Descripción general

El capuchón cervical es un dispositivo anticonceptivo que impide que los espermatozoides ingresen en el útero. Es un capuchón de silicona ahuecado y reutilizable que se inserta en la vagina, y se ajusta firmemente al cuello del útero. Se mantiene en su lugar por succión y tiene una cinta para ayudar a extraerlo. Es eficaz para prevenir embarazos solo si se lo utiliza con espermicida.

Solo un capuchón cervical (FemCap) cuenta con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en los Estados Unidos. Debe indicarlo y recetarlo un médico, pero se puede comprar en línea si tienes una receta actual.

Por qué se realiza

Cuando se usa con espermicida, el capuchón cervical ayuda a prevenir embarazos. Entre otros, los beneficios del capuchón cervical son los siguientes:

  • Permite el rápido regreso a la fertilidad
  • Se puede usar durante el amamantamiento a partir de las seis semanas después del parto
  • Se puede insertar horas antes de tener relaciones sexuales y se puede dejar por un máximo de 48 horas
  • No requiere la colaboración de la pareja
  • Tiene pocos efectos secundarios, o casi ninguno

Sin embargo, el capuchón cervical no es adecuado para todas. Es posible que el profesional de salud no recomiende el uso de un capuchón cervical si ocurre lo siguiente:

  • Si eres alérgica al espermicida o a la silicona
  • Si tienes VIH/SIDA o un riesgo alto de contraerlo
  • Si tienes un riesgo alto de quedar embarazada: tienes menos de 30 años, tienes relaciones sexuales tres o más veces por semana, los métodos anticonceptivos de barrera vaginales fracasaron anteriormente o es probable que no seas constante en el uso del capuchón cervical
  • Presentas anomalías vaginales que interfieren en el ajuste, la colocación o la retención del capuchón cervical
  • Si tienes sangrado vaginal o una infección vaginal, del cuello del útero o pélvica
  • Si tienes antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica, síndrome del choque tóxico, cáncer del cuello del útero, prolapso uterino de tercer grado, infecciones del tracto uterino o desgarros del tejido vaginal o cervical
  • Si diste a luz recientemente, o tuviste abortos espontáneos o inducidos
  • Si te sometiste a cirugía cervical recientemente

Riesgos

El capuchón cervical no proporciona protección ante las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Se estima que 16 de cada 100 mujeres que nunca han estado embarazadas o han dado a luz por parto normal se embarazarán durante el primer año del uso habitual del capuchón cervical. Se estima que 32 de cada 100 mujeres que han dado a luz por parto normal se embarazarán durante el primer año del uso habitual. La diferencia se debe al estiramiento de la vagina y cuello del útero durante el parto normal, lo que significa que el capuchón cervical no encaje cómo debería.

El uso inconstante e incorrecto del capuchón cervical aumenta el riesgo de embarazo. Por ejemplo, puedes quedar embarazada usando el capuchón cervical si sucede lo siguiente:

  • El capuchón cervical se desplaza del cuello del útero durante las relaciones sexuales
  • No usas espermicida
  • Retiras el capuchón cervical en el plazo de seis horas después de tener relaciones sexuales

El espermicida aplicado en el capuchón cervical puede dañar las células que recubren la vagina, lo cual puede generar lo siguiente:

  • Aumento de riesgo de padecer una infección por transmisión sexual
  • Infección vaginal o de las vías urinarias
  • Irritación vaginal

Comunícate con tu profesional de salud si sucede lo siguiente:

  • El capuchón cervical se desplaza de su lugar cuando caminas, estornudas, toses o haces fuerza
  • Tienes signos o síntomas del síndrome del choque tóxico, como fiebre alta repentina, diarrea, mareos, vómitos, desmayos o un sarpullido que parece una quemadura de sol
  • Ves sangre en el capuchón cervical luego de retirarlo que no está relacionada con tu período
  • Sientes un feo olor cuando el capuchón cervical está colocado o cuando lo retiras
  • Tú o tu pareja sienten dolor durante el uso del capuchón cervical o luego de usarlo
  • Tu pareja tiene abrasiones en su pene luego del uso del capuchón cervical para tener relaciones sexuales

Cómo prepararse

El capuchón cervical viene en diferentes tamaños. Tu profesional de salud te recetará un capuchón cervical y te mostrará cómo colocarlo y cómo retirarlo. Puede confirmarte que el capuchón está en la posición correcta mediante un examen pélvico.

Asegúrate de controlar regularmente el desgaste del capuchón cervical, si tiene orificios o si cambia de color, y reemplázalo cada año. Es posible que sea necesario readaptar el capuchón cervical después del parto. Siempre usa el capuchón cervical con espermicida. No uses el capuchón cervical durante ningún tipo de sangrado vaginal, incluido el período menstrual.

Antes de usar el capuchón cervical por primera vez, practica introducirlo y verifica su ubicación. Usa un método anticonceptivo de respaldo, como el preservativo masculino, las primeras veces que utilices el capuchón cervical.

Lo que puedes esperar

Cómo utilizar un capuchón cervical:

  • Verifica la posición del cuello del útero antes de colocar el capuchón cervical. Para encontrar el cuello del útero, introduce el dedo bien profundo en la vagina. El cuello del útero se siente como la punta de la nariz. Su posición variará según el momento del mes y la posición de tu cuerpo.
  • Aplica el espermicida. Llena la cavidad del capuchón cervical con aproximadamente 1/4 de cucharadita (unos 1,25 mililitros) de espermicida. Esparce una delgada capa de espermicida sobre el borde del capuchón cervical que mira hacia el cuello del útero. Coloca 1/2 cucharadita (2,5 mililitros) de espermicida en la ranura entre el borde y la cúpula del capuchón. Algunos expertos sugieren aplicar una dosis adicional de espermicida si tienes sexo una segunda vez con el capuchón todavía colocado. No retires el capuchón durante al menos seis horas después de la última vez que tuviste relaciones sexuales.
  • Inserta el capuchón cervical. Inserta el capuchón cervical en la vagina antes de la excitación sexual para asegurar una colocación adecuada. Ponte en una posición cómoda, por ejemplo, en cuclillas. Separa los labios vulvares con una mano. Con la otra mano, sostén el capuchón cervical con la cavidad mirando hacia arriba y presiona el borde del capuchón cervical entre los dedos pulgar e índice.

    Desliza el capuchón cervical dentro de la vagina, asegurándote de que primero ingrese el borde más alto del capuchón cervical. Empuja el capuchón cervical a lo largo de la pared posterior de la vagina hasta el fondo. Utiliza un dedo para localizar el cuello del útero y presiona el borde del capuchón cervical alrededor de este hasta que quede completamente cubierto.

  • Siempre debes fijarte en la posición del capuchón cervical antes de tener relaciones sexuales. Ponte en cuclillas, haz fuerza hacia abajo, introduce el dedo en la vagina y presiona hacia arriba sobre la cúpula para asegurarte de que el cuello del útero esté cubierto. Si el capuchón cervical no cubre por completo el cuello del útero, puedes empujarlo contra el cuello del útero o quitarlo y volverlo a colocar.
  • Retira con cuidado el capuchón cervical. Después de tener relaciones sexuales, deja el capuchón cervical colocado durante al menos seis horas y hasta por dos días. Para sacar el capuchón cervical, ponte en cuclillas, haz fuerza hacia abajo y rota el capuchón. Relaja los músculos y empuja hacia arriba sobre la cúpula del capuchón para que deje de estar sellado.

    Toma la cinta de extracción y tira con cuidado. Trata de no arañar la vagina con las uñas. Después de retirarlo, lava el capuchón cervical con jabón neutro y agua tibia, y déjalo secar al aire. Guarda el capuchón cervical en el envase provisto.

Sept. 21, 2018
References
  1. Hatcher RA, et al. Female-controlled barrier methods. In: Managing Contraception 2017-2018. 14th ed. Tiger, Ga.: Bridging the Gap Foundation; 2017.
  2. Hatcher RA, et al. Family planning. In: Contraceptive Technology. 20th ed. New York, N.Y.: Ardent Media Ltd.; 2011:391.
  3. Barbieri RL, et al. Diaphragm, cervical cap, and sponge. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 13, 2017.
  4. Cervical cap. Planned Parenthood. https://www.plannedparenthood.org/learn/birth-control/cervical-cap. Accessed Dec. 13, 2017.
  5. Birth control methods. U.S. Department of Health & Human Services. https://www.womenshealth.gov/a-z-topics/birth-control-methods. Accessed Dec. 13, 2017.
  6. Diaphragm and cervical cap. U.S. Department of Health & Human Services. https://www.hhs.gov/opa/pregnancy-prevention/non-hormonal-methods/diaphragm-cervical-cap/index.html. Accessed Dec. 13, 2017.
  7. FemCap. https://femcap.com/get-the-femcap/. Accessed Dec. 13, 2017.
  8. Laughlin-Tommaso SK (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 5, 2018.

Capuchón cervical