El peligro de una descarga eléctrica depende del tipo de corriente, del nivel de tensión, del recorrido de la corriente en el cuerpo, del estado de salud general de la persona y de la rapidez con la que recibe atención médica.

Las descargas eléctricas pueden causar quemaduras, o bien no dejar ninguna marca visible en la piel. En ambos casos, la corriente eléctrica que atraviesa el cuerpo puede provocar daños internos, paro cardíaco y otros tipos de lesiones. En algunas circunstancias, incluso una pequeña cantidad de electricidad puede ser fatal.

Cuándo comunicarte con el médico

Si una persona sufre una lesión por el contacto con electricidad, debe consultar a un proveedor de atención médica.

Precaución

  • No toques a una persona lesionada que todavía está en contacto con la corriente eléctrica.
  • Llama al 911 o al número de emergencia local si la quemadura la provocó un cable de alta tensión o un rayo. No te acerques a los cables de alta tensión hasta que no corten la electricidad. Los cables de electricidad aéreos no suelen tener aislación. Mantente al menos a 20 pies (unos 6 metros) de distancia y más lejos si los cables hacen puente y chispas.
  • No muevas a una persona que tenga una lesión provocada por electricidad a menos que haya un peligro inmediato.

Cuándo buscar atención médica de urgencia

Llama al 911 o al número local de emergencias si la persona lesionada presenta lo siguiente:

  • Quemaduras graves
  • Confusión
  • Dificultad para respirar
  • Problemas con el ritmo cardíaco
  • Paro cardíaco
  • Dolor o contracciones musculares
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento

Toma estas medidas de inmediato mientras esperas que llegue la ayuda médica:

  • Desconecta la fuente de electricidad, si es posible. De lo contrario, usa un objeto que no conduzca la electricidad, hecho de cartón, plástico o madera para alejar la fuente de la persona lesionada y de ti.
  • Comienza la reanimación cardiopulmonar si la persona no muestra signos de circulación, como respiración, tos o movimiento.
  • Intenta evitar que la persona lesionada tome frío.
  • Colócale un vendaje. Cubre las quemaduras con un vendaje de gasa estéril, si tienes a mano, o con un trapo limpio. No uses toallas ni mantas, porque las fibras sueltas pueden quedar pegadas en las quemaduras.
July 01, 2022