Diagnóstico

Las larvas de triquina viajan desde el intestino delgado a través de las arterias para enterrarse en el tejido muscular, por lo que las pruebas de muestras de heces no suelen arrojar evidencia del parásito. Tu médico puede diagnosticar la infección por triquinas realizando un examen físico y analizando tus signos y síntomas, como la hinchazón alrededor de los ojos, la inflamación muscular y la fiebre.

Para confirmar el diagnóstico, el médico puede utilizar estas pruebas:

  • Análisis de sangre. Es posible que el médico tome una muestra de sangre y la analice en busca de signos que indiquen la presencia de triquinosis, que es un aumento en la cantidad de glóbulos blancos de cierto tipo (eosinófilos) o la formación de anticuerpos contra el parásito después de varias semanas.
  • Biopsia de tejido muscular. Aunque un análisis de sangre suele ser suficiente para establecer un diagnóstico, tu médico también podría recomendar una biopsia de tejido muscular. Se extrae un pequeño trozo del músculo y se examina con un microscopio en busca de larvas de triquina.

Tratamiento

Por lo general, la triquinosis no es grave y, con frecuencia, mejora sola en pocos meses. Sin embargo, la fatiga, el dolor leve, la debilidad y la diarrea pueden permanecer durante meses o años. Tu médico puede recetarte medicamentos en función de tus síntomas y de la gravedad de la infección.

  • Medicamentos antiparasitarios. Los medicamentos antiparasitarios son la primera línea de tratamiento para la triquinosis. Si el parásito de las triquinas se descubre pronto, el albendazol (Albenza) o el mebendazol (Emverm) pueden ser eficaces para eliminar los gusanos y las larvas del intestino. Durante el tratamiento, puedes tener efectos secundarios gastrointestinales leves.

    Si la enfermedad se descubre después de que las larvas se han enterrado en los tejidos musculares, el beneficio de los medicamentos antiparasitarios es menos seguro. El médico puede recetarte uno si tienes problemas del sistema nervioso central, cardíacos o respiratorios como resultado de la invasión.

  • Analgésicos. Después de una invasión muscular, el médico puede recetar analgésicos para ayudar a aliviar los dolores musculares. Con el tiempo, los quistes larvales de los músculos tienden a calcificarse, lo que da lugar a la destrucción de las larvas y a que no se sientan más dolores musculares ni fatiga.
  • Corticosteroides. Algunos casos de triquinosis causan reacciones alérgicas cuando el parásito entra en el tejido muscular o cuando las larvas muertas o moribundas liberan sustancias químicas en el tejido muscular. Tu médico podría recetarte un corticosteroide para controlar la inflamación.

Preparación para la consulta

Es probable que primero consultes al médico de cabecera. En algunos casos, es posible que te remitan a un especialista en enfermedades infecciosas.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la cita.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones previas a la cita. Cuando programes la cita, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu dieta.
  • Anota los síntomas que tengas, incluso aquellos que parezcan no estar relacionados con el motivo de la cita.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomes.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. Alguien que te acompañe puede ayudarte a recordar la información que recibes.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas te ayudará a aprovechar al máximo tu tiempo con el médico. Para la triquinosis, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi afección?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Es probable que mi afección sea temporal o crónica?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque primario que me indica?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cómo puedo controlarlas de manera conjunta?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetan?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, incluidas las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Has comido carne cruda, rara o inusual como la de los animales de caza últimamente?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuál es la gravedad de los síntomas?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas empeoren?
July 29, 2021
  1. Trichinosis (trichiniasis). Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/nematodes-roundworms/trichinosis. Accessed March 29, 2020.
  2. Trichinellosis FAQs. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/parasites/trichinellosis/gen_info/faqs.html. Accessed March 29, 2020.
  3. Weller PF, et al. Trichinellosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 29, 2020.
  4. Bennett JE, et al., eds. Trichinellosis. In: Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 29, 2020.
  5. Trichinellosis resources for health care professionals. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/parasites/trichinellosis/health_professionals/index.html. Accessed March 29, 2020.
  6. AskMayoExpert. Roundworm infection. Mayo Clinic; 2019.
  7. Trichinellosis epidemiology and risk. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/parasites/trichinellosis/epi.html. Accessed March 29, 2020.