Por lo general, los síntomas de la fibromialgia son similares a los de otros trastornos. Determinar la verdadera causa de los síntomas es fundamental para recibir el tratamiento adecuado.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Algunos de los síntomas de la fibromialgia pueden ser dolor generalizado en el cuerpo, fatiga, dificultades para dormir y problemas del estado de ánimo. Sin embargo, todos estos síntomas son frecuentes en muchas otras enfermedades. Y debido a que los síntomas de la fibromialgia pueden presentarse solos o junto con otras enfermedades, puede llevar tiempo distinguir cuál es la causa de cada síntoma. Lo que hace que la situación sea incluso más confusa es que los síntomas de la fibromialgia pueden aparecer y desaparecer con el tiempo.

Por ese motivo, puede llevar un largo tiempo hasta que se la diagnostique.

La fibromialgia no se puede confirmar ni descartar con facilidad mediante un simple análisis de laboratorio. El médico no puede detectarla en tu sangre ni verla en una radiografía. La fibromialgia parece estar vinculada con cambios en la forma en que el cerebro y la médula espinal procesan las señales de dolor.

Dado que no existe un análisis para detectar la fibromialgia, el médico debe basarse únicamente en el grupo de síntomas para hacer un diagnóstico.

En las pautas del American College of Rheumatology (Colegio Estadounidense de Reumatología) para el diagnóstico de la fibromialgia, uno de los criterios es el dolor generalizado en todo el cuerpo durante al menos tres meses. "Generalizado" se define como dolor en ambos lados del cuerpo, y también arriba y abajo de la cintura.

Otras características frecuentes de la fibromialgia suelen ser más dolor cuando se aplica presión firme en zonas específicas del cuerpo, llamadas «puntos sensibles». En el pasado, el diagnóstico de fibromialgia requería que al menos 11 de estos 18 puntos tuvieran un resultado positivo de sensibilidad.

Sin embargo, los síntomas de la fibromialgia pueden aparecer y desaparecer, por lo que un día se podrían tener 11 puntos sensibles, mientras que otro día, solamente 8. Y muchos médicos generales no sabían bien cuánta presión debían aplicar durante un examen de puntos sensibles. Si bien puede que los especialistas o investigadores aún usen los puntos sensibles, se ha elaborado una serie de pautas alternativas para que los médicos usen en la práctica general.

Estos nuevos criterios de diagnóstico comprenden:

  • Dolor generalizado que dura por lo menos tres meses
  • Presencia de otros síntomas, como fatiga, cansancio al despertarse y dificultad para pensar
  • Ausencia de otra afección preexistente que puede estar causando los síntomas

Es importante determinar si los síntomas se deben a algún otro problema oculto. Algunos culpables frecuentes son:

  • Enfermedades reumáticas. Algunas afecciones, como la artritis reumatoide, el síndrome de Sjögren y el lupus, pueden comenzar con dolores generalizados.
  • Problemas de salud mental. Los trastornos como la depresión y la ansiedad a menudo presentan dolores generalizados.
  • Trastornos neurológicos. En algunos casos, la fibromialgia provoca entumecimiento y hormigueo, síntomas que se parecen a los de trastornos como la esclerosis múltiple y la miastenia grave.

Si bien no existe un análisis de laboratorio para confirmar el diagnóstico de fibromialgia, el médico posiblemente quiera descartar otras enfermedades con síntomas similares. Los análisis de sangre pueden comprender:

  • Hemograma completo
  • Velocidad de eritrosedimentación
  • Análisis de la función tiroidea
  • Niveles de vitamina D

El médico también puede someterte a una exploración física exhaustiva de los músculos y las articulaciones, así como a un examen neurológico para buscar otras causas de los síntomas. Si existe la probabilidad de que tengas apnea del sueño, es posible que el médico recomiende un estudio del sueño.

Las personas que tienen fibromialgia también suelen levantarse cansadas, incluso después de haber dormido continuamente durante más de ocho horas. Los períodos breves de cansancio físico o mental pueden dejarlas agotadas. También es posible que tengan problemas con la memoria a corto plazo y la capacidad de concentrarse. Si tienes estos síntomas, el médico podría pedirte que clasificaras qué tan gravemente afectan tus actividades diarias.

A menudo, la fibromialgia coexiste con otros problemas de salud, de modo que el médico también podría preguntarte si tienes:

  • Síndrome del intestino irritable
  • Dolores de cabeza
  • Dolor en la mandíbula
  • Ansiedad o depresión
  • Micciones frecuentes o dolorosas

En algunos casos, los síntomas de la fibromialgia comienzan poco después de que una persona ha sufrido un evento mental o físicamente traumático, como un accidente automovilístico. Las personas con trastorno de estrés postraumático parecen tener tendencia a padecer fibromialgia, por lo que el médico puede preguntarte si has sufrido eventos traumáticos recientemente.

Como el factor genético parece intervenir en la fibromialgia, es posible que el médico también quiera saber si otros miembros de tu familia inmediata han sufrido síntomas similares.

Toda esta información en conjunto puede darle a tu médico una mejor idea de la causa de tus síntomas. Y determinar esto es fundamental para crear un plan de tratamiento eficaz.

Nov. 08, 2014