Por lo general, los síntomas de la fibromialgia son similares a los de otros trastornos. Determinar la verdadera causa de los síntomas es fundamental para recibir el tratamiento adecuado.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los síntomas de la fibromialgia incluyen dolor corporal generalizado, fatiga, sueño no reparador y problemas del estado de ánimo. Pero todos estos síntomas son comunes a muchas otras afecciones. Y como los síntomas de la fibromialgia pueden ocurrir solos o junto con otras afecciones, puede llevar tiempo determinar qué síntoma es causado por qué problema.

Para confundir aún más todo, los síntomas de la fibromialgia pueden aparecer y desaparecer con el tiempo. Es por eso que puede llevar mucho tiempo pasar de los síntomas de la fibromialgia a un diagnóstico de fibromialgia.

Aparentemente, la fibromialgia se vincula con cambios en la manera en que el cerebro y la médula espinal procesan las señales de dolor. Como resultado, tu médico suele basarse en el grupo de síntomas que experimentas para realizar el diagnóstico.

Las pautas para el diagnóstico del Colegio Estadounidense de Reumatología ahora incluyen dolor generalizado en todo el cuerpo durante, por lo menos, tres meses. "Generalizado" se define como dolor en ambos lados del cuerpo, y también por encima y por debajo de la cintura.

La fibromialgia también se caracteriza por un dolor adicional cuando se aplica una presión firme en áreas específicas del cuerpo, llamadas puntos hipersensibles o puntos dolorosos. En el pasado, al menos 11 de estos 18 puntos tenían que dar positivo para la sensibilidad a fin de diagnosticar la fibromialgia.

Sin embargo, dado que los síntomas de la fibromialgia pueden aparecer y desaparecer, una persona puede tener 11 puntos hipersensibles un día, pero solo ocho puntos hipersensibles otro día. Y muchos médicos no estaban seguros de cuánta presión aplicar durante un examen de puntos hipersensibles.

Si bien los especialistas o investigadores todavía pueden usar puntos hipersensibles, ya no son necesarios para que tu médico de familia haga un diagnóstico de fibromialgia.

Es importante determinar si tus síntomas son consecuencia de algún otro problema. Las causas comunes incluyen lo siguiente:

  • Enfermedades reumáticas. Ciertas afecciones, como la artritis reumatoide, el síndrome de Sjogren y el lupus, pueden comenzar con dolores y molestias generalizadas.
  • Problemas de salud mental. Los trastornos como la depresión y la ansiedad suelen producir dolores y molestias generalizadas.
  • Trastornos neurológicos. En algunas personas, la fibromialgia causa entumecimiento y hormigueo, síntomas que se asemejan a los de trastornos como la esclerosis múltiple y la miastenia gravis.

Es posible que tu médico desee descartar otros trastornos que presentan síntomas similares. Los análisis de sangre pueden comprender:

  • Hemograma completo
  • Velocidad de eritrosedimentación
  • Prueba de péptidos citrulinados cíclicos
  • Factor reumatoide
  • Pruebas de la función tiroidea
  • Anticuerpos antinucleares
  • Serología celíaca
  • Vitamina D

El médico también puede realizar un examen físico detallado de tus músculos y articulaciones, y también un examen neurológico para buscar otras causas para tus síntomas. Si existiese la posibilidad de que padezcas apnea del sueño, el médico podría recomendar un estudio del sueño.

Las personas que tienen fibromialgia también suelen levantarse cansadas, incluso después de haber dormido continuamente durante más de ocho horas. Los períodos breves de cansancio físico o mental pueden dejarlas agotadas. También es posible que tengan problemas con la memoria a corto plazo y la capacidad de concentrarse. Si tienes estos síntomas, el médico podría pedirte que clasificaras qué tan gravemente afectan tus actividades diarias.

A menudo, la fibromialgia coexiste con otros problemas de salud, de modo que el médico también podría preguntarte si tienes:

  • Síndrome del intestino irritable
  • Dolores de cabeza
  • Dolor en la mandíbula
  • Ansiedad o depresión
  • Micciones frecuentes o dolorosas

En algunos casos, los síntomas de fibromialgia comienzan poco después de que una persona ha sufrido un episodio traumático mental o físicamente, como un accidente automovilístico. Las personas con trastorno por estrés postraumático parecen ser más propensas a presentar fibromialgia, por lo que es posible que el médico te pregunte si has tenido algún episodio traumático en el último tiempo.

Dado que la fibromialgia parece involucrar factores genéticos, también es posible que el médico quiera saber si alguien de tu familia inmediata ha presentado síntomas parecidos.

En conjunto, toda esta información le permitirá a tu médico tener un panorama más claro de qué puede estar provocando tus síntomas. Y eso es fundamental para elaborar un plan de tratamiento eficaz.

Sept. 18, 2020