¿Debo tomar sesiones de cama solar antes de unas vacaciones en la playa?

Answers from Lawrence E. Gibson, M.D.

Es escasa la evidencia que respalda la idea de que una base de bronceado te protege contra las quemaduras de sol. Unas pocas sesiones de cama solar no evitarán que te quemes al sol. Una base de bronceado no sustituye una buena protección solar. Además, los riesgos del bronceado a largo plazo superan los beneficios no comprobados de una base de bronceado.

El bronceado bajo el sol o con una lámpara para bronceado puede ofrecer una protección moderada para las personas que se broncean bien. Pero la protección que proporciona no tiene comparación con la que ofrece el uso de un protector solar. El mayor problema es que cualquier cambio en el color de la piel causado por el bronceado es un signo de daño producido por la radiación ultravioleta (UV). La exposición reiterada a la radiación UV, ya sea la del sol o la de una cama solar, aumenta tu riesgo de sufrir envejecimiento prematuro de la piel y cáncer de piel.

Utiliza estos métodos para evitar las quemaduras del sol y otros problemas de la piel:

  • No te expongas al sol entre las 10 a. m. y las 4 p. m. Los rayos del sol son más fuertes en ese horario.
  • Cúbrete. Cuando estés al aire libre, usa ropa de tejido cerrado que te cubra los brazos y las piernas. Considera la posibilidad de usar prendas especialmente diseñadas para protegerte del sol. Un sombrero de ala ancha y gafas de sol con un alto índice de protección contra la luz ultravioleta también serán de ayuda.
  • Usa abundante protector solar con frecuencia. Aplícate un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) mínimo de 15. La Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology) recomienda el uso de un protector solar de amplio espectro resistente al agua con un FPS de por lo menos 30.

    Aplícate protector solar entre 15 y 30 minutos antes de salir al aire libre. Y vuelve a aplicarlo cada dos horas, o con más frecuencia si nadas o transpiras.

    Algunas personas tienen afecciones que pueden requerir unas pocas exposiciones breves a la luz UV antes del verano o de unas vacaciones en la playa, con el fin de evitar las exacerbaciones. Habla con tu médico antes de hacerlo.

July 11, 2017 See more Expert Answers