Descripción general

El hirsutismo es una afección que consiste en el crecimiento de vello no deseado en mujeres, siguiendo un patrón masculino de distribución. El hirsutismo produce cantidades excesivas de vello oscuro y grueso en zonas del cuerpo en las que típicamente crece el vello masculino: rostro, pecho y espalda.

La cantidad de vello corporal que tengas está determinada en gran parte por tu estructura genética. Existe una amplia variedad en la distribución, en el grosor y en el color del vello normal debido a las diferencias hereditarias. Sin embargo, el hirsutismo es una afección que puede manifestarse debido a un exceso de hormonas masculinas llamadas andrógenos, principalmente la testosterona. También puede deberse a un rasgo hereditario o de familia.

Una combinación de auto-cuidados y terapias médicas hace posible el tratamiento para muchas mujeres con hirsutismo.

Síntomas

El hirsutismo es el crecimiento de vello corporal duro y oscuro, que aparece en partes del cuerpo en las que las mujeres no suelen tener vello: principalmente el rostro, el pecho y la espalda. Lo que se considera excesivo puede variar según la identidad étnica y la cultura.

Cuando niveles demasiado altos de andrógenos provocan hirsutismo, otros signos pueden aparecer con el tiempo, en un proceso llamado virilización. Los signos de la virilización podrían incluir:

  • Voz más grave
  • Calvicie
  • Acné
  • Disminución del tamaño de los senos
  • Aumento de la masa muscular
  • Agrandamiento del clítoris

Causas

En la pubertad, los ovarios de una niña comienzan a producir una combinación de hormonas tanto femeninas como masculinas, lo que provoca el crecimiento de vello en las axilas y en el pubis. Puede producirse hirsutismo si la combinación se desequilibra con una proporción demasiado alta de hormonas masculinas (andrógenos).

Las posibles causas del hirsutismo incluyen:

  • Síndrome de ovario poliquístico. Se trata de la causa más frecuente del hirsutismo y se debe a un desequilibrio de las hormonas sexuales que puede producir períodos menstruales irregulares, obesidad, esterilidad y, en ocasiones, varios quistes en los ovarios.
  • Síndrome de Cushing. Aparece cuando el cuerpo está expuesto a altos niveles de la hormona cortisol. Puede deberse a que las glándulas suprarrenales producen demasiada cantidad de cortisol o puede manifestarse como consecuencia de tomar medicamentos, como la prednisona, durante un período prolongado.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita. Esta afección hereditaria se caracteriza por una producción anormal de hormonas esteroideas, como el cortisol y los andrógenos, por parte de las glándulas suprarrenales.
  • Tumores. Rara vez, un tumor que produce andrógenos en los ovarios o en las glándulas suprarrenales puede causar hirsutismo.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar hirsutismo. Entre estos se incluyen el danazol, que se utiliza para tratar a mujeres con endometriosis, los corticoesteroides sistémicos y la fluoxetina (Prozac), que se utiliza para tratar la depresión.

En ocasiones, el hirsutismo puede presentarse sin ninguna causa identificable. Esto sucede con mayor frecuencia en ciertas poblaciones, como las mujeres de ascendencia mediterránea, de Oriente Medio y de Asia del Sur.

Factores de riesgo

Varios factores pueden estar relacionados con la aparición del hirsutismo, por ejemplo:

  • Antecedentes familiares. Varias afecciones que causan hirsutismo son de familia (hereditarias), por ejemplo, la hiperplasia suprarrenal congénita y el síndrome de ovario poliquístico.
  • Ascendencia. Las mujeres de ascendencia mediterránea, de Oriente Medio y de Asia del Sur tienen mayores probabilidades de tener hirsutismo sin ninguna causa identificable, en comparación con otras mujeres.
  • Obesidad. La obesidad provoca un aumento en la producción de andrógenos, lo que puede empeorar el hirsutismo.

Complicaciones

El hirsutismo puede provocar angustia. Algunas mujeres se sienten acomplejadas por tener vello corporal no deseado. Algunas sufren depresión. Además, aunque el hirsutismo no causa complicaciones físicas, la causa básica del desequilibrio hormonal sí puede provocar complicaciones.

Si tienes hirsutismo y períodos menstruales irregulares, podrías padecer el síndrome de ovario poliquístico, que puede causar esterilidad. Las mujeres que toman medicamentos para tratar el hirsutismo deben evitar quedar embarazadas debido al riesgo de que se produzcan defectos de nacimiento.

Prevención

Por lo general, no es posible prevenir el hirsutismo. Sin embargo, bajar de peso si tienes sobrepeso podría ayudar a reducir el hirsutismo, particularmente si tienes síndrome de ovario poliquístico.

Nov. 05, 2016
References
  1. Barbieri RL, et al. Evaluation of premenopausal women with hirsutism (Evaluación de mujeres premenopáusicas con hirsutismo). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 16 de agosto de 2016.
  2. Hirsutism (Hirsutismo). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/dermatologic-disorders/hair-disorders/hirsutism. Último acceso: 16 de agosto de 2016.
  3. Barbieri RL, et al. Treatment of hirsutism (Tratamiento del hirsutismo). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 16 de agosto de 2016.
  4. Bode D, et al. Hirsutism in women (Hirsutismo en mujeres). American Family Physician (Revista de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia). 2012;85:373.
  5. Blume-Peytavi U. An overview of unwanted female hair (Descripción general del vello femenino no deseado). British Journal of Dermatology (Revista británica de dermatología). 2011;165:19.