Si no se trata, un objeto extraño en el oído puede provocar dolor, infección y pérdida de la audición.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Un objeto extraño en el oído puede provocar dolor, infección y pérdida de la audición. Por lo general, sabes si tienes un objeto atascado en el oído, pero los niños pequeños pueden no darse cuenta.

Si un objeto se aloja en el oído, toma estas medidas:

  • No introduzcas ningún instrumento en el oído, como un hisopo de algodón o un fósforo. Corres el riesgo de introducir el objeto más adentro y dañar el oído.
  • Retira el objeto si es posible. Si el objeto es claramente visible, flexible y se puede tomar con pinzas fácilmente, retíralo con cuidado.
  • Ten en cuenta la gravedad. Inclina la cabeza hacia el lado afectado para intentar expulsar el objeto.
  • Intenta usar aceite si es un insecto. Si el objeto extraño es un insecto, inclina la cabeza de la persona de manera que el oído donde entró el insecto quede hacia arriba. Vierte aceite mineral, aceite de oliva o aceite para bebé en el oído para que el insecto flote hacia afuera. El aceite debe estar tibio pero no caliente. No uses aceite para quitar ningún objeto que no sea un insecto. No emplees este método en un niño si tiene tubos para oídos o si piensas que el tímpano puede estar perforado. Los signos y síntomas de un tímpano perforado son dolor, sangrado o secreción del oído.
  • Intenta quitar el objeto con agua. Utiliza una pera de goma para oídos y agua tibia a fin de irrigar el objeto para que salga del conducto, siempre que no haya tubos de ventilación para oídos y que no sospeches que el tímpano esté perforado.

Si estos métodos no resultan o la persona continúa teniendo dolor, secreción en el conducto auditivo, audición reducida o sensación de que hay algo alojado en el oído, busca asistencia médica.

June 13, 2018