Diagnóstico

Si ya recibiste el alta hospitalaria después del parto y el proveedor de atención médica sospecha que tienes preeclampsia posparto, podría ser necesario que vuelvas al hospital.

La preeclampsia posparto generalmente se diagnostica a través de los análisis de laboratorio:

  • Análisis de sangre. Estos análisis pueden determinar cómo están funcionando el hígado y los riñones, y si la sangre tiene una cantidad normal de plaquetas (las células que contribuyen a la coagulación de la sangre).
  • Análisis de orina. El profesional de salud podría analizar una muestra de orina para ver si contiene proteína, o podría pedirte que recolectes orina durante 24 horas y analizarla para determinar la cantidad total de proteína.

Más información

Tratamiento

La preeclampsia posparto puede tratarse con medicamentos, entre ellos los siguientes:

  • Un medicamento para reducir la presión arterial alta. Si tu presión arterial se encuentra en niveles peligrosamente altos, el proveedor de atención médica podría recetarte un medicamento para disminuirla (medicamentos antihipertensivos).
  • Un medicamento para prevenir las convulsiones. El sulfato de magnesio puede ayudar a prevenir convulsiones en mujeres con preeclampsia posparto que presentan signos y síntomas graves. Por lo general, el sulfato de magnesio se toma durante 24 horas. Luego del tratamiento con sulfato de magnesio, el proveedor de atención médica controlará de cerca la presión arterial, la micción y otros síntomas.

Si estás amamantando, por lo general la lactancia se considera segura cuando tomas estos medicamentos. Si tienes preguntas o no estás seguro, consulta con el proveedor de atención médica.

Preparación para la consulta

Si recientemente diste a luz y tienes signos o síntomas de preeclampsia posparto, comunícate inmediatamente con el proveedor de atención médica.

A continuación incluimos información que te ayudará a prepararte para tu cita y a saber qué puedes esperar del proveedor de atención médica.

Qué puedes hacer

Antes de tu cita médica, puedes prepararte de la siguiente manera:

  • Haz una lista de los síntomas que tengas. Incluye descripciones detalladas y cualquier síntoma que parezca no estar relacionado.
  • Busca a un ser querido o amigo que pueda acompañarte a la consulta. El miedo y la ansiedad podrían impedir que te concentres en lo que dice el proveedor de atención médica. Lleva a alguien para que te ayude a recordar toda la información.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al proveedor de atención médica. De ese modo, no te olvidarás de ninguna pregunta importante que quieras hacer y así podrás aprovechar al máximo el tiempo con el proveedor de atención médica.

Las preguntas básicas para hacerle al proveedor de atención médica pueden incluir las siguientes:

  • ¿Cómo de grave es mi afección?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Puedo seguir amamantando y cuidando a mi bebé recién nacido?
  • ¿Cuál es la mejor manera de controlar mis otras enfermedades junto con la preeclampsia posparto?
  • ¿Ante qué signos o síntomas debo llamarlo o ir al hospital?

No dudes en hacer cualquier otra pregunta durante la cita médica.

Qué esperar del médico

Es probable que el proveedor de atención médica también te haga algunas preguntas. Por ejemplo:

  • ¿Has tenido algún síntoma inusual últimamente, como visión borrosa o dolores de cabeza?
  • ¿Cuándo notaste los signos o síntomas por primera vez?
  • ¿Sueles tener presión arterial alta?
  • ¿Has tenido preeclampsia o preeclampsia posparto durante un embarazo anterior?
  • ¿Has tenido alguna otra complicación durante un embarazo anterior?
  • ¿Tienes alguna otra enfermedad?
  • ¿Tienes antecedentes de dolor de cabeza o migraña?
Oct. 26, 2021
  1. Papadakis MA, et al., eds. Preeclampsia-eclampsia. In: Current Medical Diagnosis and Treatment 2021. 60th ed. McGraw-Hill Education; 2021. http://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed March 12, 2021.
  2. Walls RM, et al., eds. Acute complications of pregnancy. In: Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 12, 2021.
  3. Sharma KJ, et al. Postpartum hypertension: Etiology, diagnosis, and management. Obstetrical and Gynecological Survey. 2017; doi:10.1097/OGX.0000000000000424.
  4. Redman EK, et al. Clinical course, associated factors, and blood pressure profile of delayed-onset postpartum preeclampsia. Obstetrics & Gynecology. 2019: doi:10.1097/AOG.0000000000003508.
  5. American College of Obstetricians and Gynecologists. Committee Opinion No. 692: Emergent therapy for acute-onset, severe hypertension during pregnancy and the postpartum period. Obstetrics & Gynecology. 2017; doi:10.1097/AOG.0000000000002019.
  6. Dipierto L, et al. Benefits of physical activity during pregnancy and postpartum: An umbrella review. Medicine and Science in Sports and Exercise. 2019; doi:10.1249/MSS.0000000000001941.
  7. Katsi V, et al. Postpartum hypertension. Current Hypertension Reports. 2020; doi:10.1007/s11906-020-01058-w.
  8. Powles K, et al. Postpartum hypertension. CMAJ. 2017; doi:10.1503/cmaj.160785.
  9. Giwa A, et al. Late onset postpartum preeclampsia 3 months after delivery. American Journal of Emergency Medicine. 2017; doi:10.1016/j.ajem.2017.07.024.
  10. American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin No. 222: Gestational hypertension and preeclampsia. Obstetrics & Gynecology. 2020; doi:10.1097/AOG.0000000000003891.
  11. Wick MJ (expert opinion). Mayo Clinic. May 14, 2021.