Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Por lo general, la triquinosis no es grave y, con frecuencia, mejora sola, casi siempre, en pocos meses. Sin embargo, la fatiga, el dolor leve, la debilidad y la diarrea pueden permanecer durante meses o años. Las infecciones sintomáticas pueden responder al tratamiento con medicamentos.

  • Medicamentos antiparasitarios. Los medicamentos antiparasitarios (antihelmínticos) son la primera línea de tratamiento contra la triquinosis. Si el parásito de triquina se descubre temprano, en la fase intestinal, el albendazol (Albenza) o el mebendazol pueden ser efectivos en la eliminación de los gusanos y de las larvas intestinales. Durante el tratamiento, puedes tener efectos secundarios gastrointestinales leves.

    Si la enfermedad se descubre después de que las larvas se entierran en los tejidos, el beneficio de los medicamentos antiparasitarios no es tan seguro. El médico puede recetarte uno si tienes problemas del sistema nervioso central, cardíacos o respiratorios como resultado de la invasión.

  • Analgésicos. Después de la invasión del músculo, se pueden administrar analgésicos para los dolores musculares. Con el tiempo, los quistes larvales de los músculos tienden a calcificarse, lo que da lugar a la destrucción de las larvas y a que no se sientan más dolores musculares ni fatiga.
  • Corticoesteroides. Algunos casos de triquinosis causan reacciones alérgicas cuando el parásito entra en el tejido muscular o cuando las larvas muertas o moribundas liberan sustancias químicas en el tejido muscular. El médico puede recetarte un corticoesteroide para controlar la inflamación durante la migración de las larvas.
April 02, 2015