Descripción general

La tiña corporal es una infección fúngica que se desarrolla en la capa superior de la piel. Se caracteriza por una erupción cutánea circular de color rojo que presenta piel más clara en el medio. Puede picar. La tiña (en inglés «ringworm», que significa «gusano») recibe su nombre gracias a su apariencia. En verdad, no hay ningún gusano involucrado.

La tiña corporal, también conocida como tinea corporis, está muy relacionada con el pie de atleta (tinea pedis), la tiña inguinal (tinea cruris) y la tiña del cuero cabelludo (tinea capitis). La tiña suele contagiarse por el contacto directo con la piel de una persona o un animal infectados.

La tiña leve con frecuencia responde a los medicamentos antifúngicos que te colocas en la piel. En el caso de las infecciones más graves, es posible que debas tomar píldoras antifúngicas durante varias semanas.

Síntomas

La tiña normalmente se presenta como una zona plana y escamosa de la piel que puede provocar enrojecimiento y picazón. Esta mancha tiene un borde con un leve relieve que se expande hacia afuera y forma un anillo algo circular. Los contornos del anillo pueden ser bastante irregulares, y se parecen al contorno ondulado de una serpiente o un gusano.

El interior del anillo puede ser claro, escamoso o estar marcado con una dispersión de bultos rojos. En algunas personas, se manifiestan varios anillos al mismo tiempo que pueden superponerse.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico si tienes una erupción cutánea en la piel que no mejora en un plazo de dos semanas. Es posible que necesites medicamentos recetados.

Causas

La tiña es una infección fúngica contagiosa causada por parásitos de tipo moho que viven en las células de la capa exterior de la piel. Puede propagarse de los siguientes modos:

  • De ser humano a ser humano. La tiña suele propagarse por el contacto directo de piel con piel con una persona infectada.
  • De animal a ser humano. Puedes contraer tiña si tocas a un animal que tenga tiña. La tiña puede propagarse cuando acaricias o aseas a perros o gatos. También es bastante frecuente en las vacas.
  • De objeto a ser humano. La tiña puede propagarse por el contacto con objetos o superficies que una persona o un animal infectados tocaron o frotaron recientemente, como ropa, toallas, ropa de cama y sábanas, peines y cepillos.
  • De tierra a ser humano. En pocas ocasiones, la tiña puede propagarse a los seres humanos por el contacto con tierra infectada. Probablemente la infección ocurrirá solo si se está en contacto de manera prolongada con tierra con alto nivel de infección.

Factores de riesgo

Eres más propenso a contraer tiña corporal en los siguientes casos:

  • Si vives en climas cálidos
  • Si estás en contacto cercano con una persona o un animal infectado
  • Si compartes ropa, ropa de cama o toallas con alguien que tiene una infección fúngica
  • Si participas en deportes que incluyen contacto de piel a piel, como la lucha
  • Si usas ropa apretada o estrecha
  • Si tienes un sistema inmunitario debilitado

Complicaciones

Las infecciones fúngicas en pocas ocasiones se propagan debajo de la superficie de la piel y provocan enfermedades graves. Sin embargo, es posible que en el caso de las personas que tengan sistemas inmunitarios débiles, como quienes presenten VIH/SIDA, sea difícil eliminar la infección.

Prevención

La tiña es difícil de prevenir. El hongo que causa la tiña es frecuente y contagioso incluso antes de que los síntomas aparezcan. Puedes disminuir el riesgo de padecer tiña si tomas las siguientes medidas:

  • Infórmate e informa a otros. Ten en cuenta el riesgo que representan las personas o las mascotas infectadas con tiña. Háblales a tus hijos sobre la tiña, diles qué deben observar y cómo deben prevenir la infección.
  • Cuida la limpieza. Lávate las manos con frecuencia para evitar la propagación de la infección. Cuida que los lugares comunes o compartidos permanezcan limpios, especialmente, en escuelas, centros de cuidado infantil, gimnasios y vestuarios.
  • Mantente fresco y seco. No uses ropa gruesa durante largos períodos cuando haga calor y haya humedad. Evita transpirar excesivamente.
  • Evita el contacto con animales infectados. Con frecuencia, puedes distinguir la infección por la presencia de una pequeña área de piel donde falta pelaje. No obstante, en algunos casos, es posible que no haya signos visibles de la enfermedad. Pídele al veterinario que controle a tus mascotas y animales domésticos para detectar la presencia de tiña.
  • No compartas elementos personales. No permitas que otros usen tu ropa, tus toallas, tus cepillos para el pelo ni otros elementos personales. Del mismo modo, evita pedir prestados estos elementos de otras personas.
Aug. 12, 2017
References
  1. Allmon A, et al. Common skin rashes in children (Erupciones cutáneas frecuentes en los niños). American Family Physician (Médico de familia estadounidense). 2015;92:211.
  2. Ferri FF. Tinea corporis. En: Ferri's Clinical Advisor 2017 (Consejos clínicos de Ferri 2017). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 29 de junio de 2016.
  3. Bennett JE, et al. Dermatophytosis (ringworm) and other superficial mycoses (Dermatofitosis [tiña] y otras micosis superficiales). En: Mandell, Douglas, and Bennett’s Principles and Practice of Infectious Diseases (Principios y práctica de enfermedades infecciosas de Mandell, Douglas y Bennett). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 29 de junio de 2016.
  4. Kliegman RM, et al. Cutaneous fungal infections (Infecciones fúngicas cutáneas). En: Nelson Textbook of Pediatrics (Manual de pediatría de Nelson). 20.ª ed. Filadelfia, Pensilvania: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 29 de junio de 2016.
  5. Goldstein AO, et al. Dermatophyte (tinea) infections (Infecciones por dermatofito [tiña]). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 29 de junio de 2016.
  6. Patterson JW. Mycoses and algal infections (Micosis e infecciones por algas). En: Weedon's Skin Pathology (Patología de la piel de Weedon). 4.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier Limited; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 29 de junio de 2016.
  7. Kaushik N, et al. Superficial fungal infections (Infecciones fúngicas superficiales). Primary Care Clinics in Office Practice (Atención primaria clínica en el ejercicio privado de la medicina). 2015;42:501.
  8. Ringworm risk and prevention (Riesgo y prevención de la tiña). Centros para el Control de Enfermedades. http://www.cdc.gov/fungal/diseases/ringworm/risk-prevention.html. Último acceso: 1.º de julio de 2016.