Escrito por el personal de Mayo Clinic

Consejo del dietista:

Un toque de especias y un manto de frutos jugosos logran que estos waffles se conviertan en una delicia para el desayuno. Los waffles sobrantes se pueden congelar y colocar en la tostadora. El jarabe se puede conservar, tapado y refrigerado, hasta por una semana.

Número de porciones

6 porciones

Ingredientes

    Para el jarabe:

  1. 1 1/2 taza de arándanos azules frescos o congelados
  2. 2 cucharadas de agua, si se usan bayas frescas
  3. 1 cucharada de jugo de limón fresco
  4. 1 cucharadita de ralladura de limón
  5. 1 cucharada de miel oscura
  6. 1 cucharada de melaza suave
  7. Una pizca de clavo molido
  8. 1/3 de taza de batata pelada y cortada en cubos, o 1/4 de taza de puré de calabaza enlatado
  9. 3/4 de taza de harina común (blanca)
  10. 1/4 de taza de harina de salvado (integral)
  11. 1/4 de taza de harina de maíz, preferentemente triturada
  12. 1 cucharada de polvo de hornear
  13. 1/2 cucharadita de sal
  14. 1/8 de cucharadita de canela molida
  15. 1/8 de cucharadita de jengibre molido
  16. 1 taza de leche de soja natural (leche de soya)
  17. 2 cucharadas de melaza suave
  18. 2 cucharadas de aceite de oliva
  19. 1 clara de huevo

Instrucciones

Para preparar el jarabe, mezcla en una cacerola los arándanos azules, el agua (si necesitas), el jugo y la ralladura de limón, la miel, 1 cucharada de melaza y los clavos de olor. Cocina a fuego medio-alto hasta que hierva, después reduce el fuego a bajo, cubre y cocina a fuego lento hasta que las bayas se revienten y el jugo se espese un poco, unos 5 minutos. Las bayas congeladas pueden tardar un poco más en espesar. Reserva y mantén caliente.

Si utilizas batata, calienta una cacerola pequeña con agua hasta la mitad y haz que rompa hervor. Agrega las batatas, vuelve a hervir, después reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento hasta que queden bien tiernas, unos 10 minutos. Escurre y haz un puré con un procesador de alimentos o utiliza un pisapapas hasta que quede uniforme. Reserva. Si utilizas puré de calabaza, resérvalo.

En un bol pequeño, cierne las harinas, la harina de maíz, el polvo de hornear, la sal, la canela y el jengibre. En un bol grande, bate la leche de soja, el puré de batata, el aceite de oliva y 2 cucharadas de melaza. Agrega la mezcla de harina y revuelve hasta que se integren.

Bate las claras de huevo con una batidora eléctrica a alta velocidad hasta que se formen picos firmes. Asegúrate de que el bol para la mezcla y los batidores estén perfectamente limpios y no tengan materia grasa. Incluso una pequeña cantidad de grasa, como la yema de huevo o el aceite, pueden impedir que las claras de huevo se batan adecuadamente. Una vez batido, incorpora batiendo delicadamente 1/3 de la clara de huevo en la mezcla, para alivianarla. Con una espátula de goma, incorpora delicadamente el resto de la clara de huevo en la mezcla y revuelve solo hasta que se haya integrado.

Coloca una bandeja de horno en el horno y precalienta a 225 °F (110 °C). Precalienta una waflera. Vierte con una cuchara o un cucharón aproximadamente 1/2 taza de mezcla en la waflera, según el tamaño del molde. Distribuye de manera pareja y cocina siguiendo las instrucciones del fabricante. Si la mezcla se pone espesa, dilúyela con leche de soja. Coloca el waffle en la bandeja que está en el horno, para mantenerlo tibio. Repite el proceso con la masa restante para preparar 6 waffles. Sirve cubierta de jarabe.

Análisis nutricional por porción

Porción: 1 waffle con aproximadamente 1/3 de taza de jarabe

  • Carbohidrato total 39 g
  • Fibra dietética 3 g
  • Sodio 352 mg
  • Grasa saturada 1 g
  • Grasa total 6 g
  • Grasa trans 0 g
  • Colesterol 0 mg
  • Proteína 5 g
  • Grasa monoinsaturada 4 g
  • Calorías 230
  • Azúcares añadidos 10 g

Esta es una de las 150 recetas incluidas en “The New Mayo Clinic Cookbook” (El nuevo libro de recetas de Mayo Clinic) publicado por Mayo Clinic Health Information y Oxmoor House, y ganador de un premio James Beard.

Dec. 25, 2018