Si tienes enfermedades cardíacas, una vacuna contra la influenza puede reducir tu riesgo de complicaciones graves de la gripe. Infórmate sobre los beneficios de la vacuna contra la influenza, y dónde pueden dártela.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La gripe (influenza) es una infección viral contagiosa de la nariz, la garganta, y los pulmones (infección respiratoria). Si tienes enfermedades cardíacas, es importante tomar medidas para protegerte contra la gripe. Es más probable que las personas que tienen enfermedades cardíacas presenten complicaciones de la gripe.

Puedes reducir tu riesgo de la gripe y sus complicaciones si te das una vacuna anual contra la influenza. Aunque la vacuna anual contra la influenza no sea 100% efectiva, es tu mejor defensa contra esta enfermedad. Los médicos han recomendado desde hace mucho tiempo que los adultos mayores y otros grupos a alto riesgo — lo que incluye a las personas con enfermedades cardíacas — se den la vacuna.

Si tienes enfermedades cardíacas, es más probable que presentes complicaciones de la influenza. Las complicaciones de la influenza incluyen:

  • neumonía
  • bronquitis
  • insuficiencia pulmonar
  • ataque cardíaco
  • muerte

Tener influenza también puede hacer que empeoren la insuficiencia cardíaca, la diabetes, el asma, y otras afecciones pre-existentes.

Los investigadores continúan estudiando activamente los beneficios y los riesgos de las vacunas anuales contra la influenza entre las personas con enfermedades cardíacas, incluyendo la insuficiencia cardíaca. Algunos estudios sugieren que la vacuna contra la influenza reduce el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, y de muerte por un accidente cardiovascular en las personas que tienen enfermedades cardíacas. Pero se necesita más investigación para confirmar esos resultados.

La vacuna contra la gripe no presenta riesgos para la mayoría de la gente con enfermedades cardíacas.

La vacuna en aerosol nasal (FluMist) no se recomienda para las personas con enfermedades cardíacas o que tienen 65 años de edad o son mayores. A diferencia de la vacuna contra la influenza, la vacuna en forma de aerosol nasal está hecha con un virus activo.

La vacuna contra la influenza generalmente se da en forma de inyección en la parte superior del brazo. Algunas personas presentan efectos secundarios temporales, como dolor leve en el lugar donde se dio la inyección, dolores en los músculos, o una fiebre baja. No puedes contagiarte con la gripe ni con la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) por la vacuna contra la influenza.

Consulta con el médico antes de darte la vacuna contra la gripe si:

  • tienes, o piensas que tienes la COVID-19
  • previamente has tenido una reacción alérgica grave a la vacuna
  • tienes antecedentes del síndrome de Guillain-Barré que se presentaron después de darte la vacuna contra la influenza
  • tienes fiebre en el momento en que vas a darte la vacuna

Puedes darte la vacuna aunque tengas alergia a los huevos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que todos, a partir de los 6 meses de edad, se vacunen anualmente contra la influenza. Hay una vacuna de alta dosis para los adultos de 65 años o mayores.

Es mejor darse la vacuna en septiembre u octubre. Pero si todavía no hay vacunas disponibles o si aún no te la has dado, puedes dártela hasta enero, y a veces incluso más tarde.

Durante la pandemia de la COVID-19, es más importante que nunca darte una vacuna contra la influenza (gripe). Tanto la COVID-19 como la gripe pueden propagarse al mismo tiempo. Las dos infecciones pueden causar síntomas similares. La vacuna contra la gripe puede reducir los síntomas que quizás se confundan con los causados por la COVID-19. Pero la vacuna contra la gripe no previene la COVID-19.

Si vives con una persona que tiene enfermedades cardíacas o la cuidas, es una buena idea que tú también te des una vacuna anual contra la influenza. Darte esta vacuna baja el riesgo de infección para ti y para los que te rodean.

No tienes que darte la vacuna contra la influenza con tu cardiólogo. Esta vacuna se puede obtener de los médicos de atención primaria, de los departamentos de salud pública, y en algunas farmacias. Lo mejor es llamar con antelación para determinar si tienen la vacuna contra la influenza y si necesitas una cita.

Oct. 16, 2020