Toma decisiones saludables

Cuidar bien de ti es la mejor forma de cuidar a tu bebé Presta especial atención a lo básico:

  • Solicita una consulta de preconcepción. Platica con tu profesional de la salud acerca de tu salud en general y analiza los cambios en tu estilo de vida que podrían mejorar las posibilidades de tener un bebé y un embarazo saludables. Aborda cualquier preocupación que tengas sobre la fertilidad o el embarazo. Pregunta cómo aumentar las probabilidades de quedar embarazada — y las opciones si tienes problemas para hacerlo.
  • Busca atención médica prenatal regular. Las visitas de cuidado prenatal ayudan a tu profesional de la salud a monitorear tu salud y la de tu bebé. Menciona cualquier signo o síntoma que te preocupe. Hablar con tu profesional de la salud puede ayudarte a tranquilizarte.
  • Come una dieta saludable. Durante el embarazo, necesitarás más ácido fólico, calcio, hierro, vitamina D y otros nutrientes fundamentales. Si ya llevas una dieta saludable, mantente así. Una vitamina prenatal diaria — lo ideal es que comiences a tomarla meses antes de la concepción — puede ayudar a llenar cualquier vacío
  • Aumenta de peso sabiamente. Aumentar la cantidad adecuada de peso puede ayudar a la salud de tu bebé — y hacer que sea más fácil deshacerte de los kilos adicionales después del parto. Trabaja con tu profesional de la salud para determinar qué es adecuado para ti.
  • Mantente activa. La actividad física regular puede ayudar a aliviar o prevenir malestares, aumentar tu nivel de energía y mejorar tu salud en general. También puede ayudar a prepararte para el parto al aumentar tu resistencia y fuerza muscular. Asegúrate de tener la aprobación de tu profesional de la salud antes de empezar o continuar un programa de ejercicios, especialmente si tienes una enfermedad no diagnosticada.
  • Evita el consumo de sustancias riesgosas. El alcohol, el tabaco y las drogas ilícitas están prohibidos durante el embarazo. Aclara con tu profesional de la salud cualquier duda sobre medicamentos o suplementos con anticipación.
  • Investiga sobre el examen prenatal para anomalías cromosómicas.Pregunta a tu médico sobre el examen prenatal no invasivo, una prueba de sangre que examina el ADN del feto en el torrente sanguíneo materno para determinar si tu bebé tiene algún riesgo de anomalías cromosómicas específicas. Las pruebas diagnósticas como el muestreo de vellosidades coriónicas y la amniocentesis proporcionan información acerca de los cromosomas de tu bebé o sobre el riesgo de anomalías cromosómicas específicas; sin embargo, también suponen un ligero riesgo de aborto espontáneo. Tu profesional de la salud puede ayudarte a evaluar los riesgos y beneficios.

Mira hacia el futuro

Las decisiones que tomes ahora — incluso antes de la concepción — pueden tener un impacto duradero en tu bebé. Piensa en el embarazo como una oportunidad para cuidar de tu bebé y prepararlo para los emocionantes cambios por venir.

July 29, 2014 See more In-depth