Descripción general

La tiña inguinal (tiña crural) es una infección fúngica que afecta la piel de los genitales, los muslos internos y los glúteos. La tiña inguinal provoca una erupción cutánea en forma de anillo de color rojo que produce picazón en estas partes calientes y húmedas del cuerpo.

El nombre de la tiña inguinal se debe a que es frecuente en personas que sudan mucho, como los atletas. También es más probable que ocurra en personas con sobrepeso.

Aunque a menudo es incómodo y molesto, la tiña inguinal generalmente no es grave. Mantener el área de la ingle limpia y seca y aplicar medicamentos antifúngicos tópicos generalmente es suficiente para tratar la tiña inguinal.

Síntomas

Generalmente, la tiña inguinal comienza con un enrojecimiento en una zona de la piel que se extiende desde el pliegue de la ingle, en forma de media luna, hacia la parte superior del muslo. El borde de la erupción cutánea puede ser una línea de pequeñas ampollas elevadas. La erupción cutánea suele picar o arder, y la piel puede presentar escamas.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico si tienes una erupción cutánea que no mejora dentro de un período de dos semanas o si la tratas con medicamentos de venta libre y regresa dentro de las pocas semanas. Es posible que necesites medicamentos recetados.

Causas

La causa de la tiña inguinal es un tipo de hongo que puede contagiarse de persona a persona o a partir del uso compartido de toallas o ropa contaminadas. La tiña inguinal a menudo es consecuencia del mismo hongo que provoca el pie de atleta. Es frecuente que la infección se propague de los pies a la ingle, ya que el hongo puede trasladarse a través de las manos o una toalla.

Factores de riesgo

Los organismos causantes de la tiña inguinal se desarrollan en ambientes húmedos y cerrados. Tienes mayor riesgo de contraer tiña inguinal en los siguientes casos:

  • Si eres varón
  • Si eres adolescente o adulto joven
  • Si usas ropa interior apretada
  • Si tienes sobrepeso
  • Si sudas mucho
  • Si tienes un sistema inmunitario debilitado
  • Si tienes diabetes

Prevención

Puedes disminuir el riesgo de padecer tiña inguinal a través de las medidas que te presentamos a continuación:

  • Mantente seco. Mantén la zona inguinal seca. Seca la zona genital y la parte interna de los muslos minuciosamente con una toalla limpia después de bañarte o ejercitarte. Usa talco alrededor de la zona inguinal para evitar el exceso de humedad.
  • Utiliza ropa limpia. Cambia tu ropa interior al menos una vez al día o más seguido si transpiras mucho. Lava la ropa que usas para realizar ejercicio después de cada uso.
  • Busca el talle correcto. Asegúrate de que la ropa te ajuste correctamente, especialmente la ropa interior, los suspensorios deportivos y los uniformes deportivos. Evita usar ropa demasiado ajustada; esta puede friccionar y raspar la piel y hacer que te vuelvas más vulnerable a la tiña inguinal. Prueba usar calzoncillos tipo bóxer y no tipo slip.
  • No compartas elementos personales. No permitas que otros utilicen tu ropa, tus toallas ni otros elementos personales. Del mismo modo, evita usar elementos personales que pertenezcan a otras personas.
  • Trata el pie de atleta. Controla las infecciones por pie de atleta a fin de evitar que se propaguen hacia la ingle. Si pasas tiempo en lugares públicos donde hay humedad, como la ducha de un gimnasio, usar sandalias ayudará a prevenir el pie de atleta.
July 26, 2016
References
  1. Ely JW, et al. Diagnosis and management of tinea infections (Diagnóstico y tratamiento de infecciones por tiña). American Family Physician (Revista de la Academia Estadounidense de Médicos de Cabecera). 2014;90:702.
  2. Ferri FF. Tinea cruris (Tiña crural). En: Ferri’s Clinical Advisor 2016 (Consejos clínicos de Ferri 2016). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 3 de junio de 2016.
  3. Goldstein AO, et al. Dermatophyte (tinea) infections (Infecciones por dermatofito [tiña]). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de junio de 2016.
  4. Papadakis MA, et al., eds. Dermatologic disorders (Trastornos dermatológicos). En: Current Medical Diagnosis & Treatment 2016 (Diagnósticos y tratamientos médicos actualizados, 2016). 55.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2016. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 3 de junio de 2016.
  5. Fungal infections (Infecciones fúngicas). Natural Medicines (Medicamentos Naturales). https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com/. Último acceso: 3 de junio de 2016.
  6. El-Gohary M, et al. Topical antifungal treatments for tinea cruris and tinea corporis (Review) (Tratamientos antifúngicos tópicos para la tiña crural y la tinea corporis [revisión]). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas). http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25090020. Último acceso: 3 de junio de 2016.