Neurofibroma

Un neurofibroma es un tipo de tumor nervioso que forma protuberancias suaves sobre o debajo de la piel. Un neurofibroma puede desarrollarse dentro de un nervio mayor o menor en cualquier parte del cuerpo. Este tipo frecuente de tumor benigno de los nervios tiende a formarse de manera más centrada dentro del nervio. A veces surge de varios grupos de nervios (neurofibroma plexiforme).

Los síntomas suelen ser leves o puede no haber síntomas. Si el tumor presiona los nervios o crece dentro de ellos, es posible que experimentes dolor o entumecimiento en el área afectada.

Un neurofibroma generalmente no es canceroso (son benignos). En raras ocasiones, puede volverse canceroso (maligno).

Diagnóstico

Un neurofibroma puede surgir sin una causa conocida o puede aparecer en personas con una afección genética llamada neurofibromatosis tipo 1. Estos tumores se encuentran con mayor frecuencia en personas de entre 20 y 40 años.

El médico diagnostica el neurofibroma en función de un examen físico, de una conversación con el paciente acerca de sus antecedentes médicos o de los resultados de una prueba por imágenes, como una TC o una RM. Estos estudios por imágenes pueden ayudar a precisar dónde se encuentra el tumor, a encontrar tumores muy pequeños y a identificar qué tejidos están afectados o se ubican cerca. Es posible que el médico te indique que te sometas a una exploración por PET para saber si es benigno. Además, es posible que un radiólogo te realice una biopsia antes de la cirugía para diagnosticar el neurofibroma.

Tratamiento

Los neurofibromas no suelen requerir tratamiento si la lesión es un pequeño tumor subcutáneo que mide menos de una pulgada (aproximadamente 2 cm). Por lo general, el tratamiento del neurofibroma requiere control y cirugía.

  • Control. Es posible que el médico te recomiende observación si un tumor se encuentra en un lugar que dificulta la extirpación o si es pequeño y no causa problemas. La observación implica realizar controles habituales o pruebas por imágenes para determinar si el tumor crece.
  • Cirugía para extirpar el tumor. Los síntomas pueden aliviarse al extraer la totalidad o una parte de un neurofibroma que comprime el tejido cercano o daña los órganos. El tipo de operación que se realiza depende de la ubicación y el tamaño del tumor, y de si está entrelazado con más de un nervio. El objetivo de la cirugía es extirpar el tumor tanto como sea posible, sin causar más daño en el nervio.

    Después de la cirugía, es posible que necesites rehabilitación física. Los fisioterapeutas y los terapeutas ocupacionales pueden guiarte con ejercicios específicos para mantener activos tus músculos y articulaciones, prevenir la rigidez y que te ayuden a recuperar el funcionamiento y la sensibilidad.

  • Ensayos clínicos. Es posible que reúnas las condiciones a fin de participar de un ensayo clínico para probar un tratamiento experimental.
July 15, 2020
  1. Neurofibroma. American Brain Tumor Association. http://www.abta.org/brain-tumor-information/types-of-tumors/neurofibroma.html. Accessed March 6, 2017.
  2. Gilchrist JM, et al. Peripheral nerve tumors. www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 26, 2017.
  3. Goldstein BG, et al. Overview of benign lesions of the skin. www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 3, 2017.
  4. Pope TL. Soft tissue tumors. In: Musculoskeletal imaging. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. http://www.clinicalkey.com. Accessed April 10, 2017.
  5. Goldblum JR, et al., eds. Benign tumors of peripheral nerves. In: Enzinger and Weiss's Soft Tissue Tumors. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 10, 2015.
  6. Spinner RJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 3, 2017.