Diagnóstico

Es probable que el médico pueda determinar si tienes dermatitis seborreica mediante un examen de la piel. El médico puede desprender células cutáneas raspándolas para realizar un examen (biopsia) a fin de descartar enfermedades con síntomas parecidos a los de la dermatitis seborreica, como las siguientes:

  • Psoriasis. Este trastorno también provoca caspa y enrojecimiento de la piel con presencia de hojuelas y escamas. Con psoriasis, generalmente tendrás más escamas, y serán de color blanco plateado.
  • Dermatitis atópica (eccema). Esta reacción cutánea causa picazón e inflamación en la piel de los pliegues de los codos, de la parte posterior de las rodillas y de la parte frontal del cuello. Con frecuencia reaparece.
  • Pitiriasis versicolor. Esta erupción aparece en el tronco, pero no suele ser roja como las manchas de dermatitis seborreica.
  • Rosácea. Este trastorno suele producirse en el rostro y genera muy pocas escamas.

Más información

Tratamiento

Los champús, las cremas y las lociones con receta son los tratamientos principales para la dermatitis seborreica. Tu médico probablemente te recomiende que pruebes remedios caseros, como champús para la caspa de venta libre, antes de considerar remedios recetados. Si los remedios caseros no ayudan, habla con el médico sobre probar estos tratamientos.

  • Cremas, champús o ungüentos que controlan la inflamación. La hidrocortisona, la fluocinolona (Capex, Synalar), el clobetasol (Clobex, Cormax) y la desonida (Desowen, Desonate) de venta con receta médica son corticoesteroides que se aplican en el cuero cabelludo o en otra área afectada. Son efectivos y fáciles de usar, pero se deben utilizar con prudencia. Si se usan durante muchas semanas o meses sin descanso, pueden provocar efectos secundarios, como adelgazamiento de la piel, o que aparezcan manchas o líneas en esta.

    Las cremas o las lociones que contienen los inhibidores de la calcineurina tacrólimus (Protopic) y pimecrólimus (Elidel) pueden ser efectivas y tener menos efectos secundarios que los corticoesteroides. Sin embargo, no son tratamientos de primera opción debido a que la Administración de Alimentos y Medicamentos tiene dudas sobre una posible relación con el cáncer. Además, el tacrólimus y el pimecrólimus cuestan más que los medicamentos corticoesteroides leves.

  • Geles, cremas o champús antifúngicos alternados con otros medicamentos. Según el área afectada y la gravedad de tus síntomas, el médico podría recetarte un producto con un 2 por ciento de ketoconazol (Nizoral) o un 1 por ciento de ciclopirox. También te puede recetar ambos productos para que los alternes.
  • Medicamentos antifúngicos que se toman como una píldora. Si tu enfermedad no mejora con otros tratamientos, el médico te puede recomendar un medicamento antifúngico en forma de píldora. Estos no son tratamientos de primera opción debido a los posibles efectos secundarios y a las interacciones entre los medicamentos.

Estilo de vida y remedios caseros

Es posible que puedas controlar la dermatitis seborreica con cambios en el estilo de vida y remedios caseros. Muchos de estos están disponibles en formas de venta libre (sin receta). Es posible que necesites probar productos diferentes, o una combinación de productos, antes de que la afección mejore.

El mejor abordaje para ti depende del tipo de piel, la magnitud de la afección y si los síntomas se expanden al cuero cabelludo u otras áreas del cuerpo. Pero aun cuando la afección mejore, es probable que regrese en algún momento. Vigila los síntomas y retoma el tratamiento de la afección cuando esta se repita.

Medicina alternativa

Muchas terapias alternativas, entre ellas las indicadas a continuación, han ayudado a algunas personas a controlar la dermatitis seborreica. Sin embargo, las pruebas con respecto a su eficacia no son definitivas. Siempre se recomienda consultar con el médico antes de agregar cualquier medicina alternativa a tu rutina de cuidado personal.

  • Aceite de árbol de té. Se puede usar aceite de árbol de té, puro o en un champú, en la zona afectada. Algunos estudios sugieren que el aceite de árbol de té puede desencadenar una reacción alérgica.
  • Suplementos de aceite de pescado. Estos tipos de píldoras contienen ácidos grasos omega-3.
  • Aloe vera. Aplica gel de aloe vera, de un producto o directamente de una hoja cortada de la planta, sobre la zona afectada.

Preparación para la consulta

Es probable que comiences con una visita a tu médico de atención primaria. Él puede derivarte a un médico que se especialice en trastornos de la piel (dermatólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar preparado para responderlas puede ahorrarte tiempo para consultar sobre cualquier tema al que quieras dedicarle más tiempo. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuáles son tus síntomas y cuándo los notaste por primera vez?
  • ¿Esta es la primera vez que has tenido estos síntomas o los tuviste antes?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas? ¿Son casi iguales en todo momento, o empeoran? ¿o a veces mejoran y otras veces empeoran?
  • ¿Has probado algún tratamiento casero, como cremas, geles o champús?
  • ¿Con qué frecuencia utilizas estos tratamientos?
  • ¿Hay algo que aparentemente ayude?
  • ¿Hay algo que parezca empeorarlos?
  • ¿Qué medicamentos, vitaminas o suplementos estás tomando?
  • ¿Has tenido estrés últimamente o has experimentado cambios de vida importantes?

Qué puedes hacer mientras tanto

Una crema antifúngica de venta libre (sin receta) o una crema contra la picazón pueden ser de utilidad. Si el cuero cabelludo se ve afectado, un champú antifúngico de venta libre puede aliviar los síntomas. Trata de no rascarte la zona afectada porque si la piel se irrita o se agrieta al rascarte, aumentas el riesgo de sufrir una infección.

April 07, 2020
  1. Gibson LE (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. April 6, 2017.
  2. Clark GW, et al. Diagnosis and treatment of seborrheic dermatitis. American Family Physician. 2015;91:185.
  3. Pizzorno JE, et al. Seborrheic dermatitis. In: Textbook of Natural Medicine. 4th ed. St. Louis, Mo.: Churchill Livingstone Elsevier; 2013. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 3, 2017.
  4. Sasseville D. Seborrheic dermatitis in adolescents and adults. https://www.uptodate.com/home. Accessed April 3, 2017.
  5. Dandruff: How to treat. American Academy of Dermatology. https://www.aad.org/public/diseases/hair-and-scalp-problems/dandruff-how-to-treat. Accessed April 3, 2017.
  6. Ramos-e-Silva M, et al. Red face revisited: Endogenous dermatitis in the form of atopic dermatitis and seborrheic dermatitis. Clinics in Dermatology. 2014;32:109.
  7. Dessinioti C, et al. Seborrheic dermatitis: Etiology, risk factors and treatments: Facts and controversies. Clinics in Dermatology. 2013;31:343.
  8. AskMayoExpert. Seborrheic dermatitis. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2016.
  9. Public health advisory: Elidel (pimecrolimus) cream and Protopic (tacrolimus) cream. U.S. Food and Drug Administration. https://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/PostmarketDrugSafetyInformationforPatientsandProviders/ucm153941.htm. Accessed April 3, 2017.
  10. Okokon EO, et al. Topical antifungals for seborrhoeic dermatitis. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD008138.pub3/full. Accessed April 3, 2017.
  11. Ferri FF. Seborrheic dermatitis. In: Ferri's Clinical Advisor 2017. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 4, 2017.
  12. Papadakis MA, et al., eds. Dermatologic disorders. In: Current Medical Diagnosis & Treatment 2017. 56th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2017. http://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed April 4, 2017.
  13. Goldsmith LA, et al., eds. Seborrheic dermatitis. In: Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. 8th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://www.accessmedicine.com. Accessed April 4, 2017.