Descripción general

El estreptococo del grupo B (estreptococo) es una bacteria que comúnmente se encuentra en los intestinos o el tracto genital inferior. La bacteria suele ser inofensiva en los adultos sanos. No obstante, en los recién nacidos puede provocar una enfermedad grave conocida como enfermedad estreptocócica del grupo B.

El estreptococo del grupo B también puede provocar infecciones peligrosas en adultos con ciertas afecciones crónicas, como diabetes o enfermedades hepáticas. Los adultos mayores también tienen mayor riesgo de contraer una enfermedad por el estreptococo del grupo B.

Si eres un adulto sano, no tienes que preocuparte por el estreptococo del grupo B. Si estás embarazada, solicita un análisis de detección del estreptococo del grupo B durante el tercer trimestre de embarazo. Si tienes el estreptococo del grupo B, un tratamiento con antibióticos puede proteger al bebé durante el trabajo de parto.

Síntomas

Bebés

La mayoría de los bebés que nacen de madres portadoras del estreptococo del grupo B son sanos. Pero los pocos que están infectados por estreptococos del grupo B durante el trabajo de parto pueden enfermarse gravemente.

En los bebés, la enfermedad producida por estreptococos del grupo B puede ocurrir a las seis horas de nacer (inicio temprano), o semanas o meses después del nacimiento (inicio tardío).

Algunos signos y síntomas son:

  • Fiebre
  • Temperatura corporal baja
  • Dificultad para alimentarse
  • Pereza, flacidez o tono muscular débil
  • Dificultad para respirar
  • Irritabilidad
  • Nerviosismo
  • Convulsiones
  • Erupción
  • Ictericia

Adultos

Muchos adultos pueden ser portadores del estreptococo del grupo B en el cuerpo, generalmente en el intestino, la vagina, el recto, la vejiga o la garganta, y no tienen signos ni síntomas.

Sin embargo, en algunos casos, el estreptococo del grupo B puede causar una infección de las vías urinarias u otras infecciones más graves. Los signos y síntomas de las infecciones que puede causar el estreptococo del grupo B incluyen los siguientes:

Infección de las vías urinarias

  • Necesidad intensa y constante de orinar
  • Sensación de ardor o dolor al orinar
  • Orinar frecuentemente en pequeñas cantidades
  • Orina de color rojo, rosa brillante o amarronado (un signo de sangre en la orina)
  • Dolor pélvico

Infección de la sangre (bacteriemia)

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Confusión o falta de atención

Neumonía

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho cuando respiras o toses

Infección de la piel o de los tejidos blandos

  • Hinchazón, calor o enrojecimiento en la zona de la infección
  • Dolor en la zona de la infección
  • Lesiones con pus o secreción

Infección de los huesos y las articulaciones

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Hinchazón, calor o enrojecimiento en la zona de la infección
  • Dolor en la zona de la infección
  • Rigidez o incapacidad para usar una extremidad o articulación

Cuándo consultar con el médico

Si tienes signos o síntomas de infección por estreptococo del grupo B, particularmente si estás embarazada, tienes una afección médica crónica o eres mayor de 65 años, comunícate de inmediato con tu médico.

Si notas que tu bebé tiene signos o síntomas de la enfermedad por estreptococo del grupo B, comunícate inmediatamente con el médico de tu bebé.

Causas

Muchas personas sanas son portadoras de la bacteria estreptococo del grupo B en sus cuerpos. Tú puede ser portador de la bacteria en tu cuerpo por un corto período de tiempo (puede ir y venir), o puede ser que siempre la tengas. Las bacterias estreptococo del grupo B no se trasmiten por vía sexual, y tampoco por la comida o el agua. Se desconoce cómo se transmiten las bacterias a otras personas que no sean recién nacidos.

El estreptococo del grupo B puede propagarse a un bebé durante un parto vaginal si el bebé está expuesto a fluidos que contienen estreptococo del grupo B, o si los traga.

Factores de riesgo

Bebés

Un bebé corre mayor riesgo de padecer la enfermedad por estreptococo del grupo B si:

  • La madre lleva estreptococos del grupo B en su cuerpo.
  • El bebé nace prematuro (antes de las 37 semanas).
  • La madre rompe bolsa 18 horas o más antes del parto.
  • La madre tiene una infección de los tejidos de la placenta y del líquido amniótico (corioamnionitis).
  • La madre tiene una infección del tracto urinario durante el embarazo.
  • La temperatura de la madre es superior a 100,4  F (38  C) durante el trabajo de parto.
  • La madre previamente dio a luz a un bebé con enfermedad por estreptococo del grupo B.

Adultos

Los adultos de 65 años o más tienen mayor riesgo de contraer una enfermedad por el estreptococo del grupo B. También tienes un mayor riesgo si tienes una enfermedad que afecta el sistema inmunitario u otras enfermedades graves, incluidas las siguientes:

  • Diabetes
  • Infección por VIH
  • Enfermedad hepática
  • Enfermedad cardíaca
  • Cáncer o antecedentes de cáncer

Complicaciones

La infección por estreptococos del grupo B puede llevar a complicaciones que ponen en riesgo la vida de los bebés, incluidas:

  • Neumonía
  • Inflamación de las membranas y del líquido que rodea el cerebro y la médula espinal (meningitis)
  • Infección en el torrente sanguíneo (bacteriemia)

Si estás embarazada, el estreptococo del grupo B puede causar lo siguiente:

  • Infección de las vías urinarias
  • Infección de la placenta y del líquido amniótico (corioamnionitis)
  • Infección de la membrana que recubre el útero (endometritis)
  • Bacteriemia

Si eres un adulto mayor o tienes una afección de salud crónica, la bacteria estreptococo del grupo B puede causar cualquiera de las siguientes afecciones:

  • Infección de la piel
  • Bacteriemia
  • Infección de las vías urinarias
  • Neumonía
  • Infecciones en los huesos y en las articulaciones
  • Infección de las válvulas cardíacas (endocarditis)
  • Meningitis

Prevención

Si estás embarazada, el American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos) recomienda un análisis para la detección de estreptococos del grupo B entre las semanas 36 y 37 del embarazo. El doctor tomará muestras de la vagina y del recto con un hisopo y las enviará a un laboratorio para analizarlas.

Un resultado positivo significa que eres portadora del estreptococo del grupo B. Esto no quiere decir que estés enferma o que tu bebé se verá afectado, sino que tienes un mayor riesgo de trasmitirle la bacteria al bebé.

Para evitar que las bacterias del grupo B se propaguen a tu bebé durante el trabajo de parto o el parto, el médico puede darte un antibiótico intravenoso (generalmente penicilina o un medicamento relacionado) cuando comiences con el trabajo de parto.

Si eres alérgica a la penicilina o a medicamentos relacionados, podrías recibir clindamicina o vancomicina como alternativa. Como no se conoce bien la eficacia de estas alternativas, se controlará a tu bebé durante un máximo de 48 horas.

Tomar antibióticos orales con anticipación no ayudará, porque la bacteria puede volver antes de que comience el trabajo de parto.

También se recomienda el tratamiento con antibióticos durante el trabajo de parto si:

  • Tienes una infección de las vías urinarias
  • Diste a luz a un bebé anterior con la enfermedad por estreptococos del grupo B
  • Desarrollas fiebre durante el trabajo de parto
  • No has dado a luz a tu bebé dentro de las 18 horas desde la ruptura de la fuente
  • Entras en trabajo de parto antes de las 37 semanas y no te examinaron en busca de estreptococos del grupo B

Vacunas en proceso de investigación

Si bien aún no está disponible, los investigadores están trabajando en una vacuna contra los estreptococos del grupo B que podría ayudar a prevenir las infecciones en el futuro.