Desarrollo fetal: el primer trimestre

El desarrollo fetal comienza poco después de la concepción. Averigua cómo crece y se desarrolla tu bebé durante el primer trimestre.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Estás embarazada. ¡Felicitaciones! Sin duda, pasarás los próximos meses preguntándote cómo está creciendo y cómo se está desarrollando tu bebé. ¿Cómo es el bebé? ¿Qué tamaño tiene? ¿Cuándo sentirás la primera patada?

Por lo general, el desarrollo fetal sigue un curso predecible. Averigua qué sucede durante el primer trimestre mirando este calendario semanal de acontecimientos. Ten en cuenta que las mediciones son aproximadas.

Semanas 1 y 2: preparación

Puede parecer extraño, pero en realidad no estás embarazada la primera semana o las primeras dos semanas del tiempo asignado a tu embarazo. ¡Sí, lo has leído correctamente!

La concepción se produce normalmente unas dos semanas después de que empieza el último período. Para calcular la fecha estimada de parto, tu proveedor de atención médica contará con 40 semanas de anticipación desde el comienzo de tu último período. Esto significa que tu período se cuenta como parte de tu embarazo, aunque no estuvieras embarazada en ese momento.

Semana 3: Fertilización

El espermatozoide y el óvulo se unen en una de las trompas de Falopio para formar una entidad unicelular llamada «cigoto». Si se libera más de un óvulo y estos son fertilizados, o si el óvulo fertilizado se divide en dos, puedes tener múltiples cigotos.

En general, el cigoto tiene 46 cromosomas: 23 de la madre biológica y 23 del padre biológico. Estos cromosomas ayudan a determinar el sexo del bebé y los rasgos físicos.

Poco después de la fertilización, el cigoto se desplaza por la trompa de Falopio hacia el útero. Al mismo tiempo, comenzará a dividirse y formará un grupo de células que se parece a una frambuesa pequeña: una mórula.

Semana 4: Implantación

La bola de células que se divide rápidamente, ahora conocida como «blastocisto», ha comenzado a anidar en el revestimiento uterino (endometrio). Este proceso se denomina «implantación».

Dentro del blastocisto, el grupo interior de células se convertirá en el embrión. La capa externa dará lugar a parte de la placenta, que alimentará a tu bebé durante el embarazo.

Semana 5: aumento de los niveles hormonales

En la quinta semana de embarazo, o la tercera semana después de la concepción, los niveles de la hormona gonadotropina coriónica humana producida por el blastocisto aumentan rápidamente. Esto le da la señal a los ovarios para que dejen de liberar óvulos y que produzcan más estrógeno y progesterona. El aumento de los niveles de estas hormonas interrumpe el período menstrual, que suele ser el primer signo de embarazo, y promueve el crecimiento de la placenta.

A esta altura, el embrión consta de tres capas. La capa externa, el ectodermo, dará origen a la capa más externa de la piel de tu bebé, los sistemas nerviosos central y periférico, los ojos y el oído interno.

El corazón y el sistema circulatorio primitivo de tu bebé se formarán en la capa de células media, el mesodermo. Esta capa de células también será la base para la formación de los huesos, los ligamentos, los riñones y gran parte del aparato reproductor de tu bebé.

La capa interna de células, el endodermo, dará origen a los pulmones y al intestino de tu bebé.

Semana 6: Cierre del tubo neural

El crecimiento es rápido esta semana. Solo cuatro semanas después de la concepción, se cierra el tubo neural a lo largo de la espalda de tu bebé. El encéfalo y la médula espinal del bebé se formarán a partir del tubo neural. El corazón y otros órganos también comienzan a formarse y el corazón comienza a latir.

Se desarrollan las estructuras necesarias para la formación de ojos y oídos. Aparecen pequeños bultos que pronto se convertirán en brazos. El cuerpo del bebé comienza a adquirir una curvatura en forma de C.

Semana 7: Se forma la cabeza del bebé

A las 7 semanas de embarazo, o 5 semanas después de la concepción, se forman el cerebro y el rostro del bebé. Las depresiones que darán lugar a las fosas nasales se vuelven evidentes, y comienzan a formarse las retinas.

Aparecen los brotes de extremidades inferiores que se convertirán en las piernas y, ahora, los brotes de brazos que aparecieron la semana pasada adquieren la forma de paletas.

Semana 8: Se forma la nariz del bebé

A las ocho semanas de embarazo, o seis semanas después de la concepción, los esbozos de las extremidades inferiores de tu bebé toman la forma de paletas. Los dedos han comenzado a formarse. Se desarrollan pequeñas hinchazones que delinean las futuras partes en forma de concha de las orejas del bebé y los ojos se distinguen con claridad. Se han formado el labio superior y la nariz. El tronco y el cuello comienzan a enderezarse.

Para el final de esta semana, tu bebé podría medir alrededor de media pulgada (11 a 14 mm) de largo desde la coronilla hasta los glúteos, es decir, aproximadamente la mitad del diámetro de una moneda de 25 centavos de dólar.

Semana 9: aparecen los dedos de los pies del bebé

En la novena semana de embarazo, o siete semanas después de la concepción, los brazos del bebé crecen y aparecen los codos. Los dedos de los pies son visibles y los párpados se forman. La cabeza del bebé es grande pero todavía tiene un mentón escasamente formado.

Para el final de esta semana, tu bebé podría medir un poco menos de 3/4 pulgada (16 a 18 milímetros) de largo desde la coronilla hasta los glúteos, el diámetro de un centavo de dólar estadounidense.

Semana 10: El bebé flexiona los codos

Hacia la décima semana de embarazo, u ocho semanas después de la concepción, la cabeza del bebé se vuelve más redondeada.

El bebé ahora puede flexionar los codos. Los dedos de las manos y los pies del bebé dejan de estar palmeados y se alargan. Se siguen formando los párpados y el oído externo. El cordón umbilical se ve claramente.

Semana 11: Se desarrollan los genitales del bebé

Al principio de la undécima semana de embarazo, o la novena semana después de la concepción, la cabeza del bebé todavía tiene la mitad de su longitud. Sin embargo, el cuerpo del bebé también está por comenzar a crecer.

Tu bebé ya un feto. Durante esta semana la cara del bebé está ancha, los ojos muy separados, los párpados cerrados y las orejas bajas. Aparecen brotes dentarios para los futuros dientes. Se empiezan a formar glóbulos rojos en el hígado del bebé. A finales de esta semana, los genitales externos del bebé se comienzan a desarrollar en un pene o un clítoris y labios mayores.

Para ese entonces, el bebé puede medir unas 2 pulgadas (50 milímetros) de largo desde la coronilla hasta los glúteos, lo mismo que el ancho de una tarjeta de crédito, y pesa casi 1/3 de onza (8 gramos).

Semana 12: Se forman las uñas del bebé

A las doce semanas de embarazo, o 10 semanas después de la concepción, comienzan a crecer las uñas del bebé. El rostro de tu bebé ahora tiene un perfil mejor formado. Ya tiene intestinos en el abdomen.

A esta altura, el bebé puede medir casi 2 1/2 pulgadas (61 milímetros) de largo desde la corona hasta la cola —la longitud del lado más corto de un billete de dólar estadounidense— y pesar alrededor de 1/2 onza (14 gramos).

June 30, 2020 See more In-depth