Tengo esclerosis múltiple y estoy embarazada. ¿Es seguro tomar el fingolimod?

Respuesta de Iris Marin Collazo, M.D.

En algunas ocasiones, el fármaco fingolimod (Gilenya) se receta a personas con formas recurrentes de esclerosis múltiple para reducir los brotes y aliviar los síntomas. Sin embargo, es probable que su administración no sea segura en caso de embarazo. Según estudios realizados en animales, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos clasificó al fingolimod en la categoría C, con respecto al embarazo, lo que indica que podría dañar al feto.

Hasta el momento no hay estudios adecuados y bien controlados sobre los efectos del fingolimod en las embarazadas. Se estableció un registro de embarazos para hacer un seguimiento de los resultados del uso del fingolimod durante el embarazo, pero el número de embarazos comunicados es demasiado reducido para obtener conclusiones firmes sobre el uso del fármaco durante el embarazo. Sin embargo, los datos preliminares indican un posible riesgo de problemas de desarrollo relacionados con el uso de fingolimod.

El fingolimod puede demorar aproximadamente dos meses en eliminarse en forma completa del cuerpo. Debido al riesgo potencial para el bebé mientras el fármaco está todavía en su sistema, la información de prescripción aconseja a las mujeres que pueden quedar embarazadas que usen un anticonceptivo eficaz para evitar el embarazo durante el tratamiento con fingolimod y dos meses después de haber interrumpido la terapia con este fármaco.

Si una mujer queda embarazada mientras toma fingolimod, debe dejar de tomarlo de inmediato. Además, se debe controlar a estas mujeres con una ecografía anticipada para detectar malformaciones fetales importantes y actividad de la enfermedad de rebote materna.

With

Iris Marin Collazo, M.D.

May 07, 2020