Aunque no existe cura para la psoriasis, el tratamiento puede impedir que las células de la piel crezcan tan rápidamente, lo que reduce la inflamación y la formación de parches de piel seca, elevada y enrojecida (placas). El tratamiento también puede remover escamas y suavizar la piel.

Tu médico te recomendará un plan de tratamiento basado en la gravedad de tu psoriasis y su ubicación en el cuerpo.

Tener un conocimiento básico de los tratamientos disponibles puede ayudarte a tener una mejor conversación con tu médico. He aquí un resumen de las opciones de tratamiento de la psoriasis.

La psoriasis puede tratarse con cremas y ungüentos, exposición solar, pastillas e inyecciones.

Cremas y ungüentos (terapia tópica)

Tu médico puede recomendarte esta terapia para la psoriasis leve o para casos más graves de psoriasis, en combinación con otros tratamientos. Algunas opciones son:

  • Corticoesteroides tópicos. En áreas sensibles, como el rostro, se utilizan fórmulas de baja potencia. Para las placas gruesas y persistentes en las manos o cuando falla otro tratamiento, se utilizan versiones más fuertes. El uso prolongado o excesivo de corticosteroides potentes puede causar afinamiento de la piel. El ácido salicílico puede usarse con esta terapia para ayudar a promover el desprendimiento de las células muertas de la piel.
  • Alquitrán de hulla. Este tratamiento, derivado del carbón, reduce la formación de escamas, la picazón y la inflamación. Los productos de alquitrán vienen en forma de champú, crema y otras formas. Pueden ser difíciles de limpiar. El ácido salicílico puede usarse con alquitrán de hulla para eliminar células muertas de la piel.
  • Antralina. La antralina (otro producto de alquitrán) elimina las escamas. Sin embargo, puede irritar la piel y mancha cualquier cosa con la que entra en contacto.
  • Análogos de la vitamina D. Estos tratamientos se utilizan para la psoriasis leve o moderada. Las versiones en crema, entre las que se incluyen el calcipotrieno (Dovonex) y el calcitriol (Vectical), son formas sintéticas de vitamina D. Pueden irritar la piel y no deben usarse en la cara o en el área de la ingle. La combinación de un análogo de la vitamina D con un ungüento o crema de corticosteroides puede funcionar mejor que cualquier tratamiento solo.
  • Retinoides tópicos. Estos tratamientos, como el tazaroteno (Tazorac, Avage), son derivados de la vitamina A. Pueden irritar la piel y aumentar la sensibilidad a la luz solar. El tazaroteno no se recomienda en mujeres embarazadas. Si estás amamantando, habla con tu médico.
  • Inhibidores de calcineurina. Estos medicamentos, como el tacrolimus (Protopic) y el pimecrolimus (Elidel), a veces son eficaces para tratar la psoriasis. Reducen la inflamación y la acumulación de placa. Pero no se recomiendan para su uso a largo plazo o continuo debido a un posible aumento del riesgo de cáncer de piel y linfoma.

Fototerapia

La terapia con luz consiste en exponer la piel a rayos UV que reducen la inflamación y la formación de escamas. Algunas opciones son:

  • Luz solar. La exposición breve y diaria a cantidades pequeñas de luz solar puede mejorar la psoriasis. Sin embargo, una exposición intensa al sol puede empeorar los síntomas y causar daño a la piel.
  • Luz UVB artificial. Las dosis controladas de luz UVB de una fuente de luz artificial pueden mejorar los síntomas de la psoriasis leve a moderada.

    La fototerapia con UVB se puede usar para tratar manchas aisladas, la psoriasis generalizada y la psoriasis que no mejora con tratamientos tópicos. Los efectos secundarios a corto plazo pueden comprender enrojecimiento, picazón y piel seca.

    La terapia con UVB de banda estrecha podría funcionar mejor que la fototerapia con UVB. Pero la terapia con UVB de banda estrecha podría causar quemaduras más severas y de mayor duración.

    Mediante la terapia con láser excimer, se enfoca un rayo controlado de luz UVB en las áreas que presentan psoriasis leve o moderada. Este tratamiento ayuda a controlar la descamación y la inflamación. Los efectos secundarios incluyen enrojecimiento y formación de ampollas.

  • Luz UVA artificial. La luz UVA penetra más profundamente en la piel que la luz UVB. La terapia con psoraleno más luz ultravioleta A (PUVA), también llamada fotoquimioterapia, consiste en tomar un medicamento fotosensible antes de la exposición a la luz UVA. El medicamento (psoraleno) hace que la piel responda mejor a la exposición a los rayos UVA. Este tratamiento mejora la piel de manera uniforme y se usa en los casos más graves de psoriasis. Los efectos secundarios a corto plazo incluyen náuseas, dolor de cabeza, ardor, picazón y sensibilidad a la luz solar. Los efectos secundarios a largo plazo incluyen piel seca y arrugada, pecas y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Píldoras e inyecciones

Si tienes psoriasis severa o si los otros tratamientos no funcionan, tu médico podría recetarte pastillas o inyecciones. Sin embargo, debido a los efectos secundarios graves, algunos medicamentos se usan solo por períodos breves y se alternan con otros tratamientos. Algunas opciones son:

  • Retinoides. Estos medicamentos, como acitretina (Soriatane), podrían reducir la producción de células de la piel si tienes psoriasis severa que no mejora con otros tratamientos. Por lo general, los signos y síntomas reaparecen una vez que se interrumpe la terapia. Los efectos secundarios incluyen inflamación de los labios y caída del cabello. La acitretina no se recomienda en mujeres embarazadas, en período de lactancia o que podrían quedar embarazadas en el plazo de 3 años.
  • Metotrexato. Este medicamento se puede tomar por vía oral o inyectado. Disminuye la producción de células de la piel y suprime la inflamación. El metotrexato puede causar malestar estomacal, pérdida de apetito y fatiga. Cuando se usa por períodos largos, puede causar daño hepático severo y niveles más bajos de glóbulos rojos y blancos y de plaquetas. Es importante evitar el consumo de bebidas alcohólicas mientras se toma metotrexato.
  • Ciclosporina. Este medicamento, que generalmente se toma por vía oral para el tratamiento de la psoriasis, suprime la inflamación. Su eficacia es similar a la del metotrexato. Asimismo, aumenta el riesgo de contraer infección y padecer otros problemas de salud, como cáncer, problemas renales y presión arterial alta.
  • Biofarmacéuticos. Se utilizan varios biofarmacéuticos para tratar la psoriasis de moderada a grave, como ixekizumab (Taltz), secukinumab (Cosentyx), etanercept (Enbrel), infliximab (Remicade), adalimumab (Humira) y ustekinumab (Stelara). Estos medicamentos son inyectados por un médico o por ti mismo y se usan en personas que no han respondido a la terapia tradicional. Debido a que estos medicamentos tienen efectos fuertes sobre el sistema inmunitario, podrían aumentar el riesgo de infecciones potencialmente mortales, como la tuberculosis.
  • Hidroxiurea (Droxia, Hydrea, Siklos). Este medicamento se utiliza cuando no se pueden administrar otros medicamentos. Los efectos secundarios incluyen ronquera, fiebre o escalofríos, y dolor en la parte baja de la espalda o dolor lateral.

Las opciones de tratamiento para la psoriasis son complicadas. Como con cualquier medicamento, pueden ocurrir efectos secundarios. Habla con tu médico para determinar qué tratamiento es el adecuado para ti.

March 21, 2019