Video: Yoga para el manejo del estrés

Transcript

Practicar yoga ofrece muchos beneficios potenciales para la salud y la reducción del estrés. Este video le presenta cinco posturas básicas de yoga. Las rutinas de ejercicios aquí presentadas son fáciles de practicar o simplemente, al verlas, puede darse una idea básica de lo que se trata el yoga. Vamos a empezar.

Nuestra primera postura es la flexión delantera

Exhale y dóblese hacia adelante desde las articulaciones de la cadera, no desde la cintura. A medida que se dobla hacia adelante, alargue el torso y profundice en la postura. Luego inhale y vuelva a la posición de pie. Estos son algunos consejos a tomar en cuenta cada vez que realice el ejercicio:

  • Permanezca en la postura de 30 segundos a un minuto.
  • Alargue el tronco ligeramente cuando inhala.
  • Profundice en la flexión hacia adelante cuando exhala.
  • Toque el suelo con las palmas de las manos o los dedos. O toque con sus palmas la parte trasera de los tobillos.
  • Mueva la cabeza hacia adelante para profundizar en la postura.
  • Mantenga sus rodillas rectas.
  • Si está lesionado, doble las rodillas.

Nuestra segunda postura se llama el "guerrero uno"

Para empezar, colóquese de pie. A continuación, dé una zancada hacia al frente. Mantenga los pies separados alineados con las caderas. Gire el pie desde el talón a un ángulo de 45 grados. La rodilla flexionada debe estar directamente sobre el tobillo, creando un ángulo recto entre el muslo y la pantorrilla. Puede ajustar los pies para estar cómodo. Inhale y eleve los brazos estirados sobre la cabeza, con las palmas frente a frente.

Deje caer los hombros hacia abajo y atrás. Saque el pecho. Para profundizar junte las palmas y mire hacia los pulgares. Usted debe tener una ligera curva en la espalda. Mantenga esta posición durante un período de cuatro a ocho respiraciones. Para abandonar la postura flexione la rodilla delantera y dé un paso hacia adelante o, para mayor desafío, vuelva hacia la posición inicial mientras inhala.

A continuación vamos a hacer estiramientos de cuello

Esta postura se puede realizar sentado o de pie girando el cuello hacia adelante, atrás o de lado a lado. Siéntese o quédese de pie cómodamente, con la mirada hacia adelante. En primer lugar exhale y toque su pecho con la barbilla. Mantenga esta posición durante un período de 15 a 30 segundos. Se puede profundizar en la postura con cada respiración. No mueva su cabeza hacia abajo, más bien deje que la gravedad y los músculos relajados hagan el trabajo. Vuelva la cabeza hacia el centro mientras inhala. A continuación, intente tocar el hombro con la oreja. Mantenga esta posición durante un período de 15 a 30 segundos. Vuelva la cabeza al centro y repita del otro lado. Una vez más, mueva la cabeza hacia el centro mientras inhala.

Nuestra cuarta postura es el giro espinal sentado

Usted puede hacer este ejercicio en el suelo o en una silla. Siéntese de lado.

Mantenga las rodillas juntas y los tobillos directamente debajo. Inhale y levante la parte superior del pecho para alargar la parte central del cuerpo. Luego exhale y gire hacia la derecha manteniendo la nalga izquierda cerca del piso. Estire la parte inferior de la espalda y relaje el vientre. Puede girar la cabeza hacia cualquier lado. Gire la cabeza en la dirección que está realizando el movimiento o realice un contragiro por encima del hombro y mirando hacia el suelo. Mantenga esta posición durante un período de 30 segundos a un minuto o de tres a seis respiraciones a cada lado. Levante el pecho cada vez que inhale, gire más cuando exhale y libere la postura mientras lo hace.

Nuestra postura final es la cobra

Es más fácil de realizar en el suelo, aunque se puede adaptar a una posición sentado/a o de pie. Este vídeo muestra la postura de la cobra en el suelo. Acuéstese boca abajo, estire su cuerpo, extienda las manos en el suelo debajo de los hombros y mantenga los codos junto al cuerpo. Presione la parte inferior del cuerpo hacia el piso, inhale y estire los brazos para levantar el pecho hacia arriba. Suba solo lo que pueda sin dejar de presionar hacia el suelo con la parte inferior del cuerpo. Contraiga los omóplatos. Distribuya el arco de manera uniforme a lo largo de toda la columna. Mantenga la postura de 15 a 30 segundos. Respire lentamente y, a continuación, libere la postura y vuelva a recostarse en el piso mientras exhala.

Las rutinas que hemos mostrado: flexión delantera, guerrero uno, estiramientos para el cuello, giro espinal sentado y cobra, se pueden hacer en cualquier orden.

Del mismo modo, se puede practicar yoga en casa y no es necesario ningún equipo especial. Si tiene lesiones recientes o por algún motivo le preocupa hacer ejercicio, consulte a su médico antes de iniciar un programa de yoga.

June 28, 2016