Video: Toma de muestra de vellosidades coriónicas

La toma de muestra de vellosidades coriónicas o CVS es un procedimiento mediante el cual se extrae una muestra de vellosidades coriónicas de la placenta para analizar. Durante el embarazo, la placenta le da oxígeno y nutrientes al bebé en crecimiento y elimina los desechos de la sangre del bebé. Las vellosidades coriónicas son minúsculas proyecciones celulares que conforman la mayor parte de la placenta y comparten la composición genética del bebé. Tu profesional de salud puede recomendarte que te realices una toma de muestra de vellosidades coriónicas para obtener un diagnóstico genético prenatal en las primeras etapas del embarazo.

Antes del procedimiento, tu profesional de salud utilizará una ecografía fetal para ver la posición del bebé en un monitor. Si la placenta está en posición favorable, tu profesional de salud puede tomar la muestra a través del cuello uterino. Abrirá la vagina con el espéculo e introducirá un tubo hueco y delgado, llamado catéter, a través del cuello uterino.

Cuando el catéter llegue a la placenta, con una suave succión se extraerá una pequeña muestra de tejido. Este procedimiento se conoce como toma de muestra de vellosidades coriónicas por vía transcervical. Si la placenta no es claramente accesible a través del cuello uterino o si tienes una infección del cuello del útero, el profesional de salud puede tomar la muestra a través de la pared abdominal.

Guiado por la ecografía, introducirá una aguja larga y delgada a través de la pared abdominal y dentro del útero. Se extraerá la muestra de tejido de la placenta con una jeringa y se quitará la aguja. Este procedimiento se conoce como biopsia transabdominal de vellosidades coriónicas. El profesional de salud puede recomendarte reposo pélvico durante aproximadamente 24 horas después del procedimiento. De lo contrario, por lo general, puedes reanudar tus actividades habituales.

Sept. 21, 2018