Pruebas de embarazo caseras: ¿puedes confiar en los resultados?

¿Podrías estar embarazada? A continuación encontrarás las respuestas a preguntas frecuentes sobre las pruebas de embarazo caseras.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Hacerte una prueba de embarazo casera puede ser estresante, en especial si no estás segura de si puedes confiar en los resultados. Conoce cuándo y cómo hacerte una prueba de embarazo casera, así como algunas posibles dificultades de los análisis domésticos.

¿Cuándo debo hacerme una prueba de embarazo casera?

Muchas pruebas de embarazo caseras afirman ser precias al primer día de la ausencia del período menstrual o incluso antes. No obstante, es probable que obtengas resultados más exactos si esperas hasta después del primer día de la ausencia del período menstrual o, mejor aún, una semana después de la ausencia del período menstrual.

¿Por qué esperar? Poco después de que el óvulo fertilizado se une a la pared del útero (implantación), la placenta comienza a formar y a producir la hormona gonadotropina coriónica humana. Esta hormona ingresa en el torrente sanguíneo y en la orina. Al principio del embarazo, la concentración de gonadotropina coriónica humana aumenta con rapidez y se duplica cada dos o tres días. Cuanto antes te hagas una prueba de embarazo casera, más difícil será que la prueba detecte la gonadotropina coriónica humana. Ten en cuenta que el momento exacto de la ovulación puede variar según la mujer o incluso de un mes al otro, por lo que el óvulo fertilizado puede implantarse en el útero en diferentes momentos. Esto puede afectar cuándo comienza la producción de gonadotropina coriónica humana y cuándo se la puede detectar.

Si es importante confirmar el embarazo de inmediato, según cuán avanzado esté, el proveedor de atención médica podría recomendar que te hagas una ecografía, que vuelvas a hacerte un análisis de orina en el laboratorio del hospital o de la clínica o que te hagan un análisis de sangre para medir la gonadotropina coriónica humana.

¿Existen diferentes tipos de pruebas de embarazo caseras?

En la mayoría de las pruebas, se debe colocar el extremo de una tira reactiva debajo del chorro de orina o se debe sumergir la tira reactiva en un contenedor con orina recolectada. Algunos minutos después, la tira reactiva revela el resultado de la prueba en una banda o pantalla, por lo general, con un signo positivo o negativo, con una o dos líneas, o con las palabras «embarazada» o «no embarazada».

No obstante, algunas pruebas de embarazo caseras son más sensibles que otras. En otras palabras, en algunas pruebas, la cantidad de gonadotrofina coriónica necesaria para ser detectada en la orina y producir un resultado positivo es menor que en otras.

Comprueba siempre la fecha de vencimiento de la prueba y lee sus instrucciones con atención antes de realizarla.

¿Cuán precisas son las pruebas de embarazo caseras?

Muchas pruebas de embarazo caseras afirman tener una precisión del 99 por ciento. No obstante, las investigaciones indican que muchas pruebas de embarazo caseras no tienen suficiente sensibilidad para diagnosticar el embarazo en mujeres que no han tenido su último período menstrual. Para obtener resultados más confiables, hazte la prueba una semana después no haber tenido el período menstrual.

¿Los medicamentos podrían interferir en los resultados de las pruebas?

Los medicamentos para promover la fertilidad u otros medicamentos que contengan gonadotropina coriónica humana podrían interferir en los resultados de las pruebas de embarazo caseras. No obstante, la mayoría de los medicamentos, incluso los antibióticos y las píldoras anticonceptivas, no afecta la precisión de las pruebas de embarazo caseras.

¿Puede ser erróneo un resultado positivo?

Aunque es poco frecuente, es posible que la prueba de embarazo hogareña dé un resultado positivo cuando en realidad no estás embarazada. Esto se conoce como «falso positivo».

Un falso positivo podría producirse si perdiste un embarazo poco después de que el óvulo fertilizado se haya adherido al revestimiento del útero (embarazo bioquímico) o si te haces la prueba de embarazo muy poco después de tomar un medicamento para promover la fertilidad que contenga gonadotropina coriónica. Los resultados engañosos también podrían surgir por un embarazo ectópico, la menopausia o problemas en los ovarios.

¿Puede ser erróneo un resultado negativo?

Es posible que la prueba de embarazo hogareña dé un resultado negativo cuando en realidad sí estás embarazada. Esto se conoce como «falso negativo» y es mucho más probable que ocurra que un falso positivo. El resultado puede ser un falso negativo en estos casos:

  • Realizas la prueba demasiado temprano. Si realizas una prueba de embarazo hogareña poco después de la ausencia del período menstrual, es más difícil que la prueba detecte la gonadotropina coriónica. Para obtener resultados más precisos, realiza la prueba una semana después de la ausencia del período menstrual, cuando es más probable que se detecte el nivel de la gonadotropina coriónica en la orina. Si no puedes esperar tanto, pídele al proveedor de atención médica que te realice un análisis de sangre.
  • Controlas el resultado muy pronto. Espera hasta que la prueba esté lista. Considera utilizar un temporizador según las instrucciones del paquete.
  • Usas orina diluida. Para obtener resultados más precisos, realízate la prueba a primera hora de la mañana, cuando la orina es más concentrada.

¿Qué sucede a continuación?

A partir de los resultados de tus análisis, considera tomar las siguientes medidas:

  • Tu prueba de embarazo casera es positiva, o hiciste varias pruebas de embarazo caseras y obtuviste resultados mezclados. Pide una cita con tu proveedor de atención médica. Podrías necesitar un análisis de sangre o una ecografía para confirmar el embarazo. Cuanto antes se confirme el embarazo, más rápido podrás comenzar la atención médica prenatal.
  • Tu prueba de embarazo casera es negativa. Si no comienza tu menstruación, repite la prueba unos días o una semana después, en especial, si hiciste la prueba justo antes o después del día en que debería haber comenzado tu menstruación.
  • Continúas obteniendo resultados negativos, pero tu menstruación no comienza o sigues pensando que podrías estar embarazada. Consulta con tu proveedor de atención médica. Diversos factores pueden provocar la falta de menstruación (amenorrea), entre ellos, trastornos de la tiroides, bajo peso corporal, problemas en los ovarios, ejercicios excesivos y estrés. Si no estás embarazada, el proveedor de atención médica puede ayudarte a que regrese tu ciclo menstrual.
Nov. 20, 2018 See more In-depth