Diagnóstico

El proveedor de atención médica puede diagnosticar una uña encarnada a partir de los síntomas y de un examen físico de la uña y la piel alrededor de esta.

Tratamiento

Si los remedios caseros no te ayudaron a mejorar la uña encarnada del pie, tu proveedor de atención médica puede recomendar lo siguiente:

  • Levantamiento la uña. En el caso de una uña levemente encarnada, el proveedor de atención médica podría levantar cuidadosamente el borde de la uña y colocar algodón, hilo dental o una pequeña férula debajo. Esto separa la uña de la piel que la cubre y ayuda a que la uña crezca por encima del borde de la piel, en general en unas 2 a 12 semanas. En casa, necesitarás remojar el dedo y reemplazar el material diariamente. El proveedor de atención médica también podría recetar una crema con corticoide para aplicar después del remojo.

    Otro método, que minimiza la necesidad de sustitución diaria, es usar algodón recubierto con una solución que lo fije en su sitio y lo haga impermeable (colodión).

  • Colocación de una venda en la uña. Con este método, el proveedor de atención médica separa la piel de la uña encarnada con una venda.
  • Se coloca una férula de canalización debajo de la uña. En este método, el proveedor de atención médica adormece el dedo del pie y desliza un pequeño tubo con una hendidura debajo de la uña encarnada. Esta férula permanece en su sitio hasta que la uña haya crecido por encima del borde de la piel. Este método también ayuda a aliviar el dolor de la uña encarnada.
  • Extracción parcial de la uña. Para un caso más grave de uña encarnada (piel inflamada, dolor y pus), el proveedor de atención médica podría adormecerte el dedo del pie y recortar o extirpar la parte encarnada de la uña. La uña del pie puede demorar de 2 a 4 meses en volver a crecer.
  • Extracción de la uña y el tejido. Si tienes este problema de manera reiterada en el mismo dedo, tu proveedor de atención médica podría sugerirte extraer una parte de la uña junto con el tejido subyacente (lecho de la uña). Este procedimiento podría evitar que esa parte de la uña vuelva a crecer. El proveedor de atención médica te adormecerá el dedo del pie y usará una sustancia química, un láser u otros métodos.

Tras el procedimiento de extracción de la uña, puedes tomar un analgésico si lo necesitas. Podría ser útil aplicar una compresa húmeda durante unos minutos durante unos días, hasta que la hinchazón haya bajado, y descansar y mantener el dedo del pie elevado durante 12 a 24 horas. Cuando empieces a moverte, evita las actividades que puedan lastimarte el dedo, y no nades ni utilices el jacuzzi hasta que el proveedor de atención médica te diga que puedes hacerlo. El día después de la cirugía puedes ducharte. Llama a tu proveedor de atención médica si la uña del pie no está sanando.

A veces, incluso con una cirugía exitosa, el problema vuelve a aparecer. Los enfoques quirúrgicos son mejores que los métodos no quirúrgicos para prevenir la recurrencia.

Estilo de vida y remedios caseros

La mayoría de las uñas encarnadas pueden tratarse en casa. A continuación, te explicamos cómo hacerlo:

  • Remoja los pies en agua tibia con jabón. Hazlo durante 10 a 20 minutos, tres o cuatro veces por día, hasta que mejore el dedo.
  • Coloca algodón o hilo dental bajo la uña. Después de cada remojo, coloca trozos nuevos de algodón o de hilo dental encerado bajo el borde encarnado. Esto ayudará a que la uña crezca por encima del borde de la piel.
  • Aplica vaselina. Pon vaselina en el área sensible y venda el dedo.
  • Usa calzado cómodo. Considera usar calzado de punta abierta o sandalias hasta que el dedo esté mejor.
  • Toma analgésicos. Un analgésico de venta libre, como acetaminofén (Tylenol u otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) puede ayudar a aliviar el dolor del dedo.

Preparación para la consulta

El proveedor de atención médica primaria o especialista en pies (podólogo) puede diagnosticar una uña encarnada en un dedo del pie. Prepara una lista de preguntas para hacer durante la cita médica. Algunas preguntas básicas para hacerle al médico incluyen las siguientes:

  • ¿Mi enfermedad es temporal o de largo plazo (crónica)?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento, y cuáles son las ventajas y las desventajas de cada una?
  • ¿Qué resultados puedo esperar?
  • ¿Puedo esperar a ver si la afección desaparece sola?
  • ¿Qué rutina de cuidados de uñas me recomienda mientras se me cura el dedo del pie?

Es probable que el proveedor de atención médica te pregunte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener síntomas?
  • ¿Los síntomas están presentes siempre?
  • ¿Qué tratamientos domésticos has probado?
  • ¿Tienes diabetes u otra enfermedad que cause una mala circulación de la sangre en las piernas o los pies?
Feb. 08, 2022
  1. Office of Patient Education. Ingrown toenail prevention and treatment. Mayo Clinic; 2014.
  2. Dinulos JGH. Nail diseases. In Habif's Clinical Dermatology. 7th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 12, 2021.
  3. High WA, et al., eds. Special considerations in skin of color. In: Dermatology Secrets. 6th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 12, 2021.
  4. Kelly AP, et al., eds. Nail disorders. In: Taylor and Kelly's Dermatology for Skin of Color. 2nd ed. McGraw Hill; 2016. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Oct. 12, 2021.
  5. Avram M, et al., eds. Nail surgery. In: Procedural Dermatology. McGraw Hill Education; 2015.
  6. Foot complications. American Diabetes Association. https://www.diabetes.org/diabetes/complications/foot-complications. Accessed Oct. 12, 2021.
  7. Mayeaux EJ, et al. Ingrown toenail management. American Family Physician. 2019;100:158.
  8. Eekhof JAH, et al. Interventions for ingrowing toenails. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://www.thecochranelibrary.com. Accessed Oct. 12, 2021.
  9. Sokumbi O (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 15, 2021.