Implantes mamarios: de solución salina frente a los de silicona

¿Te preguntas cuáles son las diferencias entre los implantes mamarios de solución salina y los de silicona? ¿Cuáles son los riesgos de los implantes mamarios? ¿Qué sucede si se rompe un implante? Obtén respuestas a estas preguntas y más.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los implantes mamarios se usan en las personas que quieren tener senos más grandes, lo que se conoce como aumento. También se usan en quienes desean una reconstrucción de seno después de una cirugía por cáncer o una lesión. Si estás pensando en colocarte implantes mamarios, aquí encontrarás información que te ayudará a elegir entre los implantes rellenos de solución salina y los implantes rellenos de gel de silicona.

¿Cuáles son las diferencias entre los implantes mamarios de solución salina y los de silicona?

Los implantes mamarios de solución salina y de silicona tienen una cubierta exterior de silicona. Los implantes se diferencian en cuanto al material del que están rellenos y a cómo se sienten.

Implantes mamarios de solución salina

Los implantes de solución salina están rellenos de agua salada estéril. Normalmente se colocan vacíos en el seno y, luego, se rellenan.

Los implantes mamarios de solución salina están disponibles para las personas mayores de 18 años que quieren aumentar el tamaño de los senos.

Implantes mamarios de silicona

Los implantes de silicona están rellenos de un gel de silicona. La mayoría de las personas creen que los implantes mamarios de silicona se ven y se sienten como los senos naturales.

Los implantes mamarios de silicona están disponibles para las personas mayores de 22 años que quieren un aumento de senos y para las personas de cualquier edad que necesitan una reconstrucción mamaria.

¿Cuáles son los riesgos de los implantes mamarios?

Los implantes mamarios de solución salina y de silicona tienen riesgos similares, entre ellos:

  • Tejido cicatricial que altera la forma del implante mamario, una afección conocida como contractura capsular
  • Dolor de seno
  • Infección
  • Cambios en la sensibilidad del pezón y de los senos, que suelen ser temporales
  • Secreción o desgarro

Con cualquiera de estos problemas puede ser necesaria una nueva cirugía, ya sea para quitar o para reemplazar los implantes.

Para ciertos tipos de implantes mamarios, existe un riesgo bajo de presentar un tipo de cáncer denominado linfoma anaplásico de células grandes asociado a implante mamario. Los implantes con una cubierta exterior de silicona texturizada y un cierto tipo de recubrimiento de plástico llamado poliuretano parecen ser los más riesgosos. Por ello, algunos de estos implantes ya no están disponibles en los Estados Unidos y otros países.

Aunque el linfoma anaplásico de células grandes asociado a implante mamario afecta el seno, no es un tipo de cáncer de mama. Sin embargo, puede diseminarse, y un pequeño porcentaje de las personas que lo tienen necesitan quimioterapia o radioterapia para tratarlo. Es importante que acudas al proveedor de atención médica si tienes hinchazón alrededor de un implante mamario, un bulto en el seno o en la axila, o cambios en la piel del seno.

Algunas personas asocian ciertos síntomas, como la fatiga y el dolor articular, con los implantes mamarios. Esto se conoce como enfermedad de los implantes mamarios. No se ha determinado su causa. En algunos casos, los síntomas se detienen después de que se extraen los implantes, pero es necesario investigar más.

¿Qué sucede si se rompe un implante?

Si un implante se rompe, el enfoque puede depender de si el implante es de solución salina o de silicona.

Ruptura de un implante de solución salina

Si un implante mamario de solución salina se rompe, se aplanará. El tamaño y la forma de la mama cambiarán.

La filtración de solución salina no es un riesgo para la salud. Sin embargo, para extraer la cubierta de silicona se requiere cirugía. Probablemente se pueda colocar un nuevo implante al mismo tiempo.

Ruptura de un implante de silicona

Es probable que una ruptura en un implante de silicona no sea visible al principio (o nunca) porque la silicona tiende a quedar atrapada en el tejido cicatricial que se forma alrededor del implante. Esto se conoce como ruptura silenciosa.

No se cree que las filtraciones de gel de silicona provoquen problemas de salud, pero sí pueden viajar a otras partes del cuerpo. No se suele extraer la silicona que se encuentra fuera del seno debido al riesgo de dañar otros tejidos.

Un implante mamario de silicona roto podría causar dolor mamario, engrosamiento mamario o cambios en la forma de la mama. Si esto sucede, probablemente será necesario hacer una extirpación quirúrgica del implante. Por lo general, se puede colocar un nuevo implante en el mismo momento.

¿Se supervisa la seguridad de los implantes mamarios?

Tanto los implantes mamarios de solución salina como los de silicona se consideran seguros. Se está investigando la seguridad y la eficacia de ambos tipos de implantes.

¿Qué debo tener en cuenta antes de colocarme implantes mamarios?

Si estás pensando en hacerte un aumento o una reconstrucción de senos, es importante que entiendas lo que significa tener implantes mamarios. Ten en cuenta:

  • Los implantes mamarios no evitan la flacidez. Corregir la flacidez de los senos también puede requerir un levantamiento mamario.
  • No se garantiza que los implantes mamarios duren toda la vida. Con frecuencia, los implantes deben sustituirse por diversos motivos, como la rotura del implante y la formación de tejido cicatricial como resultado de la cirugía.

    Además, los senos cambian continuamente después de la cirugía. Ciertos factores, como el envejecimiento y el aumento o la pérdida de peso, pueden cambiar el aspecto de los senos. Se puede necesitar otra cirugía por cualquiera de estas cuestiones.

  • Las mamografías podrían ser más complicadas. En el caso de las personas con implantes mamarios, las mamografías de rutina pueden requerir imágenes especializadas. Informa al proveedor de atención médica que te haga la mamografía que tienes implantes mamarios.
  • Es posible que debas hacerte una resonancia magnética. En el caso de las personas con implantes de silicona, la Administración de Alimentos y Medicamentos recomienda un control de rutina con ecografía o resonancia magnética después de 5 o 6 años y, luego, cada 2 o 3 años. Sin embargo, hay pocos datos que respalden la necesidad de hacer exámenes de detección de rutina, a menos que exista alguna inquietud.
  • Los implantes mamarios podrían interferir en la lactancia. Algunas personas pueden amamantar sin problemas después de un aumento mamario, pero otras no.
  • El seguro podría no cubrir los implantes mamarios. El seguro no cubre las cirugías mamarias que se realizan solo para cambiar el aspecto de los senos sin un motivo médico. Debes prepararte para afrontar todos los gastos, incluidas las futuras cirugías y pruebas por imágenes en relación con los implantes mamarios.
  • Podrías necesitar otra cirugía después de la extracción de los implantes mamarios. Si es necesario extraer los implantes, es posible que debas hacerte un levantamiento mamario u otra cirugía para corregir el aspecto de los senos.

¿Cuál es la conclusión?

En función de tus senos, tipo de cuerpo y otros factores, el cirujano podría recomendarte una clase de implante en lugar de otra para que obtengas los mejores resultados. Sin embargo, tú decides si quieres implantes de solución salina o de silicona.

Dec. 17, 2022 See more In-depth