Diagnóstico

El médico puede diagnosticar una uña encarnada basado en los síntomas y la exploración física de la uña y la piel alrededor.

Tratamiento

Si los remedios caseros no te ayudaron a mejorar la uña del pie encarnada, tu médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Levantar la uña. Para una uña levemente encarnada (con enrojecimiento y dolor pero sin pus), tu médico podría separar cuidadosamente el borde de la uña y colocar algodón, hilo dental o una férula debajo. Esto separa la uña de la piel que la cubre y ayuda a que la uña crezca por encima del borde de la piel. En casa, necesitará rehidratar el dedo y reemplazar el material diariamente.
  • La remoción parcial de la uña. Para un caso más severo de uña encarnada (enrojecimiento, dolor y pus), su médico podría recortar o quitar la parte encarnada de la uña. Antes de este procedimiento, tu médico podría adormecer temporalmente el dedo inyectándole anestesia.
  • La remoción parcial de la uña y tejido. Si tienes este problema de manera reiterada en el mismo dedo, tu médico podría sugerirte sacar una parte de la uña junto con el tejido subyacente (base de la uña). Este procedimiento podría evitar que esa parte de la uña vuelva a crecer. Tu médico usará un método químico, láser o de otro tipo.

Tu médico también podría recomendar el uso tópico u oral de antibióticos, especialmente si el dedo está infectado o tiene riesgo de infectarse.

Estilo de vida y remedios caseros

La mayoría de las uñas encarnadas pueden tratarse en casa. De la siguiente manera:

  • Remoja los pies en agua tibia. Hazlo durante 15 a 20 minutos, tres o cuatro veces por día. El remojo reduce la hinchazón y alivia la sensibilidad.
  • Coloca algodón o hilo dental debajo de la uña. Después de cada remojo, coloca nuevos trozos de algodón o de hilo dental debajo del borde encarnado. Esto ayudará a que la uña crezca por encima del borde de la piel.
  • Aplica una crema antibiótica. Coloca ungüento antibiótico en el área sensible y venda el dedo.
  • Usa calzado cómodo. Considera el uso de calzado de punta abierta o sandalias hasta que el dedo esté mejor.
  • Toma analgésicos. Los analgésicos de venta libre, como el paracetamol (Tylenol y otros), el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) y el naproxeno sódico (Aleve) podrían ayudar a aliviar el dolor del dedo.

Preparación para la consulta

Tu médico de cabecera o especialista en los pies (podólogo) puede diagnosticar una uña del pie encarnada. Prepara una lista de preguntas para hacerle a tu médico durante tu consulta. Algunas preguntas básicas para hacerle al médico son las siguientes:

  • ¿Mi enfermedad es temporal o de largo plazo (crónica)?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento, y cuáles son las ventajas y las desventajas de cada una?
  • ¿Qué resultados puedo esperar?
  • ¿Puedo esperar a ver si la enfermedad desaparece por sí sola?
  • ¿Qué rutina de cuidados de uñas me recomiendas mientras se cura el dedo del pie?

Es probable que el médico te haga preguntas, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas están presentes siempre?
  • ¿Qué tratamientos caseros has probado?
  • ¿Tienes diabetes u otra enfermedad que cause una mala circulación de sangre en las piernas o los pies?
March 08, 2018
  1. Uña encarnada. American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos). http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=a00154. Último acceso: 25 de octubre de 2016.
  2. Foot care (Cuidado del pie). Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association). http://www.diabetes.org/living-with-diabetes/complications/foot-complications/foot-care.html. Último acceso: 25 de octubre de 2016.
  3. Tintinalli JE, et al. Soft tissue problems of the foot (Problemas en el tejido blando del pie). En: Tintinalli’s Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide (Medicina de urgencias de Tintinalli: guía de estudio exhaustiva). 8.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw Hill Companies; 2016. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 26 de octubre de 2016.
  4. Eekhof JAH, et al. Interventions for ingrowing toenails (Intervenciones para las uñas encarnadas). Cochrane Database of Systematic Reviews (Intervenciones para uñas encarnadas. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas). http://ovidsp.tx.ovid.com/sp-3.22.1b/ovidweb.cgi &S=NHNEFPAFGDDDLOEFNCHKAGOBEOBCAA00&Complete+Reference=S.sh.18%7c1%7c1. Último acceso: 29 de octubre de 2016.
  5. Canale ST, et al. Disorders of nails and skin (Trastornos de las uñas y de la piel). En: Campbells Operative Orthopaedics (Ortopedias Operativas de Campbell). 12.ª ed. Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2013. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 29 de octubre de 2016.
  6. Goldsmith LA, et al., eds. Biology of nails and nail disorders (Biología de las uñas y trastornos de las uñas). En: Fitzpatricks Dermatology in General Medicine (Dermatología en Medicina General de Fitzpatrick). 8.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 29 de octubre de 2016.
  7. Living with diabetes: Foot complications (Vivir con diabetes: complicaciones en el pie). Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association). http://www.diabetes.org/living-with-diabetes/complications/foot-complications/. Último acceso: 29 de octubre de 2016.
  8. Goldstein BG, et al. Paronychia and ingrown toenails (Paroniquia y uñas encarnadas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 29 de octubre de 2016.