Descripción general

La arteritis de Takayasu es un tipo poco frecuente de vasculitis, un grupo de trastornos que causan inflamación de los vasos sanguíneos. En la arteritis de Takayasu, la inflamación daña la aorta, la arteria grande que lleva la sangre del corazón al resto del cuerpo, y sus ramas principales.

La enfermedad puede producir el estrechamiento u obstrucción de las arterias, o el debilitamiento de las paredes arteriales que pueden abultarse y desgarrarse (aneurisma). La arteritis de Takayasu también puede provocar dolor en el brazo o el pecho, presión arterial alta y, con el tiempo, insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular.

Si no tienes síntomas, es probable que no necesites tratamiento para la arteritis de Takayasu. Pero la mayoría de las personas que padecen la enfermedad necesitan medicamentos para controlar la inflamación de las arterias y evitar complicaciones. Aun con tratamiento, las recaídas son frecuentes y los síntomas pueden aparecer y desaparecer.

Síntomas

Los signos y los síntomas de la arteritis de Takayasu generalmente se producen en dos etapas.

Etapa 1

En la primera etapa, es probable que no te sientas bien y presentes:

  • Fatiga
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Dolores musculares y articulares
  • Fiebre leve, a veces acompañada de sudores nocturnos

No todos tienen estos signos y síntomas iniciales. Es posible que la inflamación dañe las arterias durante años antes de que te des cuenta de que algo está mal.

Etapa 2

Durante la segunda etapa, la inflamación causa que las arterias se estrechen, de manera que menos sangre, oxígeno y nutrientes llegan a los órganos y los tejidos. Los signos y los síntomas del estadio 2 son los siguientes:

  • Debilidad o dolor en las extremidades con el uso
  • Aturdimiento, mareos o desmayos
  • Dolores de cabeza o cambios de la vista
  • Problemas de memoria o dificultad para pensar
  • Dolor en el pecho o dificultad para respirar
  • Presión arterial alta
  • Diarrea o sangre en las heces
  • Pocos glóbulos rojos (anemia)

Cuándo debes consultar con un médico

Busca atención médica inmediata si tienes dificultad para respirar, dolor de brazo o tórax o signos de un accidente cerebrovascular, como rostro caído, debilidad en las extremidades o alteraciones del habla.

Programa una consulta con el médico si tienes otros signos o síntomas que te preocupan. La detección precoz de la arteritis de Takayasu es clave para obtener tratamiento efectivo.

Si ya te diagnosticaron arteritis de Takayasu, ten en cuenta que los síntomas pueden aparecer y desaparecer incluso con un tratamiento efectivo. Presta atención a los síntomas similares a aquellos que se produjeron originalmente o a cualquier síntoma nuevo y asegúrate de informarle al médico de inmediato.

Causas

En la arteritis de Takayasu, se inflaman la aorta y otras arterias principales, incluidas las que irrigan la cabeza y los riñones. Con el paso del tiempo, la inflamación provoca modificaciones en estas arterias, que incluyen el ensanchamiento, el estrechamiento y la cicatrización.

Se desconocen cuáles son las causas específicas de inflamación inicial de la arteritis de Takayasu. Esta enfermedad es probablemente una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca a tus propias arterias por error. La enfermedad se puede desencadenar por un virus u otra enfermedad.

Factores de riesgo

La arteritis de Takayasu principalmente afecta a niñas y mujeres menores de 40 años. El trastorno se presenta en todo el mundo, pero es más común en Asia. A veces el trastorno es hereditario.

Complicaciones

Con la arteritis de Takayasu, los ciclos extendidos o recurrentes de inflamación y curación de las arterias podrían provocar una o más de las siguientes complicaciones:

  • Endurecimiento y estrechamiento de los vasos sanguíneos, lo que puede causar un flujo sanguíneo reducido a los órganos y los tejidos
  • Presión arterial alta, habitualmente como resultado de la disminución del flujo sanguíneo hacia los riñones
  • Inflamación del corazón, que puede afectar el músculo cardíaco o las válvulas cardíacas
  • Insuficiencia cardíaca debido a la presión arterial alta, la inflamación del corazón o la regurgitación aórtica, una afección en la cual una válvula aórtica defectuosa permite que la sangre se filtre nuevamente al corazón, o una combinación de ellas
  • Accidente cerebrovascular, que se produce como resultado de un flujo sanguíneo reducido o bloqueado en las arterias que conducen al cerebro
  • Accidente isquémico transitorio (AIT), es como un accidente cerebrovascular, ya que produce síntomas similares, pero no causa daño permanente
  • Aneurisma en la aorta, que se produce cuando las paredes del vaso sanguíneo se debilitan, se extienden hacia fuera y forman una protuberancia con posibilidad de ruptura
  • Ataque cardíaco, que puede ocurrir como resultado de la reducción del flujo sanguíneo al corazón

Embarazo

Un embarazo saludable es posible para las mujeres con arteritis de Takayasu. Pero la enfermedad y los medicamentos usados para tratarla pueden afectar la fertilidad y el embarazo. Si padeces arteritis de Takayasu y estás planificando quedar embarazada, trabaja con el médico para desarrollar un plan para limitar las complicaciones del embarazo antes de concebir. Consulta con el médico regularmente durante el embarazo para hacerte controles.