Descripción general

El síndrome de Gilbert es una enfermedad hepática frecuente e inofensiva en la cual el hígado no procesa la bilirrubina de manera adecuada. La bilirrubina se produce por la descomposición de los glóbulos rojos.

Si padeces síndrome de Gilbert (también conocido como «disfunción hepática constitucional» e «ictericia no hemolítica familiar») naces con esta enfermedad como resultado de una mutación genética hereditaria. Es posible que no sepas que tienes esta afección hasta que se descubre por accidente, por ejemplo, cuando en un análisis de sangre se observan niveles elevados de bilirrubina.

El síndrome de Gilbert no requiere tratamiento.

Síntomas

El único indicio de la enfermedad de Gilbert es que la piel y la parte blanca de los ojos, a veces, adquieren un tinte amarillento (ictericia), debido a un leve aumento en los niveles de bilirrubina en la sangre. Estos son algunos de los trastornos y de las situaciones que pueden aumentar los niveles de bilirrubina y, por lo tanto, provocar la ictericia en las personas que padecen síndrome de Gilbert:

  • Enfermedad, como un resfrío o influenza
  • Ayuno o ingerir una dieta que contenga muy pocas calorías
  • Deshidratación
  • Menstruación
  • Estrés
  • Ejercicios extenuantes
  • Falta de sueño

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico si tienes ictericia, la cual puede tener muchas causas posibles.

Causas

Un gen anormal que se hereda de los padres causa el síndrome de Gilbert. Este gen suele controlar una enzima que ayuda a descomponer la bilirrubina en el hígado. Con un gen ineficaz, se acumula una cantidad en exceso de bilirrubina en la sangre.

Procesamiento normal de la bilirrubina en el organismo

La bilirrubina es un pigmento amarillento que se produce cuando el cuerpo destruye los glóbulos rojos. La bilirrubina se desplaza por el torrente sanguíneo hacia el hígado, donde, por lo general, una enzima descompone la bilirrubina y la elimina del torrente sanguíneo.

La bilirrubina pasa desde el hígado hasta los intestinos con bilis. Luego, se expulsa en las heces. Una pequeña cantidad de bilirrubina permanece en la sangre.

Cómo se hereda el gen anormal entre familias

El gen anormal que causa el síndrome de Gilbert es frecuente. Muchas personas portan una copia de este gen. En la mayoría de los casos, se necesitan dos copias anormales para provocar el síndrome de Gilbert.

Factores de riesgo

Si bien el síndrome de Gilbert está presente desde el nacimiento, no se nota hasta la pubertad o después, ya que la producción de bilirrubina aumenta durante esta etapa. En los siguientes casos, tienes más riesgo de padecer el síndrome de Gilbert:

  • Ambos padres tienen el gen anormal que provoca este trastorno
  • Si eres hombre

Complicaciones

El nivel bajo de la enzima que procesa la bilirrubina que provoca el síndrome de Gilbert también podría acentuar los efectos secundarios de determinados medicamentos debido a que la enzima participa en la eliminación de esos medicamentos del cuerpo.

Algunos de estos medicamentos son:

  • Irinotecán (Camptosar), un medicamento de quimioterapia para tratar el cáncer
  • Algunos inhibidores de proteasa usados para tratar el VIH

Si padeces el síndrome de Gilbert, habla con el médico antes de tomar medicamentos nuevos. Además, ciertos tipos de síndrome de Gilbert podrían aumentar el riesgo de padecer cálculos biliares.