Descripción general

La tularemia es una enfermedad infecciosa poco común. La tularemia es una enfermedad infecciosa muy poco frecuente que suele atacar la piel, los ojos, los ganglios linfáticos y los pulmones. La tularemia es causada por la bacteria Francisella tularensis.

La enfermedad afecta principalmente a conejos, liebres y roedores, como ratas almizcleras y ardillas. La tularemia también puede infectar a aves, ovejas y animales domésticos, como perros, gatos y hámsteres.

La tularemia se transmite a los humanos de varias maneras, incluidas las picaduras de insectos y la exposición directa a un animal infectado. La tularemia es muy contagiosa y potencialmente mortal, pero, por lo general, se puede tratar eficazmente con antibióticos específicos si se diagnostica a tiempo.

Síntomas

La mayoría de las personas expuestas a la tularemia que desarrollan la enfermedad se suelen enfermar en un plazo de 3 a 5 días, pero puede suceder hasta los 21 días. Hay varios tipos de tularemia que dependen de cómo y dónde ingresan las bacterias al cuerpo. Cada tipo de tularemia tiene su propio grupo de síntomas.

Tularemia ulceroglandular

Esta es la forma más frecuente de la enfermedad. Los signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Una úlcera en la piel que se forma en el lugar de la infección, usualmente, por la picadura de un insecto o en la mordedura de un animal
  • Ganglios linfáticos inflamados y doloridos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio

Tularemia glandular

Las personas con tularemia glandular tienen los mismos signos y síntomas de la tularemia ulceroglandular, pero sin úlceras en la piel.

Tularemia oculoglandular

Esto afecta a los ojos y puede causar:

  • Dolor ocular
  • Enrojecimiento ocular
  • Hinchazón y secreción ocular
  • Úlcera en el interior del párpado
  • Sensibilidad a la luz

Tularemia orofaríngea

Esta forma afecta la boca, la garganta y el tracto digestivo. Los signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Úlceras en la boca
  • Dolor abdominal
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Inflamación de las amígdalas
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello

Tularemia pulmonar

Este tipo de tularemia provoca signos y síntomas típicos de la neumonía:

  • Tos seca
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aliento

Existen otros tipos de tularemia que también pueden propagarse a los pulmones.

Tularemia tifoidea

Esta forma grave y poco frecuente de la enfermedad suele causar lo siguiente:

  • Fiebre alta y escalofríos
  • Dolor muscular
  • Dolor de garganta
  • Vómitos y diarrea
  • Agrandamiento del bazo
  • Agrandamiento del hígado
  • Neumonía

Cuándo debes consultar con un médico

Si crees que puedes haber estado expuesto a la tularemia, consulta con un médico lo antes posible, sobre todo si te picó una garrapata o manipulaste un animal salvaje en una zona donde existe tularemia y manifestaste fiebre, úlceras de la piel o inflamación de glándulas.

Causas

La tularemia no aparece naturalmente en los seres humanos y se desconoce que se transmita de persona a persona. Sin embargo, la tularemia se presenta en todo el mundo, especialmente en las zonas rurales, porque muchos mamíferos, aves e insectos están infectados con la bacteria Francisella tularensis. Este organismo puede vivir durante semanas en el suelo, el agua y los animales muertos.

A diferencia de algunas enfermedades infecciosas que se transmiten de los animales a las personas de una sola forma, la tularemia tiene varios modos de transmisión. La forma en la que te contagias la enfermedad suele determinar el tipo y la gravedad de los síntomas. En general, la tularemia se contagia a través de lo siguiente:

  • Picaduras de insectos. Si bien una gran cantidad de insectos son portadores de tularemia, las garrapatas y las moscas del venado son los que más probabilidades tienen de transmitir la enfermedad a los seres humanos. Las picaduras de las garrapatas causan un gran porcentaje de casos de tularemia ulceroglandular.
  • Exposición a animales muertos o enfermos. La tularemia ulceroglandular también puede ser consecuencia de la manipulación o mordedura de un animal infectado, que la mayoría de las veces es un conejo o una liebre. Las bacterias ingresan a la piel a través de pequeños cortes y abrasiones o a través de una mordida, y se forma una úlcera en el lugar de la herida. La manifestación de la tularemia en los ojos puede producirse por frotarse los ojos después de tocar un animal infectado.
  • Bacterias transmitidas por el aire. Las bacterias del suelo pueden convertirse en bacterias transmitidas por el aire durante los trabajos de jardinería, construcción u otras actividades en las que se remueva la tierra. La inhalación de las bacterias puede causar tularemia pulmonar. El personal de laboratorio que trabaja con la tularemia también se expone a un riesgo mayor de infección por transmisión aérea.
  • Agua o alimentos contaminados. Si bien es poco frecuente, es posible contraer tularemia por comer carne poco cocida de un animal infectado o por beber agua contaminada.

Factores de riesgo

Although anyone of any age can develop tularemia, engaging in certain occupations or activities or living in certain areas pose a greater risk.

Vivir en ciertas zonas o visitarlas

Se han registrado casos de tularemia en los Estados Unidos, Canadá, México, Japón y Europa. En los Estados Unidos, suele ser más común en Arkansas, Missouri, Oklahoma y Dakota del Sur, aunque hubo brotes en Colorado, Nebraska y Wyoming en 2015. También se han registrado casos de tularemia en partes de Massachusetts, incluidas Martha's Vineyard y Nantucket.

Ciertos pasatiempos u ocupaciones.

Las siguientes ocupaciones o actividades pueden aumentar el riesgo de contraer tularemia:

  • Caza y captura. Como los cazadores están expuestos a la sangre de animales salvajes y también podrían comer su carne, corren el riesgo de contraer tularemia.
  • Jardinería o paisajismo. Los jardineros y paisajistas también pueden correr el riesgo de contraer tularemia. Es posible que los jardineros inhalen bacterias que se levantan cuando trabajan el suelo o usan máquinas para cortar el césped y desmalezadoras.
  • Trabajos en gestión de la vida silvestre o medicina veterinaria. Las personas que trabajan con la vida silvestre o con animales domésticos tienen un riesgo mayor de contraer tularemia.

Complicaciones

La tularemia no tratada puede ser mortal. Otras posibles complicaciones incluyen las siguientes:

  • Inflamación de los pulmones (neumonía). La neumonía puede provocar insuficiencia respiratoria, un trastorno en donde los pulmones no reciben oxígeno suficiente o no liberan dióxido de carbono suficiente, o ambas cosas.
  • Infección alrededor del cerebro y la médula espinal (meningitis). La meningitis es una infección grave de los líquidos y las membranas (meninges) que rodean al cerebro y a la médula espinal, que a veces pone en riesgo la vida.
  • Irritación alrededor del corazón (pericarditis). Es la hinchazón e irritación de la delgada membrana que rodea al corazón (pericardio).
  • Infección ósea (osteomielitis). La bacteria de la tularemia a veces se propaga hacia los huesos.

Prevención

Actualmente, no existe ninguna vacuna para la tularemia. Si trabajas en una profesión de alto riesgo o vives en una zona donde hay tularemia, estas medidas pueden ayudarte a reducir la probabilidad de infección:

  • Protégete de los insectos. En Estados Unidos, la tularemia está relacionada con la picadura de garrapata. En otras partes del mundo, la tularemia se contrae comúnmente por la picadura de mosquito.

    Si pasas tiempo en zonas infestadas con garrapatas o mosquitos, usa camisas de mangas largas y pantalones largos, métete los pantalones dentro de los calcetines y usa un sombrero de ala ancha para proteger tu rostro y cuello. Usa un repelente de insectos con una concentración del 20 % al 30 % de N,N-dietil-meta-toluamida (DEET), picaridina o IR3535, pero sigue atentamente las instrucciones del fabricante. Aplica el repelente de insectos con moderación y lávate para quitártelo al final del día.

    Contrólate con regularidad en busca de garrapatas y quítalas de inmediato si las encuentras. También asegúrate de revisar a tus mascotas.

  • Ten cuidado al realizar trabajos de jardinería. Los jardineros y paisajistas profesionales deben considerar el uso de una máscara facial al excavar el suelo, quitar la maleza o los matorrales o cortar el césped.
  • Manipula los animales con cuidado. Si cazas o manipulas conejos o liebres, usa guantes y gafas protectoras, y lávate bien las manos con jabón y agua caliente después de tocar los animales.
  • No comas carne poco cocida. Cocina bien la carne de animales salvajes y evita despellejar o preparar un animal que parecía enfermo. El calor elimina las bacterias F. tularensis; por lo tanto, cocina la carne a la temperatura correcta, 160 °F (71,1 °C) como mínimo en el caso de la carne picada y la carne de animales salvajes, para que sea seguro comerla. Las aves de corral se deben cocinar a una temperatura de 165 °F (73,8 °C).
  • Protege a tus mascotas. El ganado y las mascotas pueden contraer tularemia si comen una parte de un conejo afectado por la enfermedad o si los pica una garrapata infectada. Para mantener la seguridad de tus mascotas, evita que permanezcan afuera sin supervisión, colócales alguna protección contra las pulgas y las garrapatas, y no permitas que entren en contacto con animales salvajes o muertos.

July 29, 2021
  1. AskMayoExpert. Tularemia. Mayo Clinic; 2020.
  2. Tularemia statistics. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/tularemia/statistics/index.html. Accessed Oct. 12, 2020.
  3. Ferri FF. Tularemia. In: Ferri's Clinical Advisor 2021. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 12, 2020.
  4. Goldman L, et al., eds. Tularemia and other Francisella infections. In: Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 12, 2020.
  5. Penn RL. Clinical manifestations, diagnosis, and treatment of tularemia. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 12, 2020.
  6. Tularemia prevention. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/tularemia/prevention/index.html. Accessed Oct. 12, 2020.
  7. Preventing tick bites on people. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/lyme/prev/on_people.html. Accessed Oct. 12, 2020.
  8. Rabbit from farm to table. U.S. Department of Agriculture. https://www.fsis.usda.gov/wps/portal/fsis/topics/food-safety-education/get-answers/food-safety-fact-sheets/meat-preparation/rabbit-from-farm-to-table. Accessed Oct. 12, 2020.
  9. Safe minimum internal temperature chart. U.S. Department of Agriculture. https://www.fsis.usda.gov/wps/portal/fsis/topics/food-safety-education/get-answers/food-safety-fact-sheets/safe-food-handling/safe-minimum-internal-temperature-chart/ct_index. Accessed Oct. 12, 2020.
  10. Preventing ticks on your pets. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/lyme/prev/on_pets.html. Accessed Oct. 12, 2020.