Descripción general

La enfermedad de Paget es una forma poco frecuente de cáncer de mama. La enfermedad de Paget mamaria comienza en el pezón y se extiende al círculo oscuro de piel (areola) que rodea al pezón. La enfermedad de Paget mamaria no se relaciona con la enfermedad de Paget en los huesos, que es una enfermedad ósea metabólica.

La enfermedad de Paget mamaria suele ocurrir en mujeres mayores de 50 años. La mayoría de las mujeres con enfermedad de Paget mamaria tienen cáncer ductal preexistente en la mama, ya sea in situ (lo que significa en el lugar de origen) o, con menos frecuencia, cáncer de mama invasivo. Solo en casos poco frecuentes la enfermedad de Paget mamaria se limita únicamente al pezón.

Síntomas

La enfermedad de Paget mamaria afecta el pezón y, normalmente, la piel (aréola) que lo rodea. Es fácil confundir los signos y síntomas de la enfermedad de Paget mamaria con los de irritación de la piel (dermatitis) u otras afecciones de la piel no cancerosas (benignas).

Entre los signos y síntomas posibles de la enfermedad de Paget mamaria podemos mencionar:

  • Piel escamosa sobre el pezón
  • Piel quebradiza, que supura o endurecida y parece un eczema en el pezón, la aréola o ambos
  • Picazón
  • Enrojecimiento
  • Sensación de hormigueo o ardor
  • Secreción de color pajizo o sanguinolenta en el pezón
  • Pezón aplanado o vuelto hacia dentro (invertido)
  • Un bulto en el pecho
  • Engrosamiento de la piel en el pecho

En general, los signos y síntomas aparecen solo en un pecho. Habitualmente, la enfermedad comienza en el pezón y puede extenderse hacia la aréola y otras áreas del pecho (la mama).

Los cambios en la piel pueden ir y venir rápidamente en respuesta al tratamiento local, y dar la sensación de que la piel está curando. En promedio, las mujeres presentan signos y síntomas durante varios meses antes de obtener un diagnóstico.

Cuándo consultar al médico

Presta atención a cualquier cambio en tus pechos. Si sientes un bulto en tu pecho o tienes picazón o irritación en la piel que persiste durante más de un mes, consulta a tu médico.

Si estás recibiendo tratamiento por una lesión cutánea en el pecho y esa afección no desaparece con el tratamiento, haz una consulta con el médico. Tal vez sea necesario hacerte una biopsia (un procedimiento mediante el que se extrae una pequeña muestra de tejido para un análisis microscópico) para evaluar el área afectada.

Causas

Los médicos no conocen las causas de la enfermedad de Paget mamaria. La teoría aceptada con mayor frecuencia es que la enfermedad surge por un cáncer ductal preexistente en la mama. Las células cancerosas del tumor original luego viajan a través de los conductos galactóferos (que transportan leche) hasta el pezón y la piel que lo rodea. Otra teoría es que la enfermedad puede desarrollarse de forma independiente en el pezón.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que afectan tu probabilidad de desarrollar enfermedad de Paget mamaria son los mismos factores que afectan tu riesgo de desarrollar cualquier otro tipo de cáncer de mama.

Algunos de los factores que te hacen más susceptible al cáncer de mama son:

  • Edad. Tus posibilidades de tener cáncer de mama aumentan a medida que te hace mayor.
  • Antecedentes personales de cáncer de mama. Si tuviste cáncer en una mama, tu riesgo de presentar cáncer en la otra mama es mayor.
  • Antecedentes personales de anormalidades en las mamas. Si has tenido un carcinoma lobulillar in situ o una hiperplasia atípica, tu riesgo de desarrollar cáncer de mama es mayor. También hay ciertas afecciones benignas de las mamas que están asociadas con un riesgo algo mayor.
  • Antecedentes familiares. Si tu madre, hermana o hija tienen cáncer de mama o de ovario o ambos, incluso si tu padre o hermano tienen cáncer de mama, tienes más posibilidades de desarrollar cáncer de mama.
  • Una mutación genética heredada que aumenta el riesgo de cáncer de mama. Si uno o varios genes, en especial el BRCA1 o el BRCA2, son defectuosos, tu riesgo de desarrollar cáncer de mama, de ovario y otros tipos de cáncer es mayor. Esos defectos son los culpables de menos de 1 de cada 10 casos de cáncer de mama.
  • Tejido mamario denso. Las mujeres cuyas mamografías muestran un tejido mamario denso enfrentan un riesgo mayor de contraer cáncer de mama.
  • Exposición a la radiación. Si recibiste tratamientos con radiación en el tórax cuando eras niño o adulto joven para tratar otro cáncer, tus probabilidades de desarrollar cáncer de mama en el futuro son mayores.
  • Exceso de peso. Tener un peso mayor que el saludable para tu edad y tu estatura aumenta tu riesgo de desarrollar cáncer de mama, en especial después de la menopausia y si has aumentado de peso siendo adulto.
  • Reemplazo hormonal. En algunas mujeres, tomar estrógenos después de la menopausia aumenta el riesgo de cáncer de mama.
  • Raza. Las mujeres blancas tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las negras o las hispanas, pero las mujeres negras tienen mayores probabilidades de morir a causa de esa enfermedad.
  • Alcohol. Beber grandes cantidades de alcohol aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Que presentes uno o más factores de riesgo no significa que necesariamente desarrollarás cáncer de mama. La mayoría de las mujeres con cáncer de mama no tienen factores de riesgo conocidos.

Prevención

Realizar cambios en tu vida cotidiana puede ayudar a reducir tu riesgo de tener cáncer de mama. Intenta lo siguiente:

  • Consulta a tu médico sobre los análisis de detección del cáncer de mama. Habla con tu médico acerca de cuándo comenzar los exámenes y los análisis de detección del cáncer de mama, como los exámenes clínicos de las mamas y las mamografías.

    Habla con tu médico sobre los beneficios y los riesgos de los análisis de detección. Juntos podrán decidir cuáles son las estrategias de detección del cáncer de mama más adecuadas para ti.

  • Familiarízate con tus mamas a través del autoexamen para tomar conciencia sobre el cáncer de mama. Las mujeres pueden elegir familiarizarse con sus mamas mediante la revisión esporádica de sus mamas durante un autoexamen para la toma de conciencia sobre el cáncer de mama. Si notas algún cambio, bultos u otros signos inusuales en tus mamas, habla de inmediato con tu médico.

    Tomar conciencia sobre el cáncer de mama no puede prevenir esta enfermedad, pero sí ayudarte a que comprendas mejor los cambios normales que atraviesan tus mamas, así como a identificar los signos y los síntomas inusuales.

  • Bebe alcohol con moderación, o no bebas. Limita la cantidad de alcohol que bebes a no más de una copa al día, si eliges beber.
  • Haz ejercicios la mayoría de los días de la semana. Intenta hacer por lo menos 30 minutos de ejercicios la mayoría de los días de la semana. Si no has realizado mucha actividad física últimamente, pregúntale a tu médico si puedes ejercitarte y comienza lentamente.
  • Limita la terapia hormonal posmenopáusica. La terapia hormonal combinada puede aumentar el riesgo de tener cáncer de mama. Habla con tu médico sobre los beneficios y los riesgos de la terapia hormonal.

    Algunas mujeres tienen signos y síntomas molestos durante la menopausia, y, en su caso, el aumento del riesgo de tener cáncer de mama puede ser aceptable para aliviar los signos y los síntomas que se presentan durante esta etapa.

    Para reducir el riesgo de tener cáncer de mama, utiliza la menor dosis posible de terapia hormonal durante el lapso más corto de tiempo.

  • Mantén un peso saludable. Si tienes un peso saludable, trabaja para mantenerlo. Si necesitas perder peso, consúltale a tu médico sobre las estrategias saludables para lograrlo. Reduce la cantidad de calorías que consumes a diario y aumenta lentamente la cantidad de ejercicio.
  • Opta por una dieta saludable. Las mujeres que comen una dieta mediterránea complementada con aceite de oliva extra virgen y una mezcla de frutos secos pueden tener un riesgo menor de desarrollar cáncer de mama. La dieta mediterránea se centra principalmente en los alimentos de origen vegetal, como las frutas y los vegetales, los cereales integrales, las legumbres y los frutos secos. Las personas que siguen la dieta mediterránea eligen las grasas saludables, como el aceite de oliva, en lugar de la mantequilla, y el pescado en lugar de la carne roja.

Reducción del riesgo de cáncer de mama en las mujeres con alto riesgo

Si tu médico evaluó tus antecedentes familiares y otros factores, y determinó que puedes tener un riesgo más elevado de tener cáncer de mama, las opciones para reducir tu riesgo incluyen las siguientes:

  • Medicamentos preventivos (quimioprofilaxis). Los medicamentos inhibidores del estrógeno pueden ayudar a reducir el riesgo de tener cáncer de mama. Las opciones incluyen el tamoxifeno y el raloxifeno (Evista). Los inhibidores de la aromatasa han mostrado ser una opción prometedora para reducir el riesgo de cáncer de mama en las mujeres con riesgo alto.

    Estos medicamentos conllevan un riesgo de causar efectos secundarios, de modo que los médicos los reservan para las mujeres con un riesgo muy alto de tener cáncer de mama. Habla con tu médico sobre los beneficios y los riesgos.

  • Cirugía preventiva. Las mujeres con un riesgo muy alto de tener cáncer de mama pueden optar por la extirpación quirúrgica de sus mamas sanas (mastectomía profiláctica). También, por la extirpación de sus ovarios sanos (ooforectomía profiláctica) para reducir el riesgo de tener cáncer de mama y de ovario.

Habla con tu médico sobre tus factores de riesgo personales y pregúntale si serías candidata para recibir un tratamiento que pueda reducir ese riesgo.