Descripción general

La cirugía de reducción de senos, también conocida como «mamoplastia de reducción», es un procedimiento que se utiliza para eliminar el exceso de grasa, tejido y piel de los senos. Si tienes senos grandes, podrías optar por someterte a una cirugía de reducción de senos para aliviar la incomodidad o lograr un tamaño de senos proporcional al cuerpo.

Esta cirugía también podría ayudar a mejorar tu autoestima, tu autoconfianza y tu capacidad para participar en actividades físicas.

Si estás considerando la cirugía de reducción de mamas, consulta con un cirujano plástico certificado. Es importante comprender qué implica la cirugía de reducción de mamas, tales como los posibles riesgos y complicaciones, así como establecer expectativas realistas.

Enfoque de Mayo Clinic para la cirugía de reducción de senos

Por qué se realiza

La cirugía de reducción de mama está dirigida a las mujeres que tienen mamas grandes y desean resolver problemas como los siguientes:

  • Dolor crónico de espalda, cuello y hombros que requiere analgésicos
  • Irritación o erupción cutánea crónica debajo de las mamas
  • Neuralgia
  • Limitación de las actividades
  • Autoestima baja relacionada con el gran tamaño de sus mamas
  • Dificultad para encontrar sostenes y ropa adecuados

Por lo general, no se recomienda la cirugía de reducción de mamas si:

  • Fumas
  • Padeces ciertas enfermedades, como diabetes, o tienes problemas cardíacos
  • Eres muy obeso
  • Deseas evitar las cicatrices en las mamas

Puedes realizarte una cirugía de reducción de mamas a cualquier edad, a veces, incluso durante la adolescencia. Sin embargo, si las mamas no se desarrollaron por completo, es probable que necesites una segunda cirugía en el futuro.

Puedes posponer la cirugía de reducción de mamas si tienes ciertos planes para el futuro, como los siguientes:

  • Parto. Si todavía no formaste una familia o si tu familia todavía no se completó, tal vez, deberías esperar hasta que ya no planees quedar embarazada. Amamantar a un bebé puede resultar difícil después de una cirugía de reducción de mamas, aunque algunas técnicas quirúrgicas pueden ayudar a conservar tu habilidad para amamantar.
  • Adelgazamiento. Si deseas adelgazar a través de un cambio en la dieta y comenzar un programa de ejercicios, deberías esperar para decidir si la mamoplastia de reducción es adecuada para ti. Muchas veces, la pérdida de peso puede causar un cambio en el tamaño de las mamas.

Riesgos

La cirugía de reducción de mamas presenta los mismos riesgos que cualquier otro tipo de cirugía mayor: sangrado, infección y una reacción adversa a la anestesia. Otros riesgos posibles son:

  • Hematomas, que suelen ser temporales
  • Cicatrización
  • Eliminación o pérdida de sensibilidad en los pezones y en la piel que los rodea (areolas)
  • Dificultad o incapacidad para amamantar
  • Diferencias en el tamaño, la forma y la simetría de los senos izquierdo y derecho alterados quirúrgicamente, lo que podría necesitar otra cirugía para mejorar su apariencia

Cómo prepararse

Es probable que el cirujano plástico:

  • Evalúe tu historia clínica y tu salud general
  • Converse sobre tus expectativas del tamaño y del aspecto de las mamas después de la cirugía
  • Proporcione una descripción detallada del procedimiento y sus riesgos y beneficios, como las posibles cicatrices y pérdida de la sensibilidad
  • Examine y mida las mamas
  • Tome fotografías de las mamas para tu expediente médico
  • Explique el tipo de anestesia que se utiliza durante la cirugía

Antes de la cirugía de reducción de mamas, es posible que te pidan lo siguiente:

  • Completar varios análisis de laboratorio
  • Realizar una mamografía inicial
  • Dejar de fumar durante un tiempo determinado antes de la cirugía y después de ella
  • Evitar tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios y suplementos de hierbas para controlar el sangrado durante la cirugía

Consúltale a tu cirujano si podrás volver a casa el día de la cirugía o si necesitarás pasar una noche en el hospital. Pídele a alguien que te lleve a tu casa después de la cirugía o cuando salgas del hospital.

Lo que puedes esperar

Por lo general, la cirugía de reducción de mamas se realiza con anestesia general, ya sea en un hospital o en un centro quirúrgico para pacientes ambulatorios.

Durante el procedimiento

La técnica específica que se usa para reducir el tamaño de los senos puede variar. El procedimiento puede comprender lo siguiente:

  • Cirugía mediante incisiones
  • Liposucción para remover la grasa en exceso acumulada en los senos

Por lo general, el cirujano hará lo siguiente:

  • Realizar una incisión alrededor de la areola y debajo de cada seno
  • Retirar el exceso de tejido, grasa y piel del seno para reducir su tamaño
  • Remodelar el seno y reposicionar tanto el pezón como la areola

El pezón y la areola:

  • Por lo general, se mantienen en el seno
  • Si tus senos son muy grandes, quizás sea necesario extraer el pezón y la areola, y reubicarlos en una posición más alta como un injerto de piel

El cirujano intentará lograr la simetría entre ambos senos; sin embargo, es probable que ocurra alguna variación en el tamaño y la forma de estos. Es posible que también se reduzca el tamaño de la areola. Las cicatrices de la incisión podrían atenuarse con el tiempo, pero nunca desaparecerán por completo.

Después del procedimiento

Inmediatamente después de la cirugía:

  • Las mamas se protegerán con un apósito de gasa o vendas
  • Se puede colocar una sonda debajo de cada brazo para drenar el exceso de sangre o de líquido
  • Probablemente tomarás analgésicos y antibióticos para reducir el riesgo de infección

Durante los primeros días o la primera semana después de la cirugía:

  • Es probable que tengas las mamas sensibles
  • Las mamas podrían estar hinchadas o tener hematomas
  • El cirujano podría recomendarte que uses un sostén de compresión elástica para proteger las mamas

Después de esta etapa:

  • Deberás limitar la actividad física durante dos a cuatro semanas mientras las mamas se recuperan
  • El cirujano podría sugerirte que evites usar sostenes con aros durante unos meses después de la cirugía

Las cicatrices suelen desaparecer con el tiempo. Deberás tener una visita de seguimiento con tu cirujano para retirar los puntos y controlar tu recuperación.

Resultados

La cirugía de reducción de mamas satisfactoria puede reducir el dolor de la parte superior de la espalda, del cuello y de los hombros. También es posible que aumente tu capacidad de participar en actividades físicas y fomentar una imagen propia más positiva.

A pesar de que verás los resultados de inmediato, recuerda que la hinchazón y las cicatrices de la cirugía pueden tardar meses en desaparecer por completo. Por lo general, el resultado final es permanente, aunque la forma y el tamaño de las mamas pueden cambiar debido a factores como el envejecimiento y el aumento o la pérdida de peso.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Feb. 24, 2018
References
  1. Townsend CM Jr, et al. Plastic surgery. In: Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 6, 2017.
  2. Hansen J, et al. Overview of breast reduction. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 6, 2017.
  3. AskMayoExpert. Breast reduction. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  4. Ortiz-Pomales YT, et al. Reduction mammoplasty and breast cancer screening. Clinics in Plastic Surgery. 2016;43:333.
  5. Brown AY. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 18, 2017.