Artritis reumatoidea

Ilustración de la inflamación por artritis reumatoidea

La artritis reumatoidea puede provocar dolor, hinchazón y deformidad. A medida que los tejidos que recubren las articulaciones (membrana sinovial) se inflaman y engrosan, se acumula líquido y las articulaciones se degradan y deterioran.