Natación para niños: evita los riesgos para la salud

Un poco de preparación puede ser muy útil cuando se trata de los niños y los juegos en el agua. Sigue estos consejos para todo el año sobre natación para niños.

Escrito por el personal de Mayo Clinic
 Dr. Jay L. Hoecker Dr. Jay L. Hoecker

¿Está bien que tu hijo chapotee en la piscina local usando pañales? ¿Es seguro que tu hijo se meta en el agua si tiene un yeso o tubos de ventilación en los oídos? ¿Las bacterias que acechan en la piscina o en el lago pueden enfermar a tu pequeño?

Antes de ayudar a tu hijo a ponerse el traje de baño, considera estos prácticos consejos de Jay L. Hoecker, M.D., un especialista en pediatría emérito de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

¿Los bebés y los niños de uno a dos años pueden usar pañales en el agua?

Los pañales y los pantalones de baño son resistentes al agua y se ajustan cómodamente a los muslos y la cintura del niño, pero no son impermeables. Si tu hijo defeca en el agua, la materia fecal puede escaparse del pañal.

Un pañal sucio puede contener gérmenes que provocan diarrea (como el parásito criptosporidio), los cuales pueden contaminar el agua de la piscina u otras zonas de natación. En las personas sanas, la infección por criptosporidio provoca diarrea. Las consecuencias pueden ser más graves para las personas que tienen sistemas inmunitarios débiles.

La orina en el agua provoca menos riesgos que las heces, pero puede ser difícil separarlas cuando los niños usan pañales. Si dejas que tu hijo nade con un pañal, toma recesos para cambiarle el pañal en el baño o para que use el inodoro. Si tu hijo tiene diarrea, no permitas que nade.

¿Es riesgoso que los niños traguen agua de la piscina?

Es probable que tu hijo trague agua de la piscina en algún momento, en especial, cuando está aprendiendo a nadar. Tragar un poco de agua de la piscina no suele ser un problema, pero tragar mucha agua puede provocar enfermedades. Motiva a tu hijo a escupir el agua que le entra en la boca.

¿Pueden nadar los niños que tienen yesos?

Depende del tipo de yeso:

  • Molde de yeso. Si tu hijo tiene un molde de yeso sobre un vendaje, no debe meterse al agua. Intentar proteger un molde de yeso con bolsas plásticas no suele ser eficaz.
  • Yeso de fibra de vidrio. Si tu hijo tiene un yeso de fibra de vidrio recubierto con un material repelente al agua, es probable que pueda nadar, siempre que el médico esté de acuerdo. Después de nadar, es importante enjuagar bien el interior del yeso con agua limpia. Por lo general, puedes dejar que el yeso se seque al aire.

¿Los niños que tienen tubos de ventilación pueden nadar?

Si tu hijo tiene tubos de ventilación, cilindros diminutos colocados en el tímpano para drenar líquido y permitir que el aire fluya al oído medio, pregúntale a su médico acerca de la protección para nadar. Algunos médicos recomiendan que los niños que tienen tubos de ventilación usen tapones para los oídos al nadar a fin de prevenir el ingreso de bacterias al oído medio. Sin embargo, el uso habitual de tapones para los oídos podría ser necesario únicamente cuando los niños bucean o nadan en agua sin tratar, como en lagos y ríos.

¿Cuál es la mejor forma de prevenir el oído de nadador?

El oído de nadador es una infección que suele tratarse con gotas para el oído recetadas. Cómo prevenir el oído de nadador:

  • Mantén los oídos secos. Pídele a tu hijo que use tapones para los oídos cuando nade. Después de nadar, sécale los oídos con cuidado pasándole una toalla suave sobre el oído externo, o bien utiliza un secador de cabello. Usa el secador de cabello en mínimo y sostenlo al menos a un pie (aproximadamente 30 cm) de distancia del oído.
  • Tratamiento preventivo en el hogar. Si tu hijo no tiene el tímpano perforado, colócale gotas para el oído hechas en casa antes y después de nadar, a modo de prevención. Una mezcla de 1 parte de vinagre blanco en 1 parte de alcohol para fricciones puede ayudar a favorecer el secado y evitar el crecimiento de bacterias y hongos que pueden provocar el oído de nadador. Coloca 1 cucharadita (alrededor de 5 mililitros) de la solución en cada oído y deja que drene hacia afuera. Es posible que en las farmacias consigas soluciones similares de venta libre.
  • Evita colocar objetos extraños en el oído de tu hijo. No uses hisopos de algodón en los oídos de tu hijo, ya que pueden empujar el material más adentro en el conducto auditivo, irritar la piel delgada dentro del oído o lastimar la piel.

¿Qué sucede con los ojos rojos después de nadar?

La exposición al cloro podría provocar que tu hijo tenga los ojos rojos. Para aliviar las molestias y reducir el enrojecimiento después de nadar, enjuágale los ojos con colirio estéril o una solución de lágrimas artificiales. Para evitar que tu hijo tenga los ojos rojos o hinchados, dile que use antiparras mientras nada.

¿Cuál es la mejor edad para comenzar a tomar clases de natación?

Muchos niños aprenden a andar en bicicleta y a nadar solos a la misma edad, generalmente el verano antes de ir al jardín de infantes. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) apoya las clases de natación para la mayoría de los niños de 4 años en adelante.

Si inscribes a un niño de menos de 4 años en un programa de natación, escoge uno que requiera la participación de los padres, que cuente con maestros calificados y con un ambiente divertido, y en el que haya una cantidad limitada de inmersiones en el agua. Esto limitará la cantidad de agua que tu hijo puede tragar.

¿Los niños pueden nadar cuando están enfermos o tienen cortes y raspaduras?

Está bien que los niños naden si tienen un resfriado u otra enfermedad leve, siempre que se sientan lo suficientemente bien para hacerlo. Asimismo, está bien que los niños naden si tienen cortes y raspaduras, siempre que las heridas no sangren.

¿Está bien nadar inmediatamente después de comer?

Está bien nadar inmediatamente después de una comida liviana o un tentempié. Sin embargo, si tu hijo se siente aletargado después de una comida pesada, aliéntalo a que tome un descanso antes de nadar.

¿Los jacuzzis son seguros para los niños?

Los niños pequeños pueden tener un exceso de calor rápidamente en un jacuzzi o en un spa. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los niños de menos de 5 años no se metan en jacuzzis ni vayan a spas. Si permites que tu hijo se meta en un jacuzzi o vaya a un spa, supervísalo, procura que no esté mucho tiempo allí y no dejes que sumerja la cabeza. Alguien con cabello largo se puede ahogar si se le enreda el cabello en una rejilla sin cubrir del jacuzzi.

June 13, 2018 See more In-depth