Descripción general

El mosquito que transporta el virus de Zika está en todo el mundo.

Mantente al día con la cantidad de casos por el virus del Zika con el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sobre el virus del Zika.

El virus del Zika es una infección viral que se transmite principalmente por picaduras de mosquitos, que ocurre sobre todo en áreas tropicales y subtropicales del mundo. La mayoría de las personas infectadas con el virus del Zika no presentan signos ni síntomas. Algunas personas tienen fiebre leve, sarpullido y dolor muscular. En casos excepcionales, el virus del Zika puede causar complicaciones en el cerebro o en el sistema nervioso, como el síndrome de Guillain-Barré, incluso en personas que no muestran síntomas de la infección. La infección por el virus del Zika también se conoce como enfermedad por el virus del Zika, fiebre del Zika o Zika.

Las mujeres infectadas con el virus del Zika durante el embarazo tienen un mayor riesgo de aborto espontáneo. La infección por virus del Zika en el embarazo también aumenta el riesgo de defectos de nacimiento graves en bebés, incluida una afección cerebral potencialmente mortal denominada microcefalia.

Los investigadores están trabajando para desarrollar una vacuna contra el virus del Zika. Por ahora, la mejor forma de prevenir una infección es evitar las picaduras de mosquitos y reducir los hábitats del mosquito.

Síntomas

Cuatro de cada cinco personas infectadas con el virus del Zika no manifiestan signos o síntomas. Cuando hay síntomas, generalmente comienzan de 2 a 14 días después de la picadura de un mosquito infectado. Estos síntomas suelen durar una semana y la mayoría de las personas se recupera por completo.

Los signos y síntomas más comunes del virus del Zika son:

  • Fiebre leve
  • Sarpullido
  • Dolor en las articulaciones, en particular en las manos o los pies
  • Conjuntivitis

Otros signos y síntomas pueden ser:

  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor ocular
  • Fatiga o una sensación general de malestar
  • Dolor abdominal

Cuándo debes consultar a un médico

Consulta al médico si crees que tú o un miembro de tu familia pueden tener el virus del Zika, en especial si han viajado recientemente a un área donde hay un brote activo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tienen pruebas diagnósticas de sangre para detectar el virus del Zika y otros virus transmitidos por mosquitos.

Si estás embarazada y has viajado recientemente a una región en la que es común el virus del Zika, consulta con tu médico si debes hacerte una prueba diagnóstica, incluso si no presentas síntomas.

Causas

El virus del Zika es causado con mayor frecuencia por un virus que se transmite por la picadura de un mosquito infectado. Los mosquitos que transmiten el virus pertenecen a dos especies de Aedes que se encuentran en todo el mundo.

Cuando un mosquito pica a una persona infectada con el virus del Zika, el virus infecta al mosquito. Luego, cuando el mosquito infectado pica a otra persona, el virus ingresa en el torrente sanguíneo de la persona y causa una infección.

El virus del Zika también puede transmitirse al feto durante el embarazo.

Además, el virus se puede transmitir de una persona a otra a través del contacto sexual. En algunos casos, el virus puede contraerse mediante transfusiones de sangre o en la donación de órganos.

Factores de riesgo

Algunos factores que representan un riesgo mayor de contraer la enfermedad del virus del Zika son:

  • Vivir en países en los que ha habido brotes o viajar a esos países. Estar en regiones tropicales y subtropicales aumenta el riesgo de exposición al virus del Zika. Las áreas especialmente de alto riesgo incluyen varias islas de la región del Pacífico, algunos países en América Central, América del Sur y América del Norte, y las islas cerca de África Occidental. Debido a que el mosquito que transmite el virus del Zika se encuentra en todo el mundo, es probable que los brotes sigan propagándose a nuevas regiones.

    La mayoría de los casos de infección por el virus del Zika en los EE. UU. se ha registrado en viajeros que regresan al país desde otras regiones. Sin embargo, los mosquitos que transmiten el virus del Zika se encuentran en algunas partes de los Estados Unidos y sus territorios. Se han registrado casos de transmisión local en Florida, Texas, Islas Vírgenes de los Estados Unidos y Puerto Rico.

  • Tener relaciones sexuales sin protección. El virus del Zika se puede transmitir de una persona a otra a través del sexo. Tener relaciones sexuales sin protección puede aumentar el riesgo de infección del virus del Zika hasta tres meses después del viaje. Por esta razón, las mujeres embarazadas cuyas parejas sexuales hayan vivido o hayan visitado una región en la que es común el virus del Zika deben usar preservativo durante el encuentro sexual o abstenerse de toda actividad sexual hasta que nazca el bebé. En el caso de las demás parejas, también se puede reducir el riesgo de transmisión sexual mediante el uso de preservativos o la abstención de actividades sexuales durante tres meses después del viaje.

Complicaciones

Las mujeres infectadas con el virus del Zika durante el embarazo tienen un mayor riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro y muerte fetal intraútero. La infección por virus del Zika en el embarazo también aumenta el riesgo de defectos de nacimiento graves en bebés (síndrome de Zika congénito), como los siguientes:

  • Un cerebro y una cabeza más pequeños que lo normal (microcefalia), con un cráneo parcialmente aplastado
  • Daño cerebral y tejido cerebral reducido
  • Daño ocular
  • Problemas articulares, incluido el movimiento limitado
  • Libertad de movimiento reducida debido a un exceso del tono muscular después del nacimiento

En adultos, la infección por el virus del Zika puede causar complicaciones en el cerebro o en el sistema nervioso, como el síndrome de Guillain-Barré, incluso en personas que no muestran síntomas de la infección.

Prevención

No existe ninguna vacuna que proteja contra el virus del Zika. Pero puedes tomar medidas para reducir el riesgo de exposición al virus.

Si tú o tu pareja está embarazada o buscan el embarazo, estos consejos pueden ayudarlos para reducir el riesgo de infección por el virus del Zika:

  • Planifica bien el viaje. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las mujeres embarazadas eviten viajar a áreas en las que haya un brote del virus del Zika.

    Si estás tratando de quedar embarazada, consulta a tu médico si un viaje futuro, tuyo o de tu pareja, puede aumentar el riesgo de contraer el virus del Zika. El médico te puede recomendar que ambos esperen dos a tres meses después del viaje para intentar concebir.

  • Mantén relaciones sexuales seguras. Si tienes una pareja que vive o que ha viajado a una zona en la que hay un brote del virus del Zika, los CDC recomiendan abstenerse de la actividad sexual durante el embarazo o usar un preservativo durante toda actividad sexual.

Si vives o viajas a zonas en las que se sabe que existe el virus del Zika, los siguientes consejos pueden ayudarte a reducir el riesgo de sufrir picaduras de mosquitos:

  • Permanece en ambientes con aire acondicionado o bien protegidos con mosquiteros. Los mosquitos que transmiten el virus del Zika son más activos desde el amanecer hasta el atardecer, pero también pueden picar durante la noche. Considera dormir debajo de un mosquitero, especialmente si estás al aire libre.
  • Usa ropa de protección. Cuando ingreses a una zona infestada de mosquitos, usa camisas de manga larga, pantalones largos, calcetines y zapatos.
  • Usa repelente de insectos. Puedes aplicar permetrina en la ropa, los zapatos, el equipo de campamento y los mosquiteros para cama. También puedes comprar ropa que ya contenga permetrina. Para la piel, usa un repelente que contenga dietiltoluamida, picaridina o uno de los ingredientes activos registrados en la Agencia de Protección Ambiental y cuya eficacia contra los mosquitos esté probada. Cuando se usan siguiendo las indicaciones, estos repelentes han demostrado ser seguros y eficaces, incluso para mujeres embarazadas o que están amamantando.
  • Reduce el hábitat de los mosquitos. Los mosquitos que transmiten el virus del Zika por lo general viven en las casas y sus alrededores y se reproducen en el agua estancada que se acumula en recipientes, por ejemplo, en platos de animales, macetas y neumáticos usados de automóviles. Al menos una vez por semana, vacía y limpia todas las fuentes de agua estancada para ayudar a disminuir la población de mosquitos.

Feb. 06, 2021
  1. AskMayoExpert. Zika. MayoClinic; 2019.
  2. LaBeaud AD. Zika virus infection: An overview. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 7, 2021.
  3. American College of Obstetricians and Gynecologists. Committee Opinion No. 784: Management of patients in the context of Zika virus. Obstetrics & Gynecology. 2019; doi:10.1097/AOG.0000000000003399.
  4. Ferri FF. Zika virus. In: Ferri's Clinical Advisor 2021. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 7, 2021.
  5. Zika virus. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/zika/index.html. Accessed Jan. 7, 2021.
  6. FDA issues recommendations to reduce the risk for Zika virus blood transmission in the United States. U.S. Food and Drug Administration. https://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm486359.htm. Accessed Jan. 12, 2021.