Las estatinas son eficaces para reducir el colesterol y proteger contra un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular, aunque pueden provocar efectos secundarios en algunas personas.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los médicos suelen recetar estatinas para las personas con colesterol alto con el fin de reducir su colesterol total y reducir el riesgo de un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Aunque las estatinas son altamente efectivas y seguras para la mayoría de las personas, se han vinculado con el dolor muscular, los problemas digestivos y la confusión mental en algunas personas que las toman y rara vez pueden causar daño hepático.

Las estatinas comprenden atorvastatina (Lipitor), fluvastatina (Lescol XL), lovastatina (Altoprev), pitavastatina (Livalo), pravastatina (Pravachol), rosuvastatina (Crestor, Ezallor) y simvastatina (Zocor, FloLipid).

El colesterol en sangre demasiado alto aumenta el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las estatinas bloquean una sustancia que necesita el hígado para producir colesterol. Esto provoca que el hígado elimine colesterol de la sangre.

Si crees que estás experimentando efectos secundarios de las estatinas, no dejes de tomar las pastillas repentinamente. Habla con tu médico para ver si un cambio de dosis o incluso un tipo diferente de medicamento podría ser útil.

Dolor y daño muscular

Una de las quejas más comunes de las personas que toman estatinas es el dolor muscular. Puedes sentir este dolor como inflamación, cansancio o debilidad en los músculos. El dolor puede ser una molestia leve o puede ser lo suficientemente intenso como para dificultar tus actividades diarias.

Sin embargo, los investigadores han descubierto un efecto "nocebo" cuando se trata de dolor muscular percibido y estatinas. Un efecto "nocebo" significa que las personas que tienen expectativas negativas sobre el informe de un medicamento experimentan el efecto secundario potencial a tasas más altas de las que el medicamento debería causar.

El riesgo real de tener dolor muscular como resultado de tomar estatinas es de alrededor del 5 % o menos en comparación con tomar una pastilla que no contiene medicamento (placebo). Sin embargo, los estudios han descubierto que casi el 30 % de las personas dejaron de tomar las pastillas debido a dolores musculares incluso cuando estaban tomando un placebo.

Un fuerte predictor de que experimentarás dolores musculares al tomar estatinas podría ser si lees o no sobre el efecto secundario potencial.

En muy raras ocasiones, las estatinas pueden causar daño muscular potencialmente mortal llamado rabdomiólisis. La rabdomiólisis puede causar dolor muscular intenso, daño hepático, insuficiencia renal y muerte. El riesgo de efectos secundarios muy graves es sumamente bajo, y se calcula en unos pocos casos por cada millón de personas que toman estatinas. La rabdomiólisis puede ocurrir cuando tomas estatinas en combinación con ciertos medicamentos o si tomas una dosis alta de estatinas.

Daño hepático

Ocasionalmente, el uso de estatinas podría causar un aumento en el nivel de enzimas que indican inflamación del hígado. Si el aumento es solo leve, puedes continuar tomando el medicamento. En raras ocasiones, si el aumento es grave, es posible que necesites probar con una estatina diferente.

Aunque los problemas hepáticos son poco frecuentes, es posible que tu médico solicite una prueba de enzimas hepáticas antes o poco después de que comiences a tomar una estatina. No necesitarías ninguna prueba adicional de enzimas hepáticas a menos que comiences a tener signos o síntomas de problemas con tu hígado.

Consulta con el médico de inmediato si tienes síntomas atípicos como fatiga o debilidad, pérdida de apetito, dolor en la parte superior del abdomen, orina de color oscuro, o piel u ojos de color amarillento.

Aumento del nivel de azúcar en sangre o diabetes de tipo 2

Es posible que tu nivel de azúcar en sangre (glucosa en sangre) aumente cuando tomes una estatina, lo que puede provocar el desarrollo de diabetes de tipo 2. El riesgo es pequeño pero lo suficientemente importante como para que la Administración de Alimentos y Medicamentos haya emitido una advertencia en las etiquetas de las estatinas con respecto a los niveles de glucosa en sangre y la diabetes.

El aumento generalmente ocurre cuando los niveles de azúcar en sangre ya están más altos de lo normal y caen en el rango de prediabetes o diabetes cuando comienzas a tomar una estatina.

Las estatinas previenen ataques cardíacos en personas con diabetes, por lo que no está clara la relevancia del leve aumento de los valores de azúcar con estatinas observado en algunas personas. El beneficio de tomar estatinas probablemente supere el pequeño riesgo de que el nivel de azúcar en sangre aumente. Si tienes alguna inquietud, consulta con el médico.

Efectos secundarios neurológicos

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) advierte en las etiquetas de las estatinas que algunas personas han desarrollado pérdida de memoria o confusión mientras toman estatinas. Estos efectos secundarios se revierten una vez que dejas de tomar el medicamento. Existe evidencia limitada para demostrar una relación causa-efecto, pero habla con tu médico si experimentas pérdida de memoria o confusión mientras tomas estatinas.

También ha habido evidencia de que las estatinas pueden ayudar con la función cerebral, en personas con demencia, por ejemplo. Esto todavía se está estudiando. No dejes de tomar tu medicamento de estatinas antes de hablar con tu médico.

No todas las personas que toman estatinas tienen efectos secundarios, pero algunas personas pueden tener un mayor riesgo que otras. Los factores de riesgo incluyen los siguientes:

  • Tomar múltiples medicamentos para reducir el colesterol
  • Ser de sexo femenino
  • Tener una estructura corporal más pequeña
  • Tener 80 años o más
  • Tener enfermedad renal o hepática
  • Beber demasiado alcohol
  • Tener ciertas afecciones como hipotiroidismo o trastornos neuromusculares, como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA)

El jugo de pomelo contiene un químico que puede interferir en las enzimas que descomponen (metabolizan) las estatinas en tu sistema digestivo. Aunque no necesitarás eliminar el pomelo por completo de tu dieta, pregúntale a tu médico acerca de la cantidad de pomelo que puedes comer.

Algunos medicamentos que pueden interactuar con las estatinas y aumentar el riesgo de sufrir efectos secundarios:

  • Amiodarona (Cordarone, Pacerone), un medicamento para el tratamiento de los ritmos cardíacos irregulares
  • Gemfibrozilo (Lopid), otra variedad de medicamentos para reducir el colesterol
  • Tratamientos contra el VIH llamados inhibidores de la proteasa, como el saquinavir (Invirase) y el ritonavir (Norvir)
  • Algunos antibióticos y antifúngicos, como la claritromicina y el itraconazol (Onmel, Sporanox)
  • Algunos medicamentos inmunosupresores, como la ciclosporina (Gengraf, Neoral, Sandimmune)

Existen muchos medicamentos que pueden interactuar con las estatinas, así que asegúrate de que tu médico esté al tanto de todos los medicamentos que tomas cuando te receten estatinas.

Para aliviar los efectos secundarios que se cree que son causados por las estatinas, el médico puede recomendar varias opciones. Habla sobre estos pasos con tu médico antes de probarlas:

  • Tómate un breve descanso de la terapia con estatinas. Algunas veces es difícil saber si los dolores musculares u otros problemas que tengas son efectos secundarios de las estatinas o simplemente parte del proceso de envejecimiento. Tomarte un descanso puede ayudarte a determinar si los dolores y las molestias se deben a las estatinas en lugar de a otra cosa.
  • Cambia a otro medicamento con estatinas. Es posible, aunque poco probable, que una estatina en particular te cause efectos secundarios, mientras que otra no. Se cree que es más probable que la simvastatina (Zocor) cause dolor muscular como efecto secundario que otras estatinas cuando se toma en dosis altas.
  • Cambia la dosis. Al reducir la dosis, es posible que disminuyan algunos de los efectos secundarios, pero también pueden reducirse algunos de los beneficios para reducir el colesterol que tiene el medicamento. Otra opción es tomar el medicamento cada dos días, especialmente si tomas una estatina que permanece en la sangre durante varios días. Habla con el médico para determinar si esto es apropiado para ti.
  • Tómatelo con calma cuando hagas ejercicio. El ejercicio intenso que no haces habitualmente podría aumentar el riesgo de lesión muscular. Es mejor hacer cambios en la rutina de ejercicios de manera más gradual. El ejercicio también causa dolor muscular, por lo que a veces es difícil saber si el dolor proviene de las estatinas o del ejercicio en alguien que acaba de iniciar un programa de ejercicios.
  • Considera otros medicamentos para reducir el colesterol. Aunque las estatinas son los medicamentos orales más eficaces para reducir el colesterol, también hay otros tipos de medicamentos disponibles. Algunas veces, tomar una combinación de medicamentos para el colesterol puede proporcionar el mismo resultado con dosis más bajas de estatinas.
  • Prueba los suplementos de coenzima Q10. Los suplementos de coenzima Q10 pueden ayudar a prevenir los efectos secundarios de las estatinas en algunas personas, aunque se necesitan más estudios para determinar los beneficios de tomarlos. Habla primero con tu médico para asegurarte de que el suplemento no interactúe con ninguno de tus otros medicamentos.

Aunque los efectos secundarios que se creen que son causados por las estatinas pueden ser molestos, considera los beneficios de tomar un medicamento con estatina antes de decidir dejar de tomar tu medicamento. Recuerda que los medicamentos con estatinas pueden reducir el riesgo de padecer un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, y el riesgo de efectos secundarios potencialmente mortales de las estatinas es muy bajo.

Si has leído sobre los posibles efectos secundarios de las estatinas, es más probable que culpes a la medicación por los síntomas, sin importar si son o no realmente causados por el medicamento.

Incluso si los efectos secundarios son frustrantes, no dejes de tomar tu medicamento con estatinas por ningún período sin hablar primero con tu médico. Tu médico podría idear un plan de tratamiento alternativo que puede ser útil para bajar el colesterol sin efectos secundarios incómodos.

Sept. 14, 2019