Desarrollo fetal: Primer trimestre

El desarrollo fetal comienza poco tiempo después de la concepción. Descubre cómo crece y se desarrolla tu bebé durante el primer trimestre.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Estás embarazada. ¡Felicidades! Sin duda, pasarás meses imaginando cómo crecerá y se desarrollará tu bebé. ¿Cómo se ve tu bebé? ¿Qué tan grande es? ¿Cuándo sentirás su primera patadita?

Por lo general, el desarrollo fetal sigue un curso predecible. Descubre qué pasa durante el primer trimestre mediante este calendario semanal de acontecimientos. Ten en cuenta que las medidas son aproximadas.

Semanas 1 y 2: Prepárate

Quizá parezca extraño, pero en realidad no estás embarazada la primera o segunda semana del tiempo asignado a tu embarazo. Así es, leíste bien.

Generalmente, la concepción ocurre alrededor de dos semanas después de que comienza tu último periodo. Para calcular tu fecha de parto, tu profesional de la salud contará 40 semanas desde el inicio de tu último periodo. Esto significa que tu periodo se cuenta como parte de tu embarazo — a pesar de que no estés embarazada en ese momento.

Semana 3: Fertilización

El esperma y el óvulo se unen en una de tus trompas de Falopio para formar una entidad de una sola célula llamada cigoto. Si se libera y fecunda más de un óvulo, es probable que tengas varios cigotos.

Generalmente, el cigoto tiene 46 cromosomas — 23 tuyos y 23 del padre. Estos cromosomas ayudan a determinar el sexo de tu bebé, rasgos como el color de sus ojos y cabello y, hasta cierto punto, la personalidad y la inteligencia.

Poco después de la fertilización, el cigoto pasa por la trompa de Falopio hasta el útero. Al mismo tiempo, comienza una división para formar un grupo de células semejantes a una pequeña frambuesa — una mórula.

Semana 4: Implantación

Al momento en que llega al útero, la esfera de células que se divide rápidamente — ahora conocida como blastocisto — se ha separado en dos secciones.

El grupo interno de células se convertirá en el embrión. El grupo externo se convertirá en las células que lo nutren y protegen. Al entrar en contacto con la pared uterina, el blastocisto se adhiere a ella para nutrirse. Este proceso se llama implantación.

La placenta, que nutrirá a tu bebé a lo largo del embarazo, también comienza a formarse.

Semana 5: Comienzo del periodo embrionario

La semana 5 de embarazo, o la tercera después de la concepción, marcan el comienzo del periodo embrionario. En éste, el cerebro del bebé, la médula espinal, el corazón y otros órganos comienzan a formarse.

El embrión ahora está formado por tres capas. La capa superior — el ectodermo — dará lugar a la capa más externa de la piel de tu bebé, a los sistemas nervioso y periférico, los ojos, oídos internos y a diversos tejidos conectivos.

El corazón de tu bebé y el sistema circulatorio primitivo se formarán en la capa intermedia de las células — el mesodermo. Esta capa celular también sirve como base de los huesos, músculos, riñones y la mayor parte del sistema reproductivo de tu bebé.

La capa celular más interna — el endodermo — se convertirá en un simple tubo recubierto de membranas mucosas. Los pulmones, intestinos y la vejiga de tu bebé se desarrollarán en esta capa.

Al término de esta semana, es probable que tu bebé tenga el tamaño de la punta de un bolígrafo.

Semana 6: Cierre del tubo neural

El crecimiento es muy rápido en esta semana. Sólo cuatro semanas después de la concepción, se cierra el tubo neural a lo largo de la espalda de tu bebé y su corazón comienza a bombear sangre.

Las características faciales básicas comienzan a aparecer, incluyendo los conductos que forma los oídos internos y los arcos que constituirán la mandíbula. El cuerpo de tu bebé comienza a adoptar una curvatura en forma de C. Los pequeños brotes pronto se convierten en brazos y piernas.

July 10, 2014 See more In-depth