • Es posible que el prepucio se corte demasiado corto o demasiado largo
  • Es posible que el prepucio no cicatrice correctamente
  • La parte restante del prepucio podría volver a unirse al extremo del pene, lo cual requiere una reparación quirúrgica menor

Cómo prepararse

Antes de la circuncisión, el médico explicará los riesgos y beneficios del procedimiento. Tanto si estás planeando la circuncisión de tu hijo como la tuya, es probable que tengas que proporcionar el consentimiento por escrito para el procedimiento.

Lo que puedes esperar

Durante el procedimiento

La circuncisión en recién nacidos suele realizarse en la sala de recién nacidos del hospital, por lo general, dentro de los 10 días posteriores al nacimiento.

Para la circuncisión en recién nacidos, tu hijo estará acostado boca arriba, y le sujetarán los brazos y las piernas. Después de limpiar el pene y el área de alrededor, se inyectará anestesia en la base del pene o se aplicará sobre el pene como una crema. Se colocará una pinza especial o un anillo de plástico en el pene, y se retirará el prepucio.

Después, se recubrirá el pene con un ungüento, como un antibiótico tópico o vaselina, y se lo envolverá de manera holgada con gasa. El procedimiento, por lo general, lleva unos 10 minutos.

La circuncisión es similar para los niños más grandes y adultos. Sin embargo, si el procedimiento se practica más adelante, podría ser necesario llevarlo a cabo bajo anestesia general, la recuperación podría ser más prolongada y el riesgo de complicaciones podría ser mayor.

Después del procedimiento

Por lo general, la cicatrización del pene lleva entre 7 y 10 días. Se puede sentir dolor en la punta del pene al principio, y el pene puede enrojecerse, hincharse o presentar moretones. También podrías observar una pequeña cantidad de líquido amarillento en la punta del pene.

Si el bebé recién nacido está molesto mientras desaparece el efecto de la anestesia, sostenlo con cuidado para evitar presionar el pene.

Se puede lavar el pene mientras se cicatriza. Para un recién nacido, cambia el vendaje cada vez que le cambies el pañal y aplica una pequeña cantidad de vaselina en la punta del pene para evitar que se pegue en el pañal. Cambia a menudo el pañal de tu bebé y asegúrate de que no esté muy ajustado.

Si se ha usado un anillo de plástico en lugar de vendaje, este se caerá solo (por lo general, en una semana). Una vez que el pene se cicatrice, lávalo con agua y jabón durante el baño normal.

Es poco frecuente que aparezcan problemas después de la circuncisión. Comunícate con el médico en las siguientes circunstancias:

  • No orina normalmente dentro de las 12 horas después de la circuncisión
  • Hay sangrado persistente
  • Se observa un drenaje con mal olor de la punta del pene
  • El anillo de plástico continúa allí dos semanas después de la circuncisión
June 13, 2018
References
  1. Cadwell BT. Techniques for neonatal circumcision. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 14, 2017.
  2. Baskin LS. Neonatal circumcision: Risks and benefits. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 14, 2017.
  3. Frequently asked questions. Labor, delivery and postpartum care FAQ039. Newborn male circumcision. American College of Obstetricians and Gynecologists. https://www.acog.org/Patients/FAQs/Newborn-Male-Circumcision. Accessed Dec. 14, 2017.
  4. Yiee JH, et al. Complications of circumcision. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 14, 2017.
  5. Castle EP (expert opinion). Mayo Clinic, Phoenix/Scottsdale, Ariz. Dec. 27, 2017.

Circuncisión (masculina)