Una persona que tiene un ataque cardíaco puede presentar algunos de estos síntomas, o todos ellos:

  • Presión incómoda, inflamación o dolor opresivo en el centro del pecho
  • Malestar o dolor que se propaga más allá del pecho a los hombros, la espalda, el cuello, la mandíbula, los dientes, uno o ambos brazos y, en ocasiones, la parte superior del abdomen
  • Falta de aire
  • Aturdimiento, mareos y desmayos
  • Sudoración
  • Náuseas

Por lo general, un ataque cardíaco causa dolor en el pecho durante más de 15 minutos, pero también puede no presentar ningún síntoma. Es importante saber que pueden producirse otros síntomas además del dolor en el pecho, como indigestión o dolor persistente en el cuello o la mandíbula.

Muchas personas que tienen un ataque cardíaco presentan signos de advertencia con una anticipación de horas, días o semanas.

Qué hacer si tú u otra persona tienen un ataque cardíaco

  • Llama al 911 o al número local de emergencias. No ignores ni intentes pasar por alto los síntomas de un ataque cardíaco. Si no puedes acceder a los servicios médicos de urgencia, pídele a un vecino o a un amigo que te lleve al hospital más cercano.

    Conducir tú mismo es el último recurso; recuerda que conducir en esas circunstancias puede ser un riesgo para ti y los demás.

  • Mastica y traga una aspirina, a menos que seas alérgico o que el médico te haya indicado que nunca tomes aspirina.
  • Toma nitroglicerina, si te la recetaron. Si crees que estás teniendo un ataque cardíaco y tu médico te recetó nitroglicerina, tómala según las indicaciones. No tomes la nitroglicerina de otra persona, ya que podría aumentar el peligro.
  • Si la persona está inconsciente, comienza con la reanimación cardiopulmonar (RCP). Si estás con una persona que está inconsciente, informa al operador del 911 o a otro especialista médico de emergencias. Es posible que te recomienden comenzar con la reanimación cardiopulmonar (RCP).

    Si no tienes capacitación en reanimación cardiopulmonar, los médicos recomiendan solamente hacer compresiones en el pecho (alrededor de 100 a 120 compresiones por minuto). El operador podrá darte instrucciones sobre cómo llevar a cabo los procedimientos de manera adecuada hasta que llegue la ayuda.

  • Si hay un desfibrilador externo automático a mano y la persona está inconsciente, sigue las instrucciones del dispositivo para utilizarlo.
June 13, 2018